Obama, aliado y enemigo de la clase media en Estados Unidos

El plan económico del mandatario busca beneficiar a este sector elevando los impuestos a los ricos; sin embargo, sólo los casados y con hijos recibirán créditos fiscales y recortes de impuestos.
obama  (Foto: Archivo)

El presidente estadounidense Barack Obama afirma que su prioridad es la clase media. Incluso tituló su agenda como ‘Middle Class Economics’ o economía de la clase media. Anunció una serie de planes que dice ayudarán a estas familias a salir adelante. Para financiar este proyecto, aumentaría los impuestos a los ricos.

Pero no todos en la clase media se beneficiarían de la Middle Class Economics, pues el plan favorece principalmente a parejas casadas y padres de niños pequeños, afirma el Tax Policy Center, centro independiente especializado en el estudio de políticas tributarias.

“Muchas personas en la clase media no se beneficiarán de la propuesta del presidente. Las personas solteras de clase media sin niños prácticamente no obtendrán nada”, asegura Roberton Williams del Tax Policy Center.

Sin embargo, la Casa Blanca y algunos grupos políticos liberales sostienen que la metodología del Tax Policy Center cataloga erróneamente a algunos estadounidenses acaudalados como clase media.

Es difícil calibrar cómo ayudará realmente el plan fiscal a la clase media ya que los promedios pueden ser engañosos. Muchos políticos de ambas bancadas criticaron el reciente análisis del centro que mostró que las personas de ingresos medios (ganan entre 49,000 y 84,000 dólares) pagarían en promedio 7 dólares más en impuestos

Al examinar la metodología, se halló que el centro añadió una factura fiscal promedio de 19 dólares a cada individuo. Esto para incluir un impuesto a los bancos, que en última instancia es absorbido por todos los estadounidenses.

Los ganadores: casados y con hijos

En el panorama del impuesto sobre la renta individual o personal se incluye un crédito para las parejas trabajadoras y la ampliación del crédito fiscal para padres de familia.

Es por eso que los contribuyentes con hijos son los grandes ganadores bajo el plan del presidente. Casi el 51% de éstos recibiría una reducción de impuestos, en promedio, una disminución de 329 dólares.

Alrededor del 45% de contribuyentes casados ​​que presentan su declaración en conjunto obtendría una recorte de impuestos de 200 dólares en promedio.

Los perdedores: solteros y adultos mayores

Un número mucho menor de contribuyentes de clase media solteros y adultos mayores se beneficiarían con el plan de Obama.

Sólo el 12.5% de los ciudadanos solteros recibiría una reducción de impuestos. En general, este grupo vería un aumento de 61 dólares, ya que casi el 7% de los solteros de clase media vería subir sus impuestos y eso sesga el promedio general.

Entre los adultos mayores, sólo el 10% disfrutaría de una reducción en sus impuestos. Pero muchos terminarían pagando en promedio un adicional de 152 dólares en impuestos por otra disposición que exigirá el pago de ganancias de capital sobre activos apreciados en herencias.

En general, menos de uno de cada cuatro contribuyentes de clase media se beneficiarían del plan de Obama, según el análisis del Tax Policy Center.

Sin embargo, el director de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca, Shaun Donovan, y algunos grupos de izquierda dicen que el Tax Policy Center sobreestima las subidas de impuestos sobre la clase media.

¿Quién es clase media?

El Tax Policy Center no toma en cuenta las plusvalías latentes en su ranking de ingresos, sostiene el Center on Budget and Policy Priorities (CBPP). Así que las personas con ingresos moderados pero activos importantes se consideran clase media. Un número muy pequeño de estos contribuyentes sí se vería afectado por los nuevos impuestos propuestos para las ganancias de capital sobre patrimonios, lo que sesga el promedio general.

Donovan, en una entrevista de radio el lunes pasado, citó el análisis del Departamento del Tesoro, que demuestra que entre un cuarto y un tercio de las familias en el rango de ingresos de 50,000 a 75,000 dólares vería un cambio fiscal a su favor. Sus impuestos se reducirían en razón de 450 y 570 dólares en promedio.

El análisis de la dependencia, que considera las ganancias no realizadas o latentes como ingreso, muestra que el 99% de los estadounidenses que pagan el impuesto de ganancia sobre capital tienen ingresos superiores a 500,000 dólares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además, el análisis del Tax Policy Center no toma en consideración la propuesta de que el llamado ‘crédito tributario de la oportunidad americana’ (un crédito fiscal educativo) se vuelva permanente, ya que no ocurriría hasta después de 2017, dice el CBPP. Esto también ayudaría a las familias de clase media.

En cuanto a los ricos, el plan del presidente sí cumple con el objetivo de elevar sus impuestos. Poco más de tres cuartas partes del 1% más rico verían un aumento de impuestos, de 34,500 dólares en promedio. Y más de nueve de cada 10 del 0.01% de los súper ricos vería un aumento de impuestos de 167,250 dólares en promedio.

Ahora ve
Malala estudiará en la Universidad de Oxford
No te pierdas
×