6 maneras de ahorrar sin dolor

Recortar los gastos de esparcimiento puede ser difícil, así que esta pareja te comparte su método sin dejar de divertirte.
Alcancía.  Busca alternativas para guardar dinero sin olvidarte de tus gustos.  (Foto: iStock)
Por: KATHRYN VASEL
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Todo el mundo sabe que abstenerse del cafecito diario y reducir las salidas al restaurante ayudan a ahorrar. Pero seamos honestos, eso puede aguar la fiesta, sobre todo a los jóvenes ahorradores.

Sin embargo, hay maneras de ahorrar sin tener que pasar las noches encerrados en casa. Cuando Mary Wheeler y su esposo querían hacer su alcancía para comprar su primera casa, intentaron seguir los típicos consejos que implican recortar gastos, pero no les funcionaba.

"He leído todos los artículos que dicen que dejes de comer fuera y dejes de hacer esto y lo otro... Nos parecía demasiado drástico. Somos jóvenes, tenemos amigos y nos gusta salir, como a todos los demás", dijo Wheeler, de 30 años, quien trabaja a tiempo completo en una universidad en el área de Boston. "Cuando eres joven, quieres salir y divertirte".

Así que la pareja decidió averiguar cómo aumentar sus ahorros sin tener que sacrificar tanto su estilo de vida. Su primer paso fue estimar cuánto dinero necesitaban ahorrar. Empezaron en septiembre pasado y se fijaron una meta de 60,000 dólares para mayo de 2018.

Hasta ahora han ahorrado 20,000, mientras siguen pagando el alquiler, los préstamos estudiantiles, las letras del automóvil y aportan a su plan de retiro.

Estos son algunos consejos para ahorrar sin afectar drásticamente tu estilo de vida:

1. Registra tus ahorros

Mantener un registro de todas tus compras puede ayudar a identificar cualquier gasto innecesario indicándote dónde puedes recortar. También puede ser un gran motivador.

Wheeler admitió que había momentos en que la meta de 60,000 dólares parecía abrumadora. Así que crearon una hoja de cálculo Excel para registrar todos sus ahorros y hacer que su titánico objetivo parezca más alcanzable. "Es genial verlos crecer, eso visualmente nos ayudó mucho".

La pareja estableció una cuenta de ahorros separada para el fondo destinado a la casa, donde colocaban cerca de 10% de sus ingresos mensuales, junto con sus devoluciones de impuestos.

2. Regatea

¿Notas un rayón en esa mesita que planeas comprar? ¿O crees que pagas mucho por el cable? Atrévete a pedir un descuento, sugirió Ted Braun, planificador financiero en Hoover Financial Advisors.

"Como consumidor, soy un pesado cada vez que entro a una tienda", agregó Braun, también un consumidor millennial. Hace poco salió a comprar un nuevo televisor, pero debido a que la tienda sólo tenía el modelo en exhibición, el empleado le ofreció un descuento de 20%. Braun presionó y pidió el 50%. Terminó pagando 280 por un televisor de 500 dólares.

3. Aprovecha los beneficios del trabajo

Muchos empleadores ofrecen descuentos a los trabajadores en cosas como desplazamientos, planes de telefonía celular y membresías de gimnasio, así que lee los manuales de empleados o contacta a tu departamento de Recursos Humanos.

A Wheeler su trabajo le reembolsa la mitad de su factura mensual de internet en casa, recibe 130 dólares para gastos de traslado todos los meses y su empleador cubre toda su factura de teléfono celular. Su marido ahorra 20% al mes en su cuenta de teléfono gracias a un programa del trabajo.

4. Usa efectivo para los gastos discrecionales

Al comienzo de la semana, Wheeler saca 50 dólares en efectivo para cubrir sus gastos discrecionales en cosas como café, manicura o cenar fuera. Una vez que lo gasta, no lo repone.

"Me pareció que era bastante útil", afirmó. "Si ocultas tus tarjetas de crédito y débito, si no tienes el efectivo, entonces no puedes comprarlo".

Si le sobra dinero al final de la semana lo guarda en un frasco de la cocina. Y cada vez que tiene en su cartera un billete de un dólar, también van directamente al frasco. Cuando acumula unos 50, deposita el dinero del frasco en su cuenta para la casa.

5. Usa las tarjetas de crédito correctas

El mercado de las tarjetas de crédito está saturado con plásticos que ofrecen diferentes ventajas. Analiza tus gastos y encuentra aquellas que ofrezcan las mejores recompensas que coincidan con tus hábitos.

Por ejemplo, si las compras de comestibles y el gas constituyen la mayor parte de tu presupuesto, busca la tarjeta que ofrezca la mayor cantidad de reembolso en esas dos áreas.

6. Aprovecha los programas de recompensas

Aunque puede ser una molestia llevar en tu cartera varias tarjetas de fidelización y de recompensas y recordar usarlas, estos plásticos pueden traerte ahorros y descuentos considerables.

Además, sitios web como Ebates y Upromise hacen que sea fácil obtener un reembolso cuando compras con determinados minoristas en línea.

Ebates sólo requiere que hagas clic en su portal antes de comprar en línea y también ofrece devolver dinero en la tarjeta de la tienda en algunos comercios. Upromise permite a los miembros ahorrar para la universidad devolviendo dinero con algunas compras elegibles que se canaliza directamente a una cuenta educativa.

En el último año y medio, Braun ha logrado poner 275 dólares en el plan de su hija usando Upromise. "No pagará la universidad, pero es dinero gratis".

Ahora ve
Así se escucha Mafalda hablando en guaraní
No te pierdas
×