Moody's ve 33% de probabilidades de bajar la calificación a México

La calificadora vigilará la política fiscal del país para evaluar la calidad crediticia. Considera necesario un mayor crecimiento económico.
El débil entorno económico dificulta la tarea de Hacienda.  Los riesgos para la economía están cargados a la baja.  (Foto: Getty)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El Gobierno mexicano, tendrá hasta 24 meses para moderar su ritmo de endeudamiento y maniobrar para que la crisis de Pemex no contamine a las finanzas públicas o de lo contrario la calificación crediticia del país sufrirá una reducción, advirtió la agencia Moody’s.

La calificadora cambió el jueves la perspectiva de la nota soberana de México a “negativa” desde “estable”, lo que no sucedía desde inicios de los 90. La calificación quedó sin cambios en ‘A3’ el escalón medio en el grado de inversión. En 2014 Moody’s elevó el grado crediticio del país desde ‘Baa1’, ante la expectativa de que las reformas estructurales, en especial la energética, aceleraran el crecimiento económico.

“La perspectiva es de largo plazo en el sentido que queremos darnos de uno a dos años para evaluar el progreso que pueda hacer el gobierno en el programa de consolidación fiscal y la estabilidad de las finanzas públicas”, dijo en conferencia telefónica el analista senior de riesgo soberano de Moody’s, Jaime Reusche, quien explicó que en este lapso se analizarán los avances para decidir si se recorta o no la calificación

El cambio en el panorama representa que hay una probabilidad de 33% de que el Gobierno no tenga avances en estos temas, es decir, las probabilidades de una baja son de uno en tres, en medio del débil crecimiento económico que dificulta lograr una reducción de la deuda y ante la amenaza de que los pasivos contingentes de Pemex contaminen las finanzas públicas.

Hasta el cierre de 2015, el endeudamiento de México representó 38% del PIB, niveles no preocupantes hasta ahora de acuerdo con economistas, sin embargo, el tema preocupante es el ritmo de crecimiento ya que en 2011 representaba 28%.

“Es como un preámbulo a bajarle la calificación si es que no se da la consolidación fiscal. Veremos los Precriterios Generales de Política Económica –que se publican este viernes- si no vienen con una reducción del Presupuesto Federal bajo supuestos conservadores sí puede ser una fuente de preocupación, aunque no creo que vaya a ser el caso”, dijo en entrevista el economista en jefe de Barclays México, Marco Oviedo, quien agregó que su pronóstico de crecimiento de este año es de 2.2%, por debajo del consenso de 2.5%.

El desplome en los precios del petróleo, que ha perdido 70% desde mediados de 2014 y el crecimiento económico que ha sido menor a lo esperado son los mayores retos para que Hacienda consiga la consolidación fiscal. En este contexto, el analista de Moody's no descarta que a mediados de año se de a conocer una revisión a la baja en el crecimiento de México, para el que estima 2.5% para 2016 y 2017.

“Fue una ratificación de la calificación existente. La perspectiva negativa está relacionada a dos factores bien conocidos desde hace mucho tiempo, un entorno global muy adverso y una caída muy importante en los precios del petróleo, que está atrás de la problemática financiera de Pemex, y que son parte del diagnóstico para las acciones que ha tomado el Gobierno”, dijo a Expansión, el titular de la Unidad de Planeación Económica de Hacienda, Luis Madrazo.

Agregó que lo que se puede esperar del gobierno son premisas realistas tanto para 2016 y 2017 y que se refrende el compromiso de que, sin elevar el endeudamiento y los impuestos Hacienda cumplirá con la meta de consolidación fiscal, reduciendo el déficit en 0.5% (del PIB) cada año y llegar a un déficit cero en 2017.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En tanto, Reusche indicó que conforme la calificación crediticia de un país va en aumento, se vuelve cada vez más difícil mantener dicha nota, ya que se requiere de una mayor disciplina fiscal. Puntualizó que dado el difícil entorno, los riesgos están cargados hacia la baja.

“Esto pone en perspectiva unas serie de decisiones importantes que tendrán que tomarse en materia de finanzas públicas para asegurar su viabilidad en el tiempo. (…) esas decisiones seguramente no van a ser agradables pero son necesarias para responder a una realidad que nos ha cambiado dramáticamente”, comentó el economista en jefe de Scotiabank México, Mario Correa.

Ahora ve
En estos países de Latinoamérica la marihuana es legal para uso medicinal
No te pierdas
×