Escocia pondrá en problemas al petróleo mexicano

Un referéndum de Escocia para salir del Reino Unido y el aumento de la producción de EU generarán volatilidad en el mercado petrolero.
Aires nacionalistas  La ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, desea convocar a un referéndum para decidir la separación de Reino Unido.  (Foto: iStock by Getty Images)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Los eventos de volatilidad están a punto de comenzar este año, no solo Donald Trump, el nuevo presidente de Estados Unidos, estará en la mira de los inversionistas, también Escocia y su intencion de abandonar al Reino Unido generará turbulencia en los mercados, en particular en el del petróleo.

De materializarse un nuevo referéndum en Reino Unido, ni si quiera México saldrá ileso. En los meses pasados el repunte en el precio de la mezcla mexicana permitió a la Secretaría de Hacienda aumentar el estímulo fiscal en los precios de la gasolina.

Te recomendamos: Escocia exige un nuevo referéndum de independencia

El viernes pasado la ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, pidió a la jefa del gobierno de Reino Unido, Theresa May, que le permita solicitar una orden para que el Parlamento escocés legisle para convocar a un referéndum en el que sus habitantes decidan si quieren permanecer en el Reino Unido.

El gobierno de May dijo que responderá a Sturgeon "a su debido tiempo”. El tema no es menor ya que el petróleo Brent se encuentra tanto en territorio noruego, inglés como escocés y con la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) los tres países involucrados en el tema petrolero tendrán que negociar nuevos acuerdos para la exportación de petróleo.

Un referéndum y el aumento constante en la producción de petróleo ligero en Estados Unidos, llevará a que en el mediano plazo, el crudo West Texas Intermediate (WTI), el referencial de ese país, se convierta en la guía de los mercados internacionales en preferencia del Brent, el crudo del Mar del Norte, lo que presionará a México, advierten especialistas.

La mayor parte de la producción de México es de crudo pesado. Al cierre del año pasado produjo 1.10 millones de barriles diarios (mbd) de petróleo pesado frente a 785,130 barriles diarios de ligero y 266,000 de súper ligero, es decir, 52% de la producción total es de crudo pesado, el cual es más costoso y difícil de refinar.

“(La mezcla mexicana) va a perder valor y vamos a tener que buscar nuevos mercados en países asiáticos y europeos, pero el riesgo es que pierda valor en los próximos lustros. México tiene bastantes reservas de crudo ligero pero se necesita inversión”, dijo a Expansión el consultor de Caraiva y Asociados, Ramsés Pech.

Esto porque el principal mercado para el crudo de México es Estados Unidos, pero de acuerdo con Pech, Canadá se encamina a ser su principal proveedor con la construcción del polémico oleoducto Keystone.

Gran parte de las reservas probables de crudo ligero en México se encuentran en aguas ultraprofundas o en el área norte de Chicontepec, el cual implica varios retos tecnológicos debido al conjunto de yacimientos que lo integran, con lo que Pemex no puede lidiar.

Al cierre de la semana del 24 de marzo Estados Unidos produjo 9.15 mbd, un alza de 4% frente al cierre de 2016, impulsada por la producción de petróleo shale, un crudo más ligero y con menores costos de producción.

Te puede interesar: Ingresos petroleros caen 66% en cuatro años

Los aires nacionalistas retomaron fuerza tras el Brexit, la decisión de los británicos de abandonar a la Unión Europea, aunque para algunos el referéndum escocés obedece más a cuestiones políticas pues Sturgeon también es líder del Partido Nacional Escocés (PNE).

“El partido se beneficia de mantener a sus partidarios entusiasmados con el tema, y con mucha incertidumbre para llegar a las negociaciones, esto mantendrá los niveles de apoyo del PNE lo suficientemente altos como para permanecer en el poder”, dijo en un reporte el economista en jefe de la Unidad de Inteligencia de The Economist, Simon Baptist.

Escocia puso a votación su permanencia en el Reino Unido en 2014, pero el 55% de los escoceses votaron por permanecer en el Reino.

“El plan fiscal del PNE en el referéndum anterior se basaba en un precio del petróleo de 113 dólares por barril. Con los precios ahora en menos de la mitad de eso, la presión presupuestaria sobre una Escocia independiente sería enorme. Eso va a hacer que sea difícil obtener un voto mayoritario a favor de la independencia, aunque si el Reino Unido no consigue un buen resultado en sus negociaciones del Brexit, podría suceder”, agregó Baptist.

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×