8 efectos de la liberalización de los precios de las gasolinas, segun CI Banco

Un aumento en la tasa de inflación, el impacto en el gasto de los consumidores y una mayor competencia son algunos de los efectos que estima la institución financiera.
Lo que tienes que saber sobre el aumento a la gasolina
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Un aumento en la tasa de inflación, el impacto en el gasto de los consumidores y una mayor competencia son algunos de los efectos que se esperan tras la liberalización del precio de las gasolinas, la cual consiste en que el gobierno deje de fijar el precio y este sea determinado los precios internacionales.

El llamado gasolinazo, el incremento en las gasolinas y el diésel a partir de este domingo, que ha molestado a algunos mexicanos, es parte de esta liberalización de los precios.

De acuerdo con CI Banco, estos son los efectos que traerá consigo este cambio:

1. Efecto a la inflación

"El incremento en el precio de la gasolina provocará que la inflación mensual en enero sea cercana a 1.0%”, indicó la Dirección de Administración Integral de Riesgos y Análisis Económico de CI Banco.

Esto significa que la inflación anual al cierre de ese mes podría llegar al 4.0% anual, de acuerdo con la institución financiera.

Este nivel estaría en el rango más alto del objetivo del Banco de México (Banxico), que es de 3.0% más/menos un punto porcentual.

"La estabilidad de precios siempre es un escenario frágil y vulnerable, por lo que la tasa de inflación puede aumentar de forma rápida en poco tiempo. Las tasas de inflación altas persisten en la memoria de la gente y tienen efectos adversos duraderos", señala la institución financiera.

CI Banco prevé que la inflación en México cerrará 2016 cerca del 3.50% y que continúe con la tendencia alcista y quizá alcance hasta el 5.0% en algún momento de 2017, para cerrar ese año en niveles cercanos al 4.5% anual.

2. Aumentos en algunos productos

Los productores de bienes y servicios tendrán un incremento en sus costos debido a que harán un pago adicional en combustible.

Por lo que es muy probable que en el corto plazo, el empresario busque trasladar parte de estos mayores costos al precio final de los bienes y servicios.

Esto, también presionaría a la inflación, al consumidor y a las expectativas de los agentes económicos de futuras alzas en precios.

3. Impacto al gasto de los mexicanos

El impacto será negativo para el consumidor en el corto plazo, ya que se reduce su ingreso disponible al aumentar el costo de su gasto cotidiano.

"El consumidor no sólo se verá afectado por el impacto que tenga en su gasto con el aumento en la gasolina, sino que también sobre muchos otros productos y servicios que aumentarán de precio", indica la institución financiera.

Recomendamos: El 'gasolinazo' ocasiona nueva jornada de protestas en CDMX

4. Probables aumentos en las tasas de interés

Ante este escenario, el Banco de México (Banxico) se vería en la necesidad de intervenir para desinflar esas posibles presiones inflacionarias.

La forma de hacerlo sería a través de una política monetaria restrictiva, esto es, aumentos en tasas de interés.

"Si ya en el pasado, la autoridad monetaria había decidido subir el costo del dinero anticipando futuras presiones en precios, si estas se materializan, tendría razones suficientes para continuar con esa política", prevé CI Banco.

5. Afectaciones al potencial del crecimiento económico

Estas alzas continuas en tasas de interés, tarde o temprano, afectarán el potencial de crecimiento de la economía mexicana.

Por lo que podría tener efectos negativos en el ya de por sí ritmo modesto de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México de los últimos años.

Lee: 'Gasolinazo' pegará al gasto corriente de los estados: Fitch

Sin embargo, este proceso tiene otros efectos positivos para la economía mexicana como:

6. Generar un mercado de combustibles más eficiente

Gran parte del incremento en los precios del combustible es resultado de una política energética en los últimos 70 años que llevó a México a depender de las importaciones de gasolina, en lugar de refinarlas en el país.

México hoy compra en el exterior seis de cada 10 litros que consume (principalmente de Estados Unidos). Además, desde que el precio del petróleo bajó más del 50% (en 2014), el gobierno al no disminuir el precio al consumidor de la gasolina, ha pasado de subsidiarla directamente a cobrar un impuesto por el diferencial.

Este impuesto le ha sido muy útil para cubrir la importante baja de ingresos públicos relacionados con la producción y exportación de petróleo. Sin embargo, en 2016, el diferencial disminuyó con la recuperación del precio de las gasolinas, mismo que para este año lo fijarán en un porcentaje de impuesto (IEPS) de más del 20%. Lo que explica el por qué el precio de la gasolina para este año será mucho más alto que el observado en EU.

7. Aumentar la competencia entre proveedores

Es probable que en los próximos años, Pemex pueda satisfacer las necesidades internas de gasolina. Como resultado de la reforma energética, se estiman inversiones extranjeras para ello alrededor de 20,000 millones de dólares.

Esto podría provocar que el costo de la gasolina dependa menos del internacional y del tipo de cambio, y quizá en el mediano plazo permita tener un precio al consumidor más competitivo contra el que se vende en EU.

8. Evitar destinar recursos públicos en controles de precios ineficientes

Anteriormente, era el gobierno quien fijaba el precio de los combustibles como una estrategia fiscal para mejorar la distribución de la riqueza y en específico, defender el poder adquisitivo de las personas con menores ingresos; sin embargo, la mayoría de las veces, estas políticas fallan y generan efectos nocivos e incentivos perversos, sin poder cumplir con sus objetivos finales.

"En el caso de las gasolinas, en algunas ocasiones el gobierno subsidiaba el precio para evitar alzas considerables en el costo del combustible al consumidor final, pero el modelo es insostenible y no sólo atiende a grupos de la población considerados como vulnerables", señala CI Banco.

Lee: La reforma energética, ¿culpable del gasolinazo?

La institución financiera indicó que todavía es prematuro anticipar la tendencia de los precios en 2017 y que también puede ocurrir que el precio de la gasolina, al ser un incremento de una sola vez, no se traduzca en inflación y que no haya efectos en cadena en otros precios de bienes y servicios.

Mientras esta incertidumbre se disipa, la autoridad monetaria deberá estar muy atenta a la evolución de la inflación, así como de las expectativas de los analistas.

Lee: Así pegará el ‘gasolinazo’ a la inflación a partir de enero

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para CI Banco, no es el momento más adecuado para la liberalización de los precios de las gasolinas y el diésel, ya que es al inicio de un año plagado de incertidumbre por la fragilidad de la economía interna y amenazas de políticas externas.

Por lo que “el gobierno federal deberá asegurar que estas condiciones de eficiencia se mantengan y sin dejar de ver el traspaso que podría tener a la inflación”, añadió.

Ahora ve
Autoridades de España confirman 13 muertos por ataque en La Rambla
No te pierdas
×