Trabajadores de tiempo parcial, el problema oculto en EU

Las personas que no laboran tiempo completo ascienden a seis millones, un nivel histórico en Estados Unidos.
Alrededor del 25% de los trabajadores de tiempo parcial en EU vive en la pobreza.
Laboral  Alrededor del 25% de los trabajadores de tiempo parcial en EU vive en la pobreza.  (Foto: Expansión)
Por: PATRICK GILLESPIE
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Estados Unidos tiene un enorme problema de fuerza laboral de tiempo parcial.

Y es la preocupación número uno de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen. Ha hablado acerca de los trabajadores de tiempo parcial en cada una de sus últimas tres ruedas de prensa, en casi todos los discursos en los últimos seis meses, y en sus dos últimos testimonios ante el Congreso.

Las preocupaciones de Yellen se derivan del hecho de que la fuerza laboral de tiempo parcial en Estados Unidos está en “niveles muy altos”.

Excluyendo el periodo de la Gran Recesión, la cifra de 6 millones de estadounidenses que trabajan tiempo parcial pero desean empleos de tiempo completo actualmente se encuentra en el nivel más alto alrededor de 30 años. El número ha bajado desde su pico durante la recesión, pero algunos expertos creen que Estados Unidos ahora tiene una “nueva normalidad”, un número permanente elevado de trabajadores de tiempo parcial.

Los expertos llaman a estos empleos el “desempleo oculto” porque estas personas son capaces de trabajar más horas de lo que pueden conseguir.

Es una situación difícil. Alrededor del 25% de los trabajadores de tiempo parcial vive en la pobreza, según un estudio realizado por Rebecca Glauber, profesora de la Universidad de New Hampshire. Solamente el 5% de los trabajadores de tiempo completo viven en la pobreza.

A muchos trabajadores de tiempo parcial se les paga menos por hora que a los trabajadores de tiempo completo con la misma responsabilidad y trabajo. Tienen más probabilidades de perder sus empleos que los trabajadores de tiempo completo y con frecuencia no tienen prestaciones de salud o vacaciones pagadas, de acuerdo con Chris Tilly, profesor de Economía de la UCLA.

“La práctica de ofrecer a los trabajadores de tiempo parcial un paquete de beneficios muy reducido es casi universal”, dice Tilly.

Mónica Valerio es un buen ejemplo. Ella daría cualquier cosa por un trabajo a tiempo completo.

Valerio fue despedida de su trabajo en el departamento de recursos humanos de la Universidad de Stanford en 2009 después de haber trabajado allí durante 20 años. Desde entonces, ha trabajado tiempo parcial en una compañía de suplementos nutricionales en el área de la bahía de San Francisco. No tiene prestaciones de salud o vacaciones pagadas.

Ahora, a los 60 años, teme que nunca volverá a conseguir otro trabajo de tiempo completo y tendrá que vender su casa para evitar la quiebra.

"Realmente pensé que este trabajo de tiempo parcial sería temporal”, dice Valerio, quien vive en Alameda, California. “Se está haciendo más y más difícil llegar a fin de mes a medida que pasan los años”.

Valerio dice que gana 18,000 dólares al año en su trabajo actual. En Stanford, ganaba 63,000 dólares. A pesar de buscar y aplicar constantemente por empleos a tiempo completo, siente que los empleadores la rechazan debido a su edad.

“La gente como yo somos dinosaurios en el mercado laboral”, dice.

El mercado laboral estadounidense luce muy saludable en general: la tasa de desempleo es del 5% y las empresas estadounidenses han estado en una racha de contratación en los últimos dos años. Pero el punto sensible en la economía siguen siendo los trabajadores de tiempo parcial.

El número de trabajadores “involuntarios” en este esquema alcanzó un máximo de 9.2 millones en septiembre de 2010. Sin embargo, en las últimas tres décadas promedió alrededor de 4.8 millones; niveles mucho menores que los actuales.

“Es una gran parte de lo que está mal”, dijo Robert Brusca, economista de la FAO Economics, una firma de consultoría.

Los trabajadores de tiempo parcial son fundamentales en el debate en torno a la brecha de habilidades laborales en Estados Unidos y el ínfimo crecimiento de los salarios en los últimos años, la cual es una de las principales razones por la que los estadounidenses no se sienten bien sobre la economía.

Más allá de las habilidades laborales, algunos expertos apuntan a la Ley de Asistencia Asequible —también llamada Obamacare— como la razón por la cual aumentaron este tipo de empleos.

Al principio del año 2015, una disposición clave de la ley indica que los empleadores de grandes empresas debían ofrecer cobertura de salud para los empleados que trabajan 30 horas o más por semana.

Para eludir esa ley, varias empresas como Walmart, Target, Trader Joe, Home Depot redujeron el número de horas que los empleados trabajan para evitar pagar la atención médica. Algunos dejaron de ofrecer cobertura de atención médica para los trabajadores a tiempo parcial en 2013 y 2014. Miles de trabajadores se vieron afectados.

Con el auge de la economía de trabajos ocasionales (gig economy, en inglés) —en la que las personas tienen trabajos de tiempo parcial, como por ejemplo, los conductores de Uber—, algunos expertos dicen que Estados Unidos tendrá un mayor número permanente de trabajadores bajo este esquema. Sin embargo, no está claro si los conductores de Uber, que personifican este tipo de economía, están trabajando tiempo parcial de forma voluntaria o porque no pueden encontrar otro empleo para los que estén calificados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Valerio también está considerando convertirse en una conductora de Uber para obtener un dinero extra mientras busca un trabajo de tiempo completo.

“No veo un futuro en lo que estoy haciendo ahora”, dijo.

Ahora ve
Malala estudiará en la Universidad de Oxford
No te pierdas
×