Las prestaciones de 'lujo' de los burócratas, se comen al erario

El gobierno gasta en prestaciones como 'cumpleaños del trabajador' y 'empleado del mes', mientras, la inversión física va a la baja.
Más gastos  La prestación de empleado del mes costó 40.48 mdp y la del día del cumpleaños del trabajador 1.23 millones.  (Foto: iStock by Getty Images)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Los ingresos extras que la Secretaría de Hacienda recaudó durante 2016 permitieron al gobierno seguir con la inercia creciente del gasto público, principalmente en las prestaciones de servidores públicos que tienen compensaciones por días de cumpleaños o vida cara.

Tan solo las prestaciones que reciben los burócratas, consideradas como gasto corriente, representaron 2% del gasto total del gobierno, apenas tres décimas menos que en 2015, en un escenario en el que Hacienda recaudó más de lo esperado en 2016 frente a su estimación de la Ley de Ingresos, en la que estimaba entradas por 4.763 billones de pesos, pero cerró el año con 4.841 billones de pesos.

El total de prestaciones sumó 111,156 mdp en 2016, frente a 110,552 mdp de un año antes. La menor participación de éstas en el gasto total de 2016 se debe a que este fue mayor que el de 2015.

Te recomendamos: Cortan presupuesto en educación y salud; aumentan a presidencia

Mejorar la educación en México, una asignatura pendiente para el gobierno

“Por lo general Hacienda tiene muchos incentivos para subpresupuestar, lo ha estado haciendo por lo menos los últimos 10 años. El año pasado hubo ingresos que no esperaba, por la reforma fiscal; hubo un incremento importante en el IEPS por gasolina; por las coberturas petroleras y por el regalo que le dio el Banco de México (por el remanente)”, dijo a Expansión el director de Inteligencia Pública, Marco Cancino.

La recaudación del sistema renta (ISR-IETU-IDE) creció en 13.5%, mientras que la recaudación del IVA aumentó 8.9%, la de Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y el impuesto a las importaciones aumentó en 12.9 y 11.5%, respectivamente.

Pero mientras que la inversión física (gasto en infraestructura) cayó en 8.3% anual, hubo rubros del gasto corriente que siguen representado una erogación importante para el erario.

Por ejemplo, la ayuda económica por uso de vehículo para los trabajadores del sector público costó 34.17 mdp, la ayuda para juguetes 422,849 pesos, la compensación por vida cara sumó 555.53 mdp, esta prestación se paga cuando el trabajador percibe en forma periódica un porcentaje sobre el salario base mensual, por desempeñar su servicio en un lugar considerado como zona de vida cara.

Te puede interesar: México sufre la mayor fuga de capitales desde 1995

La prestación de empleado del mes costó 40.48 mdp, la del día del cumpleaños del trabajador 1.23 millones, mientras que la de dote matrimonial y maternidad sumó 1.94 mdp, esta prestación contempla ayuda para gastos de matriomonio de los burócratas.

De esta manera, el gasto público total sumo 5.344 bdp (12% más de lo planeado) con lo que, el gobierno pese a sus metas de austeridad gastó 579.884 mdp extra a lo planeado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Uno esperaría que si Hacienda fuera responsable invirtiera los recursos extras para reducir los compromisos financieros en lugar de mantener el tema del gasto, sin embargo, no necesariamente se va este tipo de rubros”, comentó Cancino, quien agregó que es necesario que Hacienda sea clara respecto al destino de los ingresos extras.


La corrupción en México, ¿una práctica común entre ciudadanos e instituciones?
Ahora ve
La detención de dos líderes independentistas enciende los ánimos en Cataluña
No te pierdas
×