Así impactan las malas prácticas de las afores a los ahorradores

"El traspaso se inhibió, no se limitó", explica la Consar; especialista del ITAM dice que los trabajadores podrían perder la confianza en el sector.
Cambio de afore.  Los ahorradores pueden cambiarse de administradora una vez al año.  (Foto: iStock)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Entre 2012 y 2014 cuatro administradoras de fondos para el retiro se pusieron de acuerdo para no atacarse. A través de correos electrónicos, Afore Sura, XXI Banorte, Principal y Profuturo GNP acordaron disminuir el trabajo de convencimiento que realizaban sus agentes promotores para lograr que los trabajadores se cambiaran de una afore a otra.

El objetivo: minimizar su gasto comercial y aumentar sus utilidades. Sin embargo, estos ahorros no se vieron reflejados en una reducción de comisiones para los clientes, aseguró la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), quien investigó el caso y sancionó a las involucradas con una multa de 1,100 millones de pesos (mdp).

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) y la Asociación Mexicana de Afores (Amafore) aseguraron en un comunicado que en ese periodo el ahorro de los trabajadores, contenido en las cuentas de las administradoras, no se vio mermado por las prácticas monopólicas absolutas; sin embargo, la oportunidad de los trabajadores para cambiarse de afore disminuyó.

Lee: Cofece aplica la mayor multa en su historia a las afores

“Los traspasos están fundamentalmente promovidos por los agentes promotores –en un 95% de los casos, según datos de la Comisión-, la demanda que tiene el trabajador por traspasar su cuenta es relativamente baja. Un trabajador no se despierta pensando que se quiere cambiar de administradora, sino que es inducido por un agente promotor. Es él quien lo invita a cambiarse de afore”, explicó a Expansión Carlos Ramírez, presidente de la Consar.

Durante este periodo de malas prácticas, dijo Ramírez "al trabajador se le inhibió a cambiarse, no se le limitó a cambiarse”. Es decir, que los agentes promotores no fueron en busca de más ahorradores y al trabajador no se le "restringió" el derecho a cambiarse de afore. “Simplemente las afores no se atacaron entre ellas”, explicó el funcionario.

Por otro lado, las solicitudes de registro de traspaso que se hicieron entre 2012 y 2014 entre estas cuatro afores, no se retrasaron ni interrumpieron, por lo tanto no es necesaria una indemnización para los trabajadores que manifestaron querer mudarse de afore y no pudieron, porque esos casos son poco probables, dijo Ramírez.

Para Jorge Sánchez Tello, investigador de la Fundación de Estudios Financieros del ITAM, la verdadera competencia entre las afores no debe basarse en los traspasos, sino en ofrecer un mejor producto y servicio de ahorro e inversión a los trabajadores. Pero esta posibilidad se ve limitada por la regulación que tienen las afores en su régimen de inversiones y comisiones.

“La competencia debe darse en la calidad del servicio, en una mayor flexibilidad del régimen de inversión… Si esto no existe, no hay mayor variación en el rendimiento que ofrece una u otra afore”, explicó el experto. Por lo tanto, los trabajadores no pueden premiar o castigar a la afore con su nivel de satisfacción y preferencia, coincidió Sánchez Tello con la Cofece.

Lee: Si eres 'millennial' ya debes comenzar a ahorrar

La otra cara de la moneda

Más allá de la sanción económica, la resolución de la Cofece sobre las prácticas monopólicas de las afores tiene un impacto reputacional sobre el sector. “(Con esta medida) se puede generar desconfianza entre los trabajadores que están ahí”, dijo Sánchez Tello, lo que significaría que pidieran su cambio de administradora.

Por su parte, los trabajadores deben estar tranquilos, dijo el presidente de la Consar, porque las afores no subirán comisiones para pagar dicha multa. “La tendrán que pagar con ingresos propios”, dijo Ramírez.

¿Cuál es el papel del trabajador?

Es difícil que un ahorrador se dé cuenta si las afores están actuando bajo intereses propios, en sus manos sólo está escoger la mejor administradora y exigir sus derechos y beneficios como clientes. En ellos está la responsabilidad de complementar su pensión con otros instrumentos financieros, comentó Sánchez Tello.

“El traspaso debe ser una decisión pensada, el trabajador debe elegir una afore de mejores rendimientos, tenga menor comisión y mayores servicios”, recomendó Carlos Ramírez.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Hoy puedes cambiarte de afore cada año, para hacerlo deberás contactar a la administradora donde quieres depositar tus recursos, el promotor integrará tu expediente electrónico y después de tramitar tu solicitud de traspaso, te llegará una contraseña vía SMS para imprimir tu constancia.

Un ejecutivo de la afore receptora te llamará para que expreses tu consentimiento sobre el cambio. Después de cinco días hábiles la administradora te dirá si aceptó o rechazó tu solicitud y los motivos. Si fue aprobada, durante los siguientes cinco días hábiles la afore con la que tenías tu cuenta te enviará una constancia de liquidación de traspaso para indicar que ella ya no se hará cargo de la administración e inversión de tus recursos.

Ahora ve
¿Irías a un restaurante en una cárcel? Esta ONG lo hace posible
No te pierdas
×