Leviatán, el campo que llevará a Israel a convertirse en un exportador de gas

Hace 15 años, Israel dependía de la importación para cubrir sus necesidades energéticas; ahora eso podría cambiar tras el descubrimiento de gigantescos yacimientos de gas.
Gas  Los grandes campos descubiertos no hace mucho tiempo serán suficientes para cubrir las necesidades de Israel.  (Foto: AFP)
Por: OREN LIEBERMANN
JERUSALÉN, Israel (CNNMoney) -

Hace sólo 15 años, Israel dependía enteramente del carbón, gas natural y petróleo de importación para cubrir sus necesidades energéticas.

Todo eso podría cambiar en los próximos años tras el descubrimiento de gigantescos yacimientos de gas. De hecho, Israel podría tener tanto gas natural que se vería en la necesidad de exportarlo a algunos de sus vecinos.

El corazón de la revolución energética de Israel se encuentra a 24 kilómetros de la costa mediterránea del país. Desde que fue descubierto en 2009, la producción del campo de gas natural Tamar ha aumentado de manera constante y ahora promedia 1,200 millones de pies cúbicos por día, suficiente para generar el 40% de la energía de Israel.

Tamar, que contiene 10 billones de pies cúbicos de gas, fue solo el comienzo. En 2011, Noble Energy y Delek de Israel descubrió el campo Leviatán. Hasta hace poco, era el campo de gas más grande jamás descubierto en el Mediterráneo. Contiene un estimado de 22 billones de pies cúbicos de gas, suficientes para hacer de Israel un jugador importante en el mercado regional.

Siguieron más descubrimientos: el campo Tanin en 2012 y Karish un año más tarde. Estos campos de gas añadieron 3 billones de pies cúbicos de reservas de gas a Israel.

“Tamar ya hace a Israel casi independiente desde un punto de vista energético”, dijo Yossi Abu, presidente ejecutivo de Deleg. “Leviatán puede llevar a Israel a ser un exportador de gas natural”.

Si el desarrollo de Leviatán comienza este año, el campo podría estar produciendo gas en 2019, dijo Abu. Las exportaciones podrían seguir poco después, dice.

Sin embargo, Israel necesita inversión extranjera para desarrollar los yacimientos de gas. Leviatán requiere de un estimado de 6,000 millones de dólares. El campo tendría ocho pozos, y bombearía 2,000 millones de pies cúbicos por día, pero sigue sin ser aprovechado debido a los retrasos regulatorios.

El gobierno aprobó esta semana planes para un marco legal que alentaría a los inversores extranjeros a participar en el desarrollo de campos de gas.

Abu de Delek espera que el desarrollo comience en los próximos meses una vez que el marco legal elimine su último obstáculo.

Una vez que los campos estén produciendo, Israel no tendrá ninguna escasez de clientes potenciales.

Egipto solía suministrar gas natural a Israel hasta que el gasoducto Sinaí fue bombardeado varias veces en el verano de 2012. Ahora, el gas podría fluir a la inversa, ya que la demanda de Egipto está creciendo.

Turquía también se ha visto en la necesidad de gas natural después de que sus relaciones con Rusia se tornaron amargas, tocando fondo cuando Turquía derribó un avión de combate ruso en noviembre pasado.

La relación entre Israel y Turquía había sido tensa durante al menos cinco años, pero apenas un mes después de que el caza ruso fue derribado, Israel y Turquía anunciaron avances en un acuerdo que incluye la normalización de relaciones y la construcción de un gasoducto de gas natural para la venta de gas israelí a Turquía.

Otras opciones de exportación incluyen Jordania, Chipre y Grecia.

Ahora ve
El Zócalo celebra la Feria Internacional del Libro 2017
No te pierdas
×