Cuauhtémoc Blanco y Graco Ramírez: ¿qué está en disputa?

El alcalde de Cuernavaca y el gobernador de Morelos han intercambiado acusaciones; el principal conflicto es la aplicación del Mando Único Policial que decretó el mandatario estatal.
Blanco - Ramírez  (Foto: Cuartoscuro/Archivo)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, y el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, elevaron este fin de semana el tono de la disputa de gobierno que han sostenido desde hace semanas, ¿pero qué es lo que los tiene en conflicto?

Blanco, un exfutbolista destacado de México, fue la sorpresa de las elecciones de 2015 al ganar el gobierno de Cuernavaca por el Partido Social Demócrata (PSD) sobre los grandes partidos nacionales en la capital de Morelos.

Pero desde la confirmación de su victoria, había sostenido un intercambio de declaraciones con el gobernador Ramírez que se intensificaron este fin de semana. Y de las palabras pasaron a las acciones de gobierno que han incrementado la pelea.

Mando Único Policial

El principal problema entre los gobernantes es la decisión estatal de aplicar un Mando Único Policial bajo el cual la seguridad pública es coordinada por la fuerza del Estado, con apoyo de elementos del Ejército Nacional y de la Policía Federal.

Ramírez ordenó, a partir del primer minuto de este lunes, el control de la seguridad pública en Cuernavaca y otros 17 municipios (de 33), decisión que se da después del asesinato de la alcaldesa del municipio de Temixco, ocurrido el sábado pasado.

Luego del anunció de Graco Ramírez, de inmediato Blanco arremetió en contra de la decisión, por lo que el presidente del PSD en el estado, Eduardo Bordonave, anunció que acudirán ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para revertir esta medida.

Los argumentos de Graco

El gobernador indicó que la aplicación del Mando Único Policial es para garantizar que el crimen organizado no infiltre las corporaciones de seguridad locales. Señaló que los grupos Guerreros Unidos y Los Rojos han estado intimidando a los nuevos alcaldes para rechazar la coordinación.

“Es una decisión política que había que tomar, fundada en la ley. No es un acto arbitrario ni autoritario fundado a la ley que ante condiciones de emergencia, se asume el mando por parte del gobierno del estado”, dijo Ramírez este lunes a Radio Fórmula.

El mandatario mencionó que citó a Blanco en su oficina el sábado para hacerle entender al alcalde que debe aplicarse el Mando Único, pues los “grupos (de criminales) se mueven en corredores delincuenciales”.

"Su comportamiento fue muy grosero. Es una persona irascible, sin ninguna experiencia política", dijo Ramírez sobre la reunión. Relató que Blanco le respondió con un “’yo les voy a romper la madre’” dedicado “a todos los que estemos en contra de sus decisiones”, según dijo el mandatario.

Ramírez dijo a Televisa que el grupo delincuencial Guerreros Unidos, presuntamente liderado por Federico Figueroa, ha tenido influencia en los colaboradores de Blanco desde la campaña realizada en 2015.

“Yo creo que detrás de este deportista muy reconocido hay gente que quería aprovechar la circunstancia de su inexperiencia política para poder volver ahí”, afirmó el gobernador.

 

Los argumentos de Blanco

La principal justificación de Cuauhtémoc Blanco es que los habitantes de Cuernavaca "no han tenido certidumbre sobre la seguridad" con el Mando Único Policial, por lo que desde la campaña electoral le pidieron que la ciudad tuviera su propio cuerpo de seguridad.

"Esto es un golpe de Estado del Gobernador y vamos a tener reuniones entre nosotros y vamos a ver qué podemos hacer", aseguró Blanco este lunes sobre la aplicación del Mando Único.

"Yo quiero trabajar para los ciudadanos. Los ciudadanos votaron por mí, yo estoy aquí por ellos, porque quieren que cambie a Cuernavaca y usted no me está dejando”, lanzó el alcalde al gobernador en una conferencia de prensa.

Además, el gobierno municipal dijo en un comunicado que en la reunión del sábado Blanco le planteó a Ramírez “la importancia de que la seguridad pública sea asumida por el propio municipio”.

Ante ello, la alcaldía sentenció: “No habrá Mando Único en Cuernavaca. Es una conclusión inicial”.

Y ante el asesinato de la alcaldesa de Temixco, que el gobernador atribuyó a las presiones delincuenciales por eliminar el Mando Único, el alcalde de Cuernavaca responsabilizó a Ramírez por su integridad.

 

Los 745 millones de pesos

Pero Blanco también tiene otros frentes de batalla contra la administración estatal. Exige la entrega de 745 millones de pesos que, según el alcalde, están "etiquetados para la obra pública" por parte del Congreso y que no han sido entregados.

"También le solicite regresar la infraestructura que tiene en comodato y que le pertenecen a Cuernavaca, como el Auditorio Teopanzolco, el Estadio Centenario o la Plaza Emiliano Zapata, por mencionar algunos, porque son propiedad de los ciudadanos y no del gobierno estatal", dijo Blanco el sábado pasado.

También exigió al gobierno estatal que demuestre en qué se han invertido 2,800 millones de pesos que el Congreso estatal aprobó para el mejoramiento de la infraestructura estatal, incluida la capital Cuernavaca.

Trabas en el cabildo

Y una disputa más entre las administraciones es la del cabildo municipal. Blanco acusa a Ramírez de boicotear su administración a través de los regidores de oposición en Cuernavaca.

"Le pedí al gobernador la no intervención en el cabildo que está llevando a cabo a través de su hijastro Rodrigo Gayosso”, además de que dijo que Manuel Martínez Garrigós y Jaime Álvarez Cisneros también están actuando “para ocasionar la no gobernabilidad en Cuernavaca”.

“Todos queremos trabajar por Cuernavaca y simplemente no lo permite por sus ambiciones políticas y personales”, aseveró Blanco.

El gobernador no se ha expresado sobre este tema, un conflicto más apenas a seis días de que Blanco entró en funciones.

Ahora ve
Toto Riina, un sanguinario padrino de la Cosa Nostra, muere a los 87 años
No te pierdas
×