Veracruz ‘reprueba’ en el manejo de recursos federales

La entidad gobernada por el PRI saca 5 en una evaluación de la Auditoría Superior de la Federación; el estudio pide más disciplina y transparencia en las finanzas estatales, y sancionar la corrupción.
Javier Duarte, gobernador de Veracruz, la entidad con peor desempeño en el gasto federal, según la ASF. ✓
javier duarte  Javier Duarte, gobernador de Veracruz, la entidad con peor desempeño en el gasto federal, según la ASF. ✓  (Foto: Cuartoscuro/Archivo)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un estudio de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reprobó a Veracruz en materia del gasto de los recursos que recibe por concepto de fondos federales.

El Índice de Desempeño del Gasto Federalizado ubicó a esa entidad en el último lugar del ranking de entidades, con un puntaje de 52.6. El promedio de las 32 entidades es de 76.2, y la entidad mejor posicionada es Durango, con 86.5.

La medición toma en cuenta auditorías a los fondos de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB), de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), de Infraestructura Social para las Entidades (FISE) y de Aportaciones Múltiples (FAM).

El análisis también incluye los fondos de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA), de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal (FASP), de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF) y Seguro Popular.

Esta revisión reportó observaciones en 77,380.6 millones de pesos, 13.2% de la muestra auditada, de las cuales la mitad son por irregularidades como recursos no devengados, no ejercidos o no reintegrados a la Tesorería de la Federación (Tesofe), falta de documentación comprobatoria del gasto o recursos ejercidos en conceptos que no cumplen con los objetivos específicos de cada fondo o programa.

En el caso de Veracruz, el monto de denuncias penales relacionadas con simulación de reintegros de recursos no devengados o no ejercidos asciende a 4,770.2 millones de pesos.

La revisión consideró el monto de recursos con observaciones de la ASF, ejercicio oportuno del dinero, transparencia y rendición de cuentas, control interno y participación social.

cnnexpansion

El reporte fue elaborado en el marco de la revisión de la Cuenta Pública de 2014 —entregada este miércoles a la Cámara de Diputados—, año en que el gasto federalizado ascendió a 1 billón 610,865.3 millones de pesos. Estos recursos representan el 90% de los ingresos totales de los estados (excluido el Distrito Federal), destacó la ASF.

“Se debe exigir a los estados y municipios mantener la necesaria disciplina en el manejo de sus finanzas, el cumplimiento de la normatividad vigente, el mantenimiento de suficientes y efectivos sistemas de control, fortalecer a sus órganos de control y vigilancia, aplicar los recursos oportunamente en lo que fueron aprobados y sancionar a quienes incurren en actos de corrupción”, recomienda el informe.

La ASF evalúa anualmente la manera en la que se gasta el dinero público, y cuando resultan responsabilidades derivadas de esto, presenta denuncias.

La ASF resalta malas prácticas detectadas en el ejercicio de los recursos por parte de los estados, como la utilización de una cuenta concentradora para la gestión de los recursos federales transferidos en los diferentes fondos y programas, “sin que existan los elementos necesarios para garantizar la transparencia en su manejo, lo que propicia descontrol y su desvío hacia otros fines, generando un alto grado de irregularidades”.

El organismo —dependiente de la Cámara de Diputados— también señala problemas de transparencia, y critica el que no se requiera a las entidades federativas y municipios la definición de proyectos que permitan ponderar y evaluar adecuadamente la asignación de los fondos, así como la falta de evaluaciones de políticas, fondos y programas.

El informe advierte que las instancias estatales de auditoría “desarrollan sus actividades en un contexto que limita la independencia de su actuación, por lo que su impacto como un contrapeso real en el proceso de rendición de cuentas se ve acotado, presupuesto insuficiente, insuficiente autonomía técnica y de gestión, y elevada rotación del personal”.

La ASF aclaró que este ejercicio no mide la gestión integral de los gobiernos estatales.

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×