El agro mexicano se prepara ante el riesgo de Donald Trump

Los productores de aguacate, jitomate y berries miran a otros mercados ante lo que pueda suceder con el TLCAN.
En riesgo  Donald Trump ha dicho que el TLCAN es el peor acuerdo jamás firmado por Estados Unidos.  (Foto: Diana Aguilar)
Yussel González
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

NOTA DEL EDITOR: Este texto se publicó originalmente en la edición 1206 de la revista Expansión del 15 de febrero de 2017.

Para la edición número 50 del Super Bowl, que enfrentó a las Panteras de Carolina con los Broncos de Denver, México movilizó 95,000 toneladas de aguacate hacia Estados Unidos, su mayor cliente. La exportación estuvo acompañada, por segunda ocasión, de un anuncio televisivo para promover este producto entre los estadounidenses.

Sin embargo, ante las amenazas proteccionistas del gobierno entrante de Donald Trump, los exportadores de aguacate, así como los de jitomate y de frutos rojos, que componen los tres productos agrícolas que más exporta México a Estados Unidos, pueden requerir algo más que una estrategia publicitaria.

“Estamos preparando una serie de datos para que el presidente Trump tome decisiones informadas con respecto al libre comercio”, dice Ramón Paz, vocero de la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM).

Entre esos datos está el aumento de 550% en el consumo de aguacate en los últimos 20 años en Estados Unidos, y el riesgo de que los precios aumenten si se interrumpe el flujo comercial. Esta información también se enviará a las autoridades mexicanas para el momento de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Al mismo tiempo, los exportadores comenzaron a ver otros mercados, en particular, Canadá, Europa, China y Japón. Las últimas tres regiones están en la mira también de los productores de tomate.

Hasta la fecha, 70% de la producción mexicana de tomates va hacia la Unión Americana y 30% se distribuye en otros mercados. Los exportadores consideran que hay espacio para aumentar los envíos a esos países si se endurece la postura comercial de la Casa Blanca.

“Estamos buscando otros mercados a los que podríamos empezar a vender un mayor porcentaje”, dice Manuel Cázares, vicepresidente del Sistema Producto Tomate.

China y Japón también están en los objetivos de los productores de frutos rojos, como fresas, frambuesas, zarzamoras y mora azul, y están dando pasos hacia esos mercados.

Los exportadores de estos frutos, cuyas ventas a Estados Unidos sumaron 1,500 millones de dólares en 2015, obtuvieron en noviembre pasado el permiso de las autoridades chinas para exportar mora azul, y esperan enviar el primer cargamento hacia el país asiático dentro de poco.

“El gran desafío y la tarea de todo el mundo es desarrollar mucho más rápido esos mercados alternos, porque no sabemos cómo puede venir la mano (del gobierno)”, considera Diego Martínez, director de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries).

Además, trabajan en mejorar sus tiempos de producción para entrar al mercado estadounidense cuando los productores de frutos rojos de ese país no están en temporada.

“El desafío es tratar de no competir en la misma ventana, porque ahí sí podríamos estar perjudicados ante un eventual arancel”, agrega Martínez.

Sin embargo, llegar a otros mercados implica también retos de logística.

“Puede aumentar el costo dado que la distancia implica tiempo de refrigeración”, dice Alejandro Luna, socio del despacho Santamarina & Steta.

El especialista afirma que debe mejorarse la infraestructura en el país para aprovechar de una mejor manera los puertos de Manzanillo y Lázaro Cárdenas, con el fin de exportar a Asia.

Ahora ve
Cinco lesiones escalofriantes en el deporte
No te pierdas
×