Las claves de un ‘home office’ exitoso

Trabajar desde casa no es una opción para todas las empresas, dice Lizbeth Toscana; laborar en casa y dar resultados óptimos depende mucho de la disciplina del equipo.
home office  (Foto: Photos to Go)
Lizbeth Toscana*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Antes de iniciar hay que dejar en claro que hay varios puntos relacionados con este tema. 1)     Para qué tipo de profesiones es adecuado el trabajo en casa.

El esquema de trabajo en casa no es funcional para todos los trabajos o puestos; es aconsejable para funciones administrativas, algunas de atención telefónica, de traducción, programación, entre otros. Por obvias razones, las labores de contacto con el público y promoción de productos intangibles y servicios son ejemplos de funciones que al día de hoy es impensable trasladar al 100% al hogar.

2)     El factor tecnología.

En nuestro país sólo un limitado porcentaje de hogares cuenta con equipo de cómputo conectado a Internet, herramienta básica para laborar a distancia manteniendo contacto con la empresa, y también en México es limitado el número de usuarios de la red de redes; tan solo en 2009, Estados Unidos contaba con 249 millones de usuarios con acceso a Internet, en comparación con México, que contaba con 31.2 millones (www.theodora.com). No solamente se trata de la tecnología que tenga la empresa sino de la que dispone el trabajador mexicano en casa.

Adicional a lo anterior, un hecho que dificulta facilitar y concretar el empleo en casa es que, en ocasiones, no se llega a un acuerdo claro entre el trabajador y el empleador sobre quién cubrirá los costos durante la estancia del empleado en su hogar (electricidad, telefonía e Internet).

3) El estilo de liderazgo del jefe inmediato.

A menudo nos encontramos con jóvenes de la generación "Y" (nacidos entre 1977 y 1997) que desean tener la oportunidad de manejar de forma flexible su jornada de trabajo y de laborar desde su casa. Parecería increíble, pero en algunas ocasiones lo que limita esta posibilidad de atraer y retener talento, que por sus características generacionales es altamente conocedor de tecnología, es que el jefe inmediato prefiere tener a todo su equipo al mismo tiempo de manera presencial en un horario fijo por la jornada completa. El fondo de este problema es definir ¿Cómo las empresas y los jefes pueden asegurarse de evaluar por resultados y no en función de las horas que se pasen en una oficina?

4) Disciplina.

Probablemente el factor más complejo, en cuanto a que radica en la personalidad del trabajador (y en ocasiones del jefe).

Mantener una disciplina estricta implica que el trabajador:

a) Designe un espacio único para laborar y donde se tengan las menores distracciones posibles. Esto es complicado, ya que el espacio disponible en el promedio de hogares mexicanos hace que el lugar elegido para trabajar en casa sea el mismo comedor o sala del empleado, lugares muy expuestos a distracciones. Otro factor que complica a los mexicanos laborar desde su hogar, es que en nuestro país la mayoría de las escuelas de nivel preescolar a básico termina su horario entre la una y dos de la tarde, lo que hace que a partir de ese horario, el padre o madre de familia que pretende ahorrar costos de estancias vespertinas, caiga en el error de querer laborar en su casa y al mismo tiempo tomar personalmente la responsabilidad del cuidado de hijos menores. Labor por cierto loable, pero nada compatible.

b) Trate en lo posible no trabajar en casa con pijama. El hecho de asearse marca el inicio de los preparativos para la jornada laboral y nos compromete a mantenernos siempre con una actitud profesional (las responsabilidades no disminuyen tan sólo por reubicar el lugar de trabajo).

c) Hay que acordar con su jefe en qué horario estará disponible y que éste se respete. Durante los días en los que las actividades productivas no esenciales se suspendieron en México a raíz de la presencia del virus de la influenza, se tuvieron casos de jefes que contactaban a sus empleados a cualquier hora bajo el argumento de que laboraban en casa y que de cualquier forma se encontraban ahí. De aquí que sea necesario que colegas y jefes conozcan los límites de disponibilidad de tiempo de sus equipos de trabajo.

d) Sea capaz de trabajar sin supervisión constante. En México, en numerosas ocasiones es complicado encontrar personal que esté acostumbrado a trabajar sin supervisión y que se "autoestablezca" sus propios programas de trabajo para llegar a resultados. Esto lo podemos apreciar en una gran variedad de vacantes de cientos de empleadores en las que se solicita a personal autónomo y proactivo, acostumbrado a trabajar sin supervisión.

5) El tamaño de empresa.

En las empresas pequeñas o micro es mucho más complicado que el trabajador pueda laborar desde casa, debido a varias razones:

1) Un mismo trabajador cumple varias funciones y entre ellas puede estar la atención personal con el cliente,

2) El sistema de comunicación con la compañía por medio de herramientas tecnológicas como el acceso al correo electrónico de la empresa desde el hogar, o el soporte ante fallas del equipo tecnológico no necesariamente está presente en empresas pequeñas o micro.

A diferencia de otros países donde los factores climatológicos han hecho prácticamente una obligación el hecho de trabajar desde casa durante largas temporadas estacionales, o durante episodios esporádicos debido a temperaturas extremas o contingencias ambientales, en México esto sucede excepcionalmente y está sujeto a condiciones muy específicas. De aquí que aún se requiera trabajar más en nuestro país en cómo superar los problemas derivados de los factores anteriores.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*La autora es Gerente de Relaciones Públicas de Manpower México y Centroamérica y vocera de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH)

asociacionch@amech.com.mx

Ahora ve
Cinco consejos para viajar aunque no tengas mucho dinero
No te pierdas
×