México, condenado a crecer menos de 2.5%

Según expertos, el país no puede crecer más allá porque genera distorsiones; la economía requiere de mayor inversión productiva privada y del gobierno.
Economía mexicana.  El país ya dio su máximo de crecimiento.  (Foto: iStock by Getty Images)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO. (Expansión) -

La economía mexicana seguirá estancada este año en un crecimiento máximo de 2.2%, en línea con el promedio de los últimos 20 años.

El viernes pasado la Secretaría de Hacienda recortó el pronóstico de crecimiento a un rango de 2.2 a 3.2% desde un previo de 2.6 a 3.6%, ante un entorno global adverso y el titubeante comportamiento del sector industrial de Estados Unidos, clave para México.

“La economía ya ocupó toda la capacidad productiva con la que cuenta para crecer, el 2.8% del primer trimestre indica que ya ha crecido a todo su potencial y para crecer más necesitaría de mayor déficit fiscal, una política monetaria expansiva (lo que genera distorsiones)”, dijo en entrevista el director de Moody’s Analytics para América Latina, Alfredo Coutiño, quien estima un crecimiento de 2.2% este año.

Dado que el problema de la economía mexicana es estructural, dice, requiere que el sector privado aumente la inversión productiva, a la par de que el gobierno modernice y genere infraestructura física.

“No se trata de inyectarle vitaminas al paciente para que tenga fuerza, lo que se necesita es alimentarlo bien para que desarrolle fortaleza, eso le va a permitir levantarse, caminar más rápido y hasta correr. Es lo que necesita la economía que no puede correr más del 2.5% de manera estable”, recalcó Coutiño.

Sin embargo, el último recorte al gasto público que realizó Hacienda incluyó un ajuste a la inversión de 13,227 millones de pesos. Destacan la suspensión de la línea A del metro Chalco-La Paz; el acceso al puerto de Veracruz, la fase I del puerto de Guaymas, entre otros.

El viernes el INEGI revisó ligeramente a la baja el crecimiento de la economía durante el primer trimestre, en el que el PIB creció 2.9% frente a una cifra oportuna de 2.8%. Al interior el sector secundario, es decir, las actividades industriales, aumentó 0.4%, ligeramente mayor al avance de 0.2% del trimestre inmediato anterior pero muy lejos del 1.7% que avanzó en los primeros tres meses de 2015.

“Lo que vemos con preocupación es la parte de la demanda externa y que el sector manufacturero no despega y es muy difícil que repunte debido a la fortaleza del dólar”, dijo el director de estrategias de mercado de Finamex Casa de Bolsa, Guillermo Aboumrad, quien estima que este año la economía mexicana apunta a un crecimiento de 2.4%.

En este sentido el jefe para Inversiones en Mercados Emergentes del banco suizo UBS, Jorge Mariscal, comentó en una entrevista previa que, es difícil que México acelere su crecimiento si Estados Unidos no crece a una mayor tasa.

Por lo pronto las expectativas de crecimiento para el país vecino del norte se ubican de 1.8 a 2%.

“Hay un problema de largo plazo de la economía mexicana, a diferencia de países asiáticos el crecimiento de la productividad ha sido muy bajo. Podría llegar a pensarse que estamos atrapados. Hasta que no funcionen las reformas vamos a estar atrapados”, dijo Aboumrad y agregó que se requiere inversión privada e i infraestructura que hasta ahora solo se ha concentrado en pocos sectores.

Por su parte, analistas de Banamex prevén un avance de 2.1% para la economía en 2016.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×