El mundo tiene más hambre... de carne mexicana

Los envíos aumentaron de la mano de una mayor demanda y mejores operaciones de los productores nacionales.
Fuerza  Se espera que este año la exportación de carne llegue a 250,000 toneladas.
Yussel González
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Las exportaciones de carne de res mexicana han crecido con fuerza en los últimos años ante una mayor demanda global, mejores operaciones de los productores de México, así como los programas para el repoblamiento del ganado que instauró el Gobierno.

El volumen de exportación de carne y despojos de bovino creció en poco más de cinco veces al pasar de 32,039 toneladas en 2008 a 169,962 toneladas en 2015, según cifras de la Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado (AMEG),

En este año, se espera que la cifra llegue a 250,000 toneladas, de acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).

“Las mejoras en la calidad, seguridad y la sofisticación de las operaciones de carne mexicana han facilitado que se incremente la exportación en los últimos años”, dijo USDA en su reporte sobre el sector difundido en abril.

Desde 2013, México comenzó a beneficiarse de una mayor demanda internacional por carne de res, debido al descenso en el inventario ganadero de Estados Unidos, país que realiza poco más del 50% de las exportaciones totales mundiales.

“Se incrementó la demanda a nivel internacional, principalmente de los mercados asiáticos, se empezó a hacer presión hacia los países exportadores y México empezó a ser exportador importante de carne de res desde 2010”, comentó a Expansión Eduardo Trejo, especialista del sector en Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA).

Los principales mercados de la carne mexicana además de Estados Unidos, son Japón y Hong Kong.

A lo anterior se sumó el hecho de que muchos engordadores de ganado se integraron para evitar el costo de los intermediarios. Hoy tienen su rastro, su empacadora y su distribuidora para el mercado nacional y de exportación. Además el gobierno mexicano también instauró programas para el repoblamiento del hato ganadero a partir de 2012 para contrarrestar los efectos negativos que generaron fenómenos metereológicos.

“Tuvimos una gran sequía (en 2012) en México y Estados Unidos y hubo una menor oferta. Al tener sequía tuviste que sacrificar las vacas porque no tenías dónde pastaran”, dijo Juan Carlos Anaya, director general de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas.

“Reponer esas vacas tomó tiempo y apenas el hato se está reponiendo”, agregó.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) dijo en diciembre pasado que en lo que va de la actual administración se han destinado cerca de 5,000 millones de pesos para ello.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

No obstante, pese a la demanda mundial que ha tenido, la carne mexicana no ha estado exenta de cuestionamientos.

En días pasados, previo a la visita de algunos de sus jugadores, la NFL les advirtió que fueran cuidadosos de comer carne de res en México ya que según la liga de futbol americano, contiene altos niveles de clembuterol, una sustancia usada para el engorde del ganado y también utilizada entre algunos deportistas para el aumento de la masa muscular.

Ahora ve
Este recorrido muestra la historia de la magia de Harry Potter
No te pierdas
×