Robots = los verdaderos enemigos de Donald Trump

Expertos señalan que la automatización amenaza muchos más trabajos en la industria que el comercio con México y China.
Sustituyen trabajadores  De acuerdo con especialistas, los robots han desplazado a humanos de sus puestos de trabajo.  (Foto: iStock by Getty Images)
Por: PATRICK GILLESPIE
NUEVA YORK -

El presidente estadounidense Donald Trump describe a México, a China y al comercio mundial como las mayores amenazas para los empleos manufactureros en Estados Unidos.

“Ha sido un acuerdo unilateral desde el comienzo del TLCAN, con un gran número de empleos y empresas perdidas”, dijo Trump el 26 de enero.

Su antecesor también ofreció una advertencia a los trabajadores estadounidenses, pero de distinto tipo.

“La próxima ola de dislocaciones económicas no provendrá del extranjero, provendrá del ritmo implacable de la automatización que hace obsoletos muchos empleos de clase media”, dijo el presidente Barack Obama en su discurso de despedida.

El futuro de la manufactura ‘cambiará para siempre’ con la tecnología

La investigación apoya la afirmación de Obama. Se pierden más empleos ante los robots y la automatización —mejor tecnología— que el comercio con China, México o cualquier otro país.

Sin duda, Estados Unidos ha perdido empleos ante el comercio, pero los robots amenazan muchos más trabajos tradicionales de línea de montaje. Actualmente hay cerca de 5 millones de empleos menos en la industria que en 2000.

Interactivo: ¿Cuánto dependen las automotrices de EU?

El profesor David Autor, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) descubrió que el comercio de Estados Unidos con China eliminó 985,000 empleos manufactureros en Estados Unidos entre 1999 y 2011. Y Robert Scott, economista del Economic Policy Institute, estima que el comercio con México costó alrededor de 800,000 empleos entre 1997 y 2013.

Eso puede sonar alto. Pero considera que solamente el año pasado, Estados Unidos agregó más empleos que esas pérdidas combinadas. Otras investigaciones muestran que los robots representan una porción mucho mayor del pastel de pérdida de empleo.

Recomendamos: ¿Cuánto falta para que un robot me quite mi empleo?

Un estudio realizado por dos profesores de la Ball State University reveló que entre 2000 y 2010, alrededor del 87% de las pérdidas de empleos en la industria manufacturera se debieron a que las fábricas se hicieron más eficientes. El principal motor de una mayor eficiencia en las fábricas: la automatización y una mejor tecnología. El otro 13% de las pérdidas de empleos fueron a causa del comercio.

En pocas palabras: se requieren menos trabajadores para hacer la misma cantidad de autos que en 2000. De hecho, a medida que la industria ha perdido trabajadores, el valor de la producción manufacturera estadounidense ronda un máximo histórico.

Te puede interesar: Disminuyen los empleos de manufactura en EU, aumenta el uso de robots

“Eso para mí es evidencia de primer orden: no es el comercio” el que está arrebatando la mayoría de los empleos, dice J. Bradford Jensen, un profesor de Economía en la Universidad de Georgetown. "Ha habido muchos cambios técnicos que han reducido la necesidad de mano de obra; parte de ello es la automatización, parte de ello es el diseño, más software, menos hardware”.

Entonces, ¿por qué no tomar medidas severas contra los robots si están impulsando las pérdidas de empleo?

“Es más difícil satanizar lo que todo el mundo ve como progreso técnico, es más fácil satanizar al extranjero”, agregó Jensen.

Los expertos insisten en que es muy difícil determinar con exactitud cuántos trabajos ha eliminado la automatización, en parte porque la automatización también crea nuevos empleos.

La impresión en 3D, ¿revoluciona la manufactura?

El profesor del MIT, Daron Acemoglu, utiliza el ejemplo de los cajeros automáticos. Estos realizan los trabajos que los cajeros de banco hacían alguna vez. Pero no hay mucha evidencia de que el empleo bancario se haya desplomado como resultado de los cajeros automáticos.

“Cuando los cajeros dejaron de hacer la entrega de efectivo, encontraron trabajos más intensivos que hacer”, dice Acemoglu.

Es una transición que desafía a millones de trabajadores de la industria manufacturera. El rápido ritmo de la innovación significa que los trabajadores de la línea de montaje requieren habilidades laborales más altas, dicen los expertos. Ese desafío hace que sea fácil quedar rezagado.

Otra evidencia: hubo 324,000 vacantes de manufactura en noviembre, aproximadamente el mismo nivel antes de que comenzara la Gran Recesión en 2007. Los expertos dicen que muchos de esos trabajos abiertos requieren conjuntos de altas calificaciones.

La automatización también es un creador de empleos. Autor, el economista del MIT, descubrió que la nueva tecnología estimulaba el crecimiento del empleo en algunas áreas, incluso a medida que consumía la línea de montaje.

Esa tendencia plantea un desafío al objetivo de Trump de traer de vuelta empleos de manufactura de China y México.

“Si previenes ese comercio ahora, parte de esa producción podría regresar, pero el empleo que regrese no será para la gente, sino para los robots”, dice Acemoglu, el profesor del MIT.

Ahora ve
El factor que más interesa a los millennials al buscar empleo, encima del dinero
No te pierdas
×