'Lee todo lo que puedas': Buffet.

Warren Buffett aconseja a jóvenes inversionistas que pretenden seguir su exitoso camino; el millonario sugiere que además de leer inviertan a pequeña escala.
Warren Buffett
Jeff Mathews

Cada año miles de inversionistas peregrinan a Omaha para asistir a la reunión de Berkshire Hathaway, con la esperanza de empaparse de la sabiduría del ya legendario Warren Buffett. El profesional de las finanzas y gestor de fondos hedge Jeff Mathews realizó esa iniciática visita en 2007 y después escribió “Pilgrimage to Warren Buffett's Omaha.” He aquí un extracto del libro.

Es un montón de gente haciéndole preguntas, sin restricciones.

Una dicotomía parece surgir. Los inversionistas provenientes de la Costa Este y de California tienden a decir sus nombres con mucha claridad –sientes que algunos de ellos quieren impresionar al propio Buffett- antes de lanzar preguntas elaboradas sobre temas financieros muy específicos.

 

Por otro lado, están los accionistas que no son inversores profesionales, ellos suelen presentarse rápidamente y plantean preguntas menos estructuradas, pero de un alcance más amplio, desde “¿Qué consejo puede darle a los afligidos accionistas del New York Times?” a “¿Cómo arreglaría el sistema de atención sanitaria?”

Pero la pregunta más recurrente viene siempre de los miembros más jóvenes de la audiencia: “¿Qué debo hacer para convertirme en un gran inversionista?”, esta vez la formula un muchacho de 17 años oriundo de San Francisco, quien dice que esta es la décima reunión a la que asiste.

La respuesta de Buffett es tajante, simple y franca: “Lee todo lo que puedas.”

Este es el consejo que Buffett ha dado durante años, y lo dará ese día bajo numerosas formas, pues él cree con firmeza que fueron las lecturas que hizo en sus años de formación las que configuraron su forma de invertir y lo prepararon para los siguientes 50 años de éxito sin precedentes.

Y Buffett no bromea cuando le dice a ese joven “Lee todo lo que puedas.”

“Cuando tenía 10 años yo ya había leído todos los libros de la biblioteca pública de Omaha que tuvieran la palabra ‘finanzas’ en su título, algunos incluso los leí dos veces” puntualiza.

Su hábito por la lectura no cesó a esa edad. Buffett aún sigue leyendo miles de comunicados financieros y reportes anuales, como lo ha hecho cada año de los 50 que lleva invirtiendo. Los amigos y conocidos que han compartido un viaje en avión con él dicen que charla un poco y luego se enfrasca en la lectura. Andrew Kilpatrick, autor de la hagiografía de Buffett (Of Permanent Value), dice que el inversionista una vez mencionó, mientras los dos estaban en una firma de libros, que tenía 50 libros pendientes en casa, esperando ser leídos.

Buffett no le recomienda al chico de San Francisco ninguna bibliografía en especial, pero menciona el profundo impacto que le causó el libro “The Intelligent Investor” del gurú inversor Benjamin Graham. “Lo que hago ahora, a los 76 años, es llevar las cosas mediante el mismo estricto proceso que aprendí del libro que leí a los 19.” Tampoco guía al inversionista en ciernes por ningún estilo de invertir. En cambio, sí le sugiere leer todo lo que pueda para encontrar el estilo que mejor le sirva. “Si te entusiasma, probablemente sea el que te funcione” le dice.

Buffett también aconseja otra cosa además de leer: “Invierte –a pequeña escala- no te limites sólo a leer.”

“Charlie, ¿quieres agregar algo más?” le pregunta a Charlie Munger [vicepresidente de Berkshire Hathaway Corporation, también originario de Omaha].

(…) Murger sugiere una perspectiva lógica que estará presente en casi todas sus intervenciones durante la sesión. “Pregúntate ‘¿Qué es lo que tengo y por qué lo tengo? Y si no puedes contestar a eso” dice con Murger con contundencia, “entonces no eres un inversionista.”

Buffett asiente, y le repite a ese joven aprendiz lo que le ha dicho a muchos accionistas y estudiantes como él (Buffett dio un curso de inversión en la Universidad de Omaha en los años 50’s y cada año imparte clases a grupos de estudiantes): “Si no puedes escribir un ensayo que describa ‘¿por qué voy a comprar el total de la empresa a su valor actual?’, entonces no tienes ninguna razón para comprar 100 de sus acciones.”

Desde luego, hay muchos factores que han convertido a Buffett en un gran inversionista, como lo atestiguaremos en el transcurso del día. Pero todo comenzó con la lectura.

Ahora ve
No te pierdas