La libre importación de gasolina no modifica esquema fiscal

Hacienda informó que el impuesto al combustible, incluido diésel, se paga al momento de importarla; dice que un tercero que realice esta actividad pagará el mismo monto que el que paga Pemex.
La apertura de las importaciones de combustibles está encami  La apertura de las importaciones de combustibles está encaminada a generar condiciones de competencia en su venta, según Hacienda. /  (Foto: Agencias)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La libre importación de gasolinas y diésel -que anunció el presidente de México, Enrique Peña Nieto, el lunes- no modifica el esquema fiscal ni los precios máximos que aplican desde el primero de enero 2016 a estos combustibles, informó este martes la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a través de un comunicado.

La dependencia federal aclaró que las modificaciones a la ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) -aprobadas por el Congreso de la Unión en noviembre de 2015- establecen que el impuesto a los combustibles automotrices se paga en el momento de su importación o en su primera enajenación.

Lee: México adelanta la importación de gasolinas y diésel

“Por lo tanto, un tercero que realice estas actividades pagará exactamente el mismo monto que el que Petróleos Mexicanos (Pemex) paga actualmente”, informó Hacienda.

La SHCP dijo que la apertura de las importaciones está encaminada a generar lo antes posible condiciones de competencia en la venta de combustibles, “en beneficio en última instancia de los consumidores”.

La liberación para que empresas privadas puedan traer el combustible desde Estados Unidos se da en medio del fuerte deterioro de las finanzas de Pemex.

“La unidad de negocios de refinación de Pemex lleva tiempo perdiendo dinero de manera consistente, y ante el deterioro de sus finanzas esto se ha vuelto más visible. Para cuando se presenten las cifras finales de 2015, esto será más evidente”, explicó Gonzalo Monroy, director de la consultora especializada GMEC, a CNNExpansión.

La medida también puede impactar a Pemex, pues le quitará un nicho de negocio que mantenía como un monopolio de facto, siendo la única que podía importar o refinar el hidrocarburo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cerca de la mitad de la gasolina que se consume en el país se importa a través de Pemex, y en 2015 la estrategia de la petrolera nacional se inclinó a comprar el combustible en Estados Unidos con el fin de aprovechar los precios bajos.

 

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con varios pendientes
No te pierdas
×