Obama en Cuba: un día que tardó 88 años en llegar

El presidente de EU y su familia visitaron parte de la La Habana Vieja en su primer día en la isla; el mandatario se reunirá con el presidente cubano Raúl Castro este lunes.
La presencia de la familia presidencial de EU pone mayor énfasis a la visita de Estado, la primera en casi 90 años (Foto: Reuters)
Reu-Barack-Michelle-Obama-Cuba-Air-Force-One-hijas  La presencia de la familia presidencial de EU pone mayor énfasis a la visita de Estado, la primera en casi 90 años /  (Foto: Reuters, )
  • A+A-
CIUDAD DE MÉXICO

El presidente estadounidense Barack Obama y su familia llegaron a Cuba este domingo, poniendo fin a un distanciamiento de medio siglo, en otro episodio del restablecimiento de relaciones bilaterales de dos antiguos y acérrimos enemigos.

El Air Force One, el avión presidencial donde viajaba Obama, aterrizó después de las 16:25 horas local (20H25 GMT) en el aeropuerto internacional José Martí, según observó un equipo de la AFP.

El presidente viaja acompañado de su esposa Michelle, sus hijas Malia y Sasha, y su suegra Marian Robinson, de acuerdo con la agencia española EFE.

Recomendamos: La familia Castro Ruz, 57 años de poder en Cuba

Obama es el primer presidente de Estados Unidos en 88 años que pisa la isla.

Antes de salir del avión, Obama tuiteó desde su cuenta un saludo informal y común de la isla, con lo que dio inicio a la visita de Estado en La Habana.

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, fue la máxima autoridad del gobierno comunista en recibir el domingo al presidente Obama, quien se quedará en Cuba hasta la tarde del martes.

La lluvia acompañó la llegada de Obama y su familia a la isla, por lo que tuvieron que bajar las escalerillas del avión con paraguas negros. 

El canciller cubano obsequió a la primera dama un ramo de rosas blancas, además de otro de rosas rosadas a las hijas del presidente, y uno de rosas rojas para la suegra del mandatario.

Sin embargo, la ausencia del presidente cubano Raúl Castro fue interpretada como una falta de respeto por el aspirante republicano Donald Trump, quien criticó en su cuenta de Twitter que sí haya hecho esa distinción con el papa Francisco.

La disidente cubana Yoanni Sánchez también fue una de las voces que resaltó la llegada de la familia presidencial, aludiendo a la sequía que se vivía en la isla en días pasados.

Un recorrido por la antigüedad

Después de dejar el aeropuerto, el presidente se reunió con el cuerpo diplomático estadounidense recién instalado el año pasado.

Poco después, sus interacciones con los cubanos de a pie se calibraron con cuidado.

Realizó un paseo por la Catedral de la Virgen de la Inmaculada Concepción, donde saludó al cardenal Jaime Ortega, un defensor clave de la mejora de las relaciones entre EU y Cuba. Las multitudes se habían reunido en las calles coloniales de La Habana Vieja para observar a Obama y su familia, que pasearon a pie.

Más tarde en la noche, Obama cenó en un paladar, uno de los cientos de restaurantes de gestión privada que recientemente se convirtieron permisibles en la economía estatal.

Esos tipos de negocios ―junto con las nuevas inversiones de empresas estadounidenses― dan a los funcionarios estadounidenses esperaza de que Cuba está en el buen camino para finalmente abrir su economía después de décadas de aislamiento.

Pero el veredicto final sobre la política de Obama hacia Cuba aún deben ser traducidos. Esos cambios económicos han sido lentos, y los derechos humanos están siendo abiertamente ignorado en algunas partes de la isla. 

Como se ilustró el domingo, cuando decenas de disidentes anticastristas del grupo de las Damas de Blanco fueron detenidos después de su protesta semanal en La Habana. CNN fue testigo de decenas de manifestantes retirados desde el sitio en autobuses. 

 

José Daniel Ferrer, un disidente cubano que fue encarcelado durante ocho años a partir de 2008, dijo que Obama podría actuar como el presidente Ronald Reagan, exigiendo mejoras inmediatas en los derechos humanos al igual que Reagan exigió a la Unión Soviética "derribar este muro".

La agenda

La agenda oficial de Obama comenzará mañana lunes, en una jornada en la que el presidente de Estados Unidos se reunirá con su homólogo cubano, Raúl Castro, en el Palacio de la Revolución de la capital cubana, tras una ceremonia de recibimiento. 

Está previsto que al término de su reunión, Obama y Castro hagan una declaración a los medios.

Después Obama participará en un encuentro con empresarios estadounidenses y cuentapropistas, como se conoce en la isla a los emprendedores que han emergido con la controlada apertura a la iniciativa privada puesta en marcha por Raúl Castro como parte de las reformas económicas de la isla.

Leer: El embargo a Cuba será derogado por el próximo gobierno, dice Obama

El martes 22, último día de la visita de Obama, el presidente de Estados Unidos ofrecerá una conferencia dirigida al pueblo cubano en el Gran Teatro de La Habana, que será retransmitida en vivo por la televisión oficial de la isla.

Ese mismo día tendrá también un encuentro con representantes de la sociedad civil independiente, incluidos representantes de la disidencia interna.

Obama y su familia se despedirán de Cuba en la tarde del martes tras asistir a un simbólico partido de beisbol en el Estadio Latinoamericano de La Habana entre una selección local y el Tampa Bay Rays de Florida (EU).

Obama es el primer presidente de Estados Unidos que visita Cuba en casi 90 años y el único que lo ha hecho desde el triunfo de la revolución castrista en 1959.

Ahora ve