7 cosas prohibidas en China

El Gobierno está relajando de forma gradual la vigilancia que ejerce sobre muchas áreas de la vida; sin embargo, mantiene un férreo control sobre la tecnología y el acceso a los medios.
googlechina  (Foto: Getty)
NUEVA YORK -

En China se están produciendo cambios. Sus dirigentes han prometido un papel determinante para los mercados en la economía, y hace poco levantaron una prohibición que pesaba desde hace 14 años sobre la venta de consolas de videojuegos. Sin embargo, en muchas áreas, todavía hay un largo camino por recorrer.

Twitter

Intenta usar Twitter, por ejemplo. ¡Lástima!

No se puede acceder a la plataforma de medios sociales desde dentro de la llamada Gran Muralla cibernética, un proyecto de censura operado durante décadas por el Partido Comunista de China.

Miles de sitios web tampoco pueden ser vistos dentro de China, pero las plataformas de redes sociales son las que atraen especial atención de los censores.

Artículo relacionado: Twitter usa contabilidad opaca

Los analistas dicen que las autoridades estaban particularmente nerviosas por el papel que jugaron los medios sociales en la Primavera Árabe y en la Revolución Verde de 2009 en Irán, por lo que determinaron vedar el servicio.

Facebook

China bloqueó el acceso a Facebook en el año 2009, y no hay señales de que Beijing planee restaurar el acceso a la red social estadounidense.

Algunos analistas atribuyen la prohibición a los disturbios que estallaron en julio de ese año entre musulmanes uigures y chinos de la etnia han en la agitada región occidental de Xinjiang.

Pero otros también citan como motivo un proteccionismo comercial.

Nota relacionada: Facebook presenta su apuesta virtual

Los sitios de medios sociales con sede en China están autorizados a operar en el país, que tiene como política ayudar a promover la industria tecnológica doméstica. Con todo, estas plataformas están fuertemente censuradas. Las compañías nacionales aceptan esto como un hecho de la vida, pero las empresas occidentales de tecnología son menos proclives a ceder el control.

Películas extranjeras

Los reguladores chinos permiten que solo 34 películas extranjeras se exhiban en los cines cada año, lo que limita gravemente el acceso a los últimos éxitos de Hollywood.

Las películas aprobadas también enfrentan la mano dura de los censores gubernamentales, que cortan cualquier cosa que el Partido Comunista considere ofensivo o subversivo.

El público chino adora las películas extranjeras (aunque hayan sido editadas), y Hollywood está ansioso de que los reguladores aumenten la cuota permitida.

A pesar de la ventaja comercial que eso les da, es muy probable que los cineastas chinos continúen oponiéndose a Beijing por la censura. China colmó de alabanzas al director de origen taiwanés Ang Lee cuando ganó el premio de la Academia al Mejor Director en 2005. Pero su película, Brokeback Mountain, nunca se exhibió en China.

Casinos

Beijing prohibió los juegos de azar en 1949, y los casinos no pueden operar en China. Sin embargo, muchos chinos tienen una inclinación hacia los juegos de azar, una tradición que se remonta a miles de años.

Actualmente, la prohibición total no impide que empresarios chinos operen juegos de azar clandestinos y loterías privadas.

La política también ha originado un cinturón de casinos que operan justo en la frontera del país. El más notable de estos territorios es Macao, que cuenta con una industria de casinos que es siete veces más grande que Las Vegas.

Sitios web

El Gobierno bloquea el acceso a miles de sitios web en cualquier momento, incluidas las plataformas de redes sociales y los sitios web que alojan pornografía.

Los censores también prohíben que los usuarios de Internet visiten páginas que critican al Partido Comunista o abordan temas sensibles como los derechos humanos.

Artículo relacionado: Turquía mantiene bloqueo a Youtube

Los resultados de búsqueda y la charla en redes sociales también son censurados, obligando a los cibernautas a idear un lenguaje alternativo para discutir noticias o acontecimientos históricos como las protestas de la Plaza de Tiananmen y la represión.

El ingente proyecto de censura ha sido apodado como la Gran Muralla cibernética de China, y usar una red privada virtual o un proxy seguro son las únicas maneras de acceder a sitios web prohibidos.

Libros

La Administración General de Prensa y Publicaciones de China examina todos los libros antes de su publicación en el país, y la censura es un procedimiento estándar.

Está prohibido hablar críticamente sobre los derechos humanos, el Tíbet o el Partido Comunista. Los medios tampoco tienen permitido informar del patrimonio de los funcionarios chinos.

Las editoriales que eluden las reglas son clausuradas rápidamente, dejando a los autores con una elección: aceptar la censura o perder el acceso a 1,400 millones de lectores potenciales.

Los libros a menudo son contrabandeados a China desde otras jurisdicciones, incluyendo Hong Kong, donde los editores disfrutan de más libertad. Las librerías allí tienen todo tipo de obras, desde textos sobre el presidente Xi Jinping a la devastadora hambruna china que mató a más de 45 millones de personas durante la gran industrialización promovida por Mao Zedong.

Snapchat

Facebook y Twitter no son las únicas redes sociales bloqueadas en China. Los usuarios chinos tampoco pueden acceder a Snapchat. Youtube también está prohibido.

Eliminar del panorama a las empresas occidentales ha dado a las compañías tecnológicas chinas tiempo suficiente para desarrollar sus propias redes. Y algunas de esas plataformas domésticas están ahora floreciendo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Nota relacionada: Snapchat mintió sobre su privacidad

Weibo y WeChat cuentan con cientos de millones de usuarios, mientras que los sitios de streaming de video Youku, Sohu y iQiyi son muy populares.

Ahora ve
En el metro de Tokio, las embarazadas pueden conseguir asiento con una app
No te pierdas
×