Donald Trump, uno de los factores de la caída en el precio del oro

El metal amarillo se ve beneficiado cada vez que el candidato republicano repunta en las encuestas, contrario a lo que ocurre con los mercados bursátiles y el peso mexicano.
Expectativas  Algunos inversionistas creen que el precio del metal no se verá impactado por el alza de tasas de la Fed.  (Foto: iStock by Getty Images)
Por: PAUL R. LA MONICA
NUEVA YORK -

Dicen que no todo lo que brilla es oro, pero quizás esa frase necesita un cambio. El oro no ha estado particularmente brillante últimamente.

El precio del oro cayó por debajo de los 1,300 dólares la onza esta semana.

Esta es la primera vez que el metal amarillo ha sido negociado por debajo de ese nivel desde que la votación del Brexit en junio pasado que conmocionó a los mercados globales. Y algunos expertos creen que las dificultades de Donald Trump son una razón de esta caída.

Sí, los precios del oro siguen 20% arriba este año. Pero han caído más de 6% desde que tocaran un máximo de 52 semanas—1,365 dólares por onza— a principios de julio. Solo este martes, los precios cayeron 3%.

Las acciones de mineras como Newmont, AngloGold Ashanti y Barrick Gold han caído incluso más duro. Lo mismo que algunos ETFs que magnificaron las apuestas en los precios del oro y de las acciones mineras.

Y una ETF que realiza apuestas en corto sobre mineras ha subido casi 50% esta semana.

Así que, ¿por qué algunos inversionistas predicen que este año terminará la fiebre del oro y están planeando su salida?

1. Clinton no es tan atractiva para el mercado del oro como Trump

El oro, como otros mercados bursátiles y el peso mexicano, tienden a ganar terreno (o a perderlo) según los números de Trump en las encuestas.

Los mercados financieros continúan considerando a Trump como una amenaza. Su naturaleza impredecible es aterradora.

Los mercados financieros siguen viendo a Trump con cautela. Su naturaleza impredecible es de miedo. Recuerde que uno de los tópicos clave sobre Wall Street es que los inversores detestan la incertidumbre. Incertidumbre con letras MAYÚSCULAS.

"Esperamos que las políticas (de Trump) miren hacia adentro y se debiliten los fundamentos sobre la economía de Estados Unidos. Además, su retórica y acciones de política podrían crear incertidumbre nacional e internacional, en el mejor de los casos, y la agitación, en el peor", dijo Georgette Boele, coordinadora de la estrategia de divisas y metales preciosos de ABN Amro, en un informe a principios de este verano.

Poco después del momento de gloria de Trump en la Convención Nacional Republicana en agosto, algunos expertos en oro consideraban que el oro podía llegar a 1,900 dólares por onza, un máximo desde 2011, si el magnate de los bienes raíces llegaba a la presidencia.

El momento de Trump ha empezado a desvanecerse. Y, con él, los precios del oro.

La elección está todavía a un mes de distancia, así que sería tonto descartar a Trump o al oro.

Vale la pena señalar que las mineras han más que duplicado su valor este año; sin embargo, el retroceso reciente podría ser sólo una corrección y no el comienzo de un mercado de un largo mercado de oso para el oro. Por otra parte, la Reserva Federal podría matar el alza del oro, sin importar quién gane la carrera por la Casa Blanca.

2. Alza en la tasa de interés + dólar fuerte = problemas para el oro

La Reserva Federal ha dado pistas sobre un eventual alza en la tasa referencial en diciembre. La presidenta de la Fed en Cleveland, Loretta Mester, incluso sugirió que esto podría ocurrir también durante su reunión de noviembre.

Recuerden mis palabras: no hay manera que la Fed la mueva días antes de la elección presidencial. Pero es probable que el presidente electo sea recibido con tasas más altas en diciembre, siempre y cuando el mercado de valores y la economía no se depriman en los próximos meses.

Esto no es bueno para el oro. Las bajas tasas han ayudado al metal porque los inversionistas tienen pocas razones para tener un bono del gobierno de Estados Unidos. Si se suben las tasas, eso se volvería más atractivo.

El dólar, que se ha fortalecido frente a otras monedas esta semana, podría seguir hacia arriba si se sube la tasa. Esto es malo para el metal amarillo, ya que muchos de sus fanáticos se han refugiado en él por miedo a que el valor del dólar se erosione.

Pero algunos creen que es un error descontar al oro de una vez. Quizás solo sea una corrección, luego de que las acciones de las mineras han duplicado su valor en Estados Unidos este año.

3. ¿Una pausa en el camino?


A pesar de que están disminuyendo un poco los temores acerca de que Deutsche Bak necesita un rescate para hacer frente a sus multas legales en Estados Unidos, el titán teutónico (y otros bancos europeos) no están fuera de peligro todavía.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mientras tanto, Bill Gross acaba de escribir en su más reciente perspectiva mensual que el oro - al que llamó una "reliquia histórica"- debería beneficiarse del hecho de que las tasas de todo el mundo siguen siendo bajas - y en algunos casos, negativas.

"En algún punto, los inversores - recelosos y, de hecho, cansados de recibir retornos negativos o cercanos a cero por su dinero, podrán, en el margen, abandonar el complejo financiero, por un mayor retorno o mejor aún, alternativas de menor riesgo", indicó Gross. En otras palabras, Gross se muestra poco preocupado por el hecho de que un aumento en la tasa referencial de la Fed aplaste el valor del oro.

Ahora ve
España inicia los trámites para intervenir en el gobierno de Cataluña
No te pierdas
×