La verdad detrás del déficit comercial de EU con México

El comercio entre ambos países está basado en cadenas de valor manufactureras a diferencia de lo que ocurre con China.
Las exportaciones automotrices de México representan el 25% del total de ventas al exterior.
En riesgo  Las exportaciones automotrices de México representan el 25% del total de ventas al exterior.  (Foto: Ivett Rodríguez)
Yussel González
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El déficit comercial de Estados Unidos con México fue motivo para que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticara una vez más al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Sin embargo, el saldo negativo de su país con China es cinco veces mayor al que tiene con México.

Hasta noviembre del año pasado, Estados Unidos tuvo un déficit comercial de poco más de 58,000 millones de dólares (mdd) con México. En el mismo periodo, el déficit comercial con China fue de 319,282 mdd. Esto significa que la Unión Americana compra más productos de ambos países que los que les vende.

En 1994, cuando entró en vigor el TLCAN, Estados Unidos tenía un superávit comercial con México de 1,349 mdd. Al año siguiente, registró un déficit por 15,808.3 millones de dólares, que fue aumentando con el paso de los años.

Sin embargo, esto no significa que México inunde Estados Unidos de productos, sino que las empresas de ambos países trabajan en conjunto al producir diversos productos que hacen a la región de América del Norte competitiva.

Tras la entrada en vigor del TLCAN, la industria manufacturera de México recibió mayores inversiones y tuvo avances ante el bajo costo de la mano de obra, mientras que Estados Unidos tuvo un mayor impulso del sector servicios. De hecho las manufacturas representan poco más del 60% de la Inversión Extranjera Directa (IED) que recibe México.

“Hay que verlo en función no solo bilateral sino global porque muchos de los productos que se hacen aquí en México los importa Estados Unidos y muchos de ellos se reexportan hacia Europa u otros países”, dijo a Expansión Rafael Camarena, economista de Santander.

En otras palabras, los productos que exporta México a Estados Unidos son en su gran mayoría componentes intermedios que se utilizan para producir otros bienes.

Un ejemplo son los automóviles y sus componentes, una industria que representa el 25% del total de las exportaciones, y que está integrada en las cadenas de valor de la región de América del Norte.

“Sin los autos, el déficit de México con Estados Unidos desaparecería. Cualquier esfuerzo por restringir las exportaciones significaría un daño a la economía de México”, dijo Adam Collins, economista de la firma británica Capital Economics.

Las partes que utiliza esa industria cruzan las fronteras de los países miembros del TLCAN hasta ocho veces antes de ser finalmente instaladas en un vehículo, según el Center for Automotive Research, un centro de investigación de la industria. Tienen esa facilidad precisamente porque no hay aranceles.

De ahí que 40% de lo que importa Estados Unidos de México incluye contenido estadounidense, según cifras del Wilson Center, un centro de investigación con sede en Estados Unidos. En contraste, las exportaciones de China solo tienen 4% de contenido estadounidense.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El caso de China es distinto pues ahí no hay cadenas de vaor integradas. “El comercio exterior con México aumentó de manera notable por las exportaciones pero en el caso de China las que crecieron fueron las importaciones porque ahí sí industrias completas se trasladaron y van al mercado de Estados Unidos”, agregó Camarena.

Por ello, los expertos han señalado que de fabricar varios productos en Estados Unidos como lo propone Trump, los precios para los consumidores aumentarían significativamente.

Ahora ve
Los campos eólicos en La Ventosa, Oaxaca, dividen opiniones
No te pierdas
×