Minería: oportunidad de oro para Guerrero

Empresarios y gobierno creen que el sector será un motor de crecimiento para el estado.
La mina Media Luna, de la canadiense Torex Gold, está ubicada en el Cinturón de Oro de Guerrero.
Ruta Dorada  La mina Media Luna, de la canadiense Torex Gold, está ubicada en el Cinturón de Oro de Guerrero.  (Foto: Saúl Ruiz, Ediciones El País)
Yussel González
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Una tarde de verano del año pasado, la burbuja de oxígeno de Jaime Nava recibió un pinchazo. Ese día le llamó el conductor de un camión que transportaba maquinaria para su negocio en la industria minera de Guerrero.

El chofer le relató que mientras conducía sobre la carretera México-Iguala, un retén de delincuentes lo obligó a detenerse para pedirle dinero a cambio de permitir que el equipo llegara a su destino.

Varios golpes después y tras la entrega de los cerca de 4,000 pesos que llevaban de viáticos, el conductor, su ayudante y la maquinaria llegaron a su destino, una empresa de publicidad y señalética para la industria minera propiedad de Jaime Nava, expresidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana en Chilpancingo.

La compañía de Nava es una de las cerca de 250 empresas en Guerrero que dependen de la minería, una actividad a la que el empresario califica como una “burbuja de oxígeno” en un estado donde más del 60% de la población vive en la pobreza, sergún cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política del Desarrollo Social (Coneval).

“Estamos en un estado en donde no hay maquiladoras, no hay fábricas, no hay textileras. Dependemos del gobierno del estado, del sector turístico y ahora, del minero”, dice Nava.

Hoy, las mineras en el estado, empresarios y el propio gobierno consideran que la minería puede ser la segunda actividad más importante en Guerrero después del turismo y el sector servicios, aunque enfrentan el reto de operar en uno de los estados más violentos de México.

Guerrero, cuya economía creció 5.49% en 2014, ocupa actualmente el quinto lugar de producción nacional de oro detrás de Sonora, Zacatecas, Chihuahua y Durango.

La región guerrerense más atractiva para este metal es el Cinturón de Oro, que abarca a los municipios de Teloloapan, Arcelia, Cocula y Eduardo Neri, y donde hay un potencial de inversión de más de 2,000 millones de dólares (mdd) para los próximos seis años, de acuerdo con minera Media Luna, subsidiaria de la canadiense Torex Gold.

“El sector aún no ha logrado todo su potencial y bien podría convertirse en uno, si no es que el principal motor de crecimiento del estado de Guerrero, llevándolo a ocupar uno de los primeros cinco lugares a nivel nacional en materia de minería”, dijo en enero Alfredo Phillips, gerente en México de Media Luna, durante un encuentro con representantes de la industria y el gobierno estatal en Iguala.

Phillips agregó que para detonar el potencial minero de Guerrero, entidad que aporta solo el 1.5% al PIB nacional, el Estado de derecho, la seguridad y el desarrollo de proveedores son vitales.

Estos temas forman parte de la estrategia del clúster minero de Guerrero, que dirige el propio Phillips y que nació en mayo de 2014 por iniciativa de la Secretaría de Economía junto con proyectos similares en Sonora, Durango y Sinaloa.

El clúster, que incluye las empresas en el Cinturón de Oro, Media Luna, Goldcorp, Peñoles, Nyrstar y Timmins, busca integrar a toda la cadena de valor del sector, incluyendo instituciones académicas, proveedores y el gobierno

“Es precisamente lo que se está buscando: cómo integrar a las empresas de la región para que realmente se tenga la sinergia y se empiece a levantar la zona”, dice Mario Cantú, coordinador de Minería de la Secretaría de Economía.

El modelo a seguir es el clúster minero de Zacatecas, una entidad que en 2014 consiguió 26.39% de la producción minera nacional frente al 2.76% que tuvo Guerrero, según cifras de la Secretaría de Economía.

Guerrero está lejos todavía de Sonora, el mayor productor de oro de México.
Los mayores productores de oro  Guerrero está lejos todavía de Sonora, el mayor productor de oro de México.

Operar en medio de la violencia

Guerrero es escenario de una sangrienta batalla entre los grupos del crimen organizado Guerreros Unidos y los Rojos, según fuentes oficiales, y las mineras no han sido inmunes a ello.

“El hecho es que todos sabemos que hay una presencia notable de grupos delincuenciales que están, de alguna forma, compitiendo para quedarse con la plaza”, dice Carlos Garfias, arzobispo de Acapulco.

La situación obligó a la empresa belga Nyrstar a suspender las operaciones en su mina de 12,000 hectáreas Campo Morado. Aunque la minera declinó comentar a Expansión cuándo reiniciará operaciones, a inicios de este año anunció la venta de todos sus activos mineros, incluido México, con el objetivo de fortalecer su hoja de balance.

Tres trabajadores de Goldcorp, que presuntamente habían sido secuestrados, fueron asesinados en marzo del año pasado.

“La inseguridad tiene un costo humano alto y también financiero porque nos obliga a gastar más en seguridad para la mina y nuestros empleados”, dice Michael Harvey, director de Asuntos Corporativos y de Seguridad de la empresa que opera la mina Los Filos, con reservas probadas y probables de 6.7 millones de onzas de oro.

El estado de Guerrero tiene una tasa de 56.50 homicidios por cada 100,000 habitantes, la más alta del país. Sin embargo, las mineras extranjeras no han desistido de sus planes: Torex Gold invirtió 800 mdd para el proyecto El Limón-Guajes, donde en diciembre pasado obtuvo las primeras 350 onzas de las 300,000 que espera alcanzar cada año.

Para hacer frente a la inseguridad, las empresas abordaron el tema como grupo. Directivos de las compañías se han reunido varias veces con las autoridades estatales y federales para afinar detalles y dicen que el Gobierno del priista Héctor Astudillo, quien no estuvo disponible para comentar en esta historia, les prometió apoyo.

Subirse al tren del clúster

La desaparición de los normalistas fue solo el jaque mate para las pequeñas y medianas empresas en Iguala, una ciudad que podría beneficiarse del clúster minero al ser equidistante de las principales minas.

“Teníamos algunas empresas importantes grandes que se fueron y se fueron porque yo creo que ha sido más bien una especie de política para reducir sus gastos de operación”, explica Zacarías Rodríguez, presidente de la Cámara de Comercio de Iguala.

“Desde luego, se fue combinando con el problema de la inseguridad, porque había muchos asaltos en las carreteras que van a las comunidades o municipios vecinos a Iguala”, agrega.

Sin embargo, Rodríguez, al igual que varios empresarios afiliados a la organización, confía en que se conforme el clúster.

Para ello, las empresas que busquen unirse al clúster como proveedores deben apostar por ofrecer servicios y productos especializados, como refacciones en lugar de servicios generales. El beneficio está en los 8,000 millones de pesos de gasto operativo anual que planean las mineras. El dirigente de las empresas en Iguala reconoce que están lejos de ese punto todavía, pero admite que hay interés.

“No hay empresa que tenga la capacidad económica para poder surtir de maquinaria, por si una llanta se les llega a ponchar, que se les repare en el momento, en el lugar”, dice Rodríguez. Por ello, buscó una reunión con las mineras para conocer las necesidades y en dónde podían encajar los empresarios guerrerenses.

Las mineras en el clúster han comenzado a trabajar junto con la Secretaría de Fomento y Desarrollo Económico de Guerrero para dirigir los programas estatales y federales para el desarrollo de proveedores.

Se buscan mineros

El crecimiento de la minería en Guerrero implica también la necesidad de mano de obra especializada para trabajar en el sector, que cuenta con remuneraciones 41% superiores a la media del país, según datos de la Cámara Minera de México (Camimex).

Las empresas ya están en negociaciones con el Conalep para la creación de carreras técnicas dirigidas a la minería. En 2014 hubo 340,817 empleos directos a nivel nacional, de los cuales solo 2,939 correspondieron a la entidad del sureste.

“Queremos conformar comités que atiendan los temas más relevantes para el sector, como seguridad y medio ambiente, desarrollo de proveeduría, atracción de inversión y formación de capital humano; es ese último donde la participación de las universidades será decisiva”, agrega Michael Harvey, de Goldcorp.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Jaime Nava tiene más que contar sobre cómo la inseguridad golpeó a las empresas. Sin embargo, confía en el impacto que puede tener el clúster al reactivar otros 37 sectores de la economía local.

Esta historia fue publicada el 15 de marzo en la edición 1186 de la revista Expansión.

Ahora ve
Policía Federal sorprende con ‘flashmob’ en un centro comercial de la CDMX
No te pierdas
×