El aguacate y la naranja suben más de 100% en la primera mitad del año

Ambos frutos están entre los productos que más subieron de precio en los primeros seis meses del año.
Impacto  El kilogramo de aguacate llega a casi 80 pesos en algunas zonas de la Ciudad de México.  (Foto: Especial)
Yussel González
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Si bien el aguacate acaparó los titulares por el fuerte aumento de precio que tuvo ante el final de las cosechas, hay otros productos que también subieron de forma importante en la primera mitad del año.

Entre ellos está la naranja, que acumula un aumento de 102.26% en ese lapso de tiempo, de acuerdo con cifras divulgadas este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Esa cifra es, incluso, ligeramente superior al incremento de 102.18% que acumula el aguacate desde el inicio del año.

El kilogramo del cítrico llega en algunas zonas de la Ciudad de México y el Área Metropolitana a 23.90 pesos, de acuerdo con datos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), mientras que el aguacate se vende hasta en 79.90 pesos.

Otros productos agropecuarios que tradicionalmente son volátiles porque dependen del clima y las cosechas, también tuvieron aumentos importantes. En la primera mitad del año, el precio de la pera aumentó 30.18% y el del chayote avanzó 39.86%.

Los precios de las manzanas aumentaron 17.27% y los del frijol 20.19%.

En contraste, otros productos tuvieron descensos importantes en sus precios. Es el caso del jitomate, que retrocedió 43.18% y el chícharo, que cayó 10.55%.

La inflación llegó a 2.54% en junio y está dentro del objetivo del Banco de México (Banxico) de 3% +/- un punto porcentual.

El rubro de la inflación que incluye a las frutas y verduras así como a productos agropecuarios, conocido como no subyacente, alcanzó una tasa de solo 1.16%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En contraste, la inflación subyacente, que elimina elementos volátiles como los alimentos y la energía y que es seguida más de cerca por las autoridades monetarias y los analistas, alcanzó una tasa anual de 2.97%. A su interior, el rubro de mercancías tuvo una variación anual de 3.61%. Estas dos últimas cifras apuntan a que se están generando presiones inflacionarias por la depreciación del peso frente al dólar.

“Con mucho de este efecto (del tipo de cambio) probablemente por pasar al resto de la economía, esperamos que la inflación subyacente supere el objetivo del 3% más adelante en el año”, dijo Adam Collins, economista de Capital Economics.

Ahora ve
Arqueólogos israelíes descubren una parte oculta del Muro de los Lamentos
No te pierdas
×