La hipoteca inversa ahora es una posibilidad para los adultos mayores de la CDMX

La figura entrará en vigor a partir de este martes y pretende que los adultos mayores cuenten con una vivienda y una pensión para sus necesidades básicas.
Avalúo  Los bancos deberán hacer cada dos años un avalúo de la vivienda por la que el interesado está recibiendo una pensión.  (Foto: iStock/gerenme)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El Código Civil de la Ciudad de México incluirá a partir de este martes la figura de hipoteca inversa, que prevé aspectos sobre la vivienda habitual y propia de la persona adulta mayor.

La hipoteca inversa es la que se constituye sobre un inmueble, que es la vivienda habitual o propia de la persona adulta mayor, a fin de garantizar la deuda que le concede la entidad financiera para cubrir sus necesidades económicas de vida, de acuerdo con el decreto publicado por el gobierno capitalino en la Gaceta Oficial.

Para ejercerla, las personas interesadas podrán requerir la constitución de un fideicomiso a su favor en el cual la entidad financiera acreditante actuará como fideicomitente, una institución financiera diferente del acreditante como fiduciario y la Secretaría de Desarrollo Social de la Ciudad de México como fideicomisario.

Mediante el contrato de hipoteca inversa, la entidad financiera se obliga a pagar, en una sola exhibición o en forma periódica, el monto del crédito otorgado a la persona adulta mayor o a su beneficiario que deberá ser su cónyuge, concubina o concubinario de edad igual o superior a los 60 años, de acuerdo con el documento.

Indicó que para otorgar esta hipoteca están autorizadas las instituciones privadas del sistema bancario mexicano facultadas, y su contratación requiere un avalúo que deberá actualizarse cada dos años, para estar acorde con la plusvalía que el bien inmueble adquiera con el tiempo.

Para dicho avalúo, precisó, la cantidad pactada entre la entidad financiera y el adulto mayor debe ser suficiente para que éste último cumpla sus necesidades básicas, por lo que no podrá ser inferior a 70% de valor comercial del inmueble establecido.

Lee: Haz que tu hipoteca te pague

La autoridad capitalina aclaró que la entidad financiera solo podrá exigir la deuda y la garantía ejecutable cuando fallezca la persona adulta mayor o el beneficiario, quien tiene la posibilidad de realizar un pago total o parcial anticipado, sin penalización.

Subrayó que la persona adulta mayor habitará vitaliciamente el inmueble hipotecado, aunque podrá arrendarlo de manera parcial o total siempre y cuando cuente con la autorización expresa de la entidad financiera y los términos y condiciones se establezcan en el contrato, mismo que deberá incluir las especificaciones del aumento anual de la pensión del beneficiario.

En caso de muerte de la persona adulta mayor y su beneficiario, expuso que sus posibles herederos podrán abonar a la entidad financiera la totalidad del adeudo existente y vencido, quienes tendrán preferencia sobre cualquier cesión, o reestructurar el crédito.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

En caso de incumplimiento de la entidad financiera, la persona adulta mayor o el fideicomiso a su favor podrán solicitar la recisión del contrato y exigir el pago de daños y perjuicios, o en su caso, de la pena pactada, además de considerarse liquidada y no generar más interés, agregó.

Recomendamos: Los pasos que debes seguir para subrogar tu crédito hipotecario

Ahora ve
Zimbabwe vive horas de júbilo tras la histórica renuncia de Robert Mugabe
No te pierdas
×