Trump puede desatar una guerra comercial entre EU y Canadá

EU impondrá a la madera canadiense aranceles hasta de 24%; la decisión está destinada a generar un enfrentamiento.
Los aranceles anunciados se decidieron después de que las negociaciones sobre los productos lácteos fracasaran.
Nuevo objetivo  Los aranceles anunciados se decidieron después de que las negociaciones sobre los productos lácteos fracasaran.  (Foto: EFE)
PATRICK GILLESPIE
NUEVA YORK (CNNMoney) -

El gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, impondrá a Canadá severos aranceles de hasta 24% sobre la madera transportada a Estados Unidos.

Estos son los primeros aranceles impuestos por el presidente Trump, quien durante su campaña electoral amenazó con utilizarlas sobre las importaciones desde China y México.

La decisión del lunes por la noche está destinada a generar un enfrentamiento y podría alimentar temores de una guerra comercial entre Estados Unidos y Canadá, dos de las mayores potencias comerciales del mundo.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo que los aranceles, o impuestos, anunciados el lunes por la noche se decidieron después de que las negociaciones sobre los productos lácteos fracasaran.

“Ha sido una mala semana para las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Canadá”, dijo Ross en un comunicado.

Lee: Trump y su amenaza del arancel de 35%

Los aranceles de Trump se producen a medida que Estados Unidos, Canadá y México se preparan para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el acuerdo de 1994. Trump ha dirigido casi todas sus críticas al TLCAN contra México, lo que hace que esta decisión sea aún más sorprendente.

Cuando el primer ministro canadiense Justin Trudeau visitó Trump en febrero, el republicano dijo que únicamente esperaba “ajustar” la relación comercial entre Estados Unidos y Canadá.

Donald Trump presentará en dos semanas su propuesta del TLCAN

Pero su mensaje cambió este martes por la mañana.

“Canadá ha hecho que los negocios de nuestros productores de leche en Wisconsin y otros estados fronterizos sean muy difíciles. No vamos a soportar esto. ¡Observen!”, tuiteó.

Los aranceles —también llamados derechos de exportación— oscilaron entre el 3% y el 24% en cinco compañías madereras canadienses específicas. Para todas las demás empresas madereras canadienses, hay un arancel de casi 20% sobre las exportaciones a Estados Unidos.

Las cinco firmas fueron: West Fraser Mills, Tolko Marketing y Sales, J.D. Irving, Canfor Corporation y Resolute FP Canada. West Fraser Mills pagará la tasa más alta del 24%.

Los aranceles fueron impuestos para crear un campo de juego nivelado para las compañías de madera estadounidenses.

Las compañías madereras de Estados Unidos afirman que las compañías canadienses reciben subsidios injustos por parte del gobierno canadiense.

Recomendamos: México buscará represalias contra importaciones de EU

Las exportaciones canadienses de madera de coníferas a Estados Unidos tuvieron un valor de 5,600 millones de dólares el año pasado, según el Departamento de Comercio.

El gobierno agregó que los aranceles son preliminares y que una determinación final será hecha en septiembre. La U.S. Lumber Coalition, que representa a la industria, dijo que los aranceles probablemente tendrán efecto a partir de la próxima semana. El Departamento de Comercio no estaba disponible para aclarar esto.

El gobierno no dijo por qué apuntó a cinco firmas específicas o por qué los otros tenían que pagar el arancel del 20%. El Departamento de Comercio solo dijo que los impuestos eran proporcionales a las subvenciones que las empresas recibían del gobierno canadiense.

Las firmas canadienses condenaron inmediatamente la decisión.

“El comercio administrado solo sirve para beneficiar a los grandes barones de la madera en Estados Unidos, mientras que afecta negativamente a los consumidores estadounidenses y a millones de estadounidenses que trabajan duro en el sector de la vivienda”, dijo un portavoz de Resolute en un comunicado. Una empresa se negó a comentar y otras tres no respondieron de inmediato.

Lee: México suspende importación de avícolas de Brasil

Los líderes canadienses también criticaron el movimiento.

“El gobierno de Canadá está en desacuerdo con la decisión del Departamento de Comercio de Estados Unidos de imponer un arancel injusto y punitivo”, dijo la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, y el ministro de Recursos Naturales, Jim Carr, en una declaración conjunta.

La disputa sobre la madera no es nueva, y no es la primera vez que Estados Unidos ha impuesto aranceles a la madera canadiense.

Los expertos en comercio dicen que las tres partes ya fueron desafiadas a renegociar un nuevo acuerdo antes de fin de año. Los aranceles de Trump en Canadá agregan un giro a la línea de tiempo para las conversaciones del TLCAN.

"No está claro si se trata de una buena medida tácticamente si su meta es una rápida renegociación del TLCAN", dice Edward Alden, un miembro del Consejo de Relaciones Exteriores. "Esto tenderá a conducir a Canadá más en alianza con México", agregó.

De hecho, se remonta a décadas. Las empresas estadounidenses de madera comenzaron a alegar en los años ochenta que las empresas canadienses habían sido injustamente subvencionadas por su gobierno. En 2002, Estados Unidos impuso un arancel del 30% sobre la madera de coníferas canadiense, que según las empresas canadienses costó 30,000 empleos en aquel entonces.

Canadá ha negado consistentemente que subsidie a sus compañías madereras. La Organización Mundial del Comercio se puso de parte de Canadá en 2004 y las dos partes llegaron a un acuerdo temporal en 2006, que expiró en octubre pasado.

A pesar del acuerdo, las firmas madereras estadounidenses continuaron alegando que sus contrapartes canadienses tenían una ventaja injusta que les permitía vender su madera en el mercado estadounidense a precios que las firmas estadounidenses no podían sostener.

Las firmas estadounidenses declararon la victoria el lunes por la noche.

“El fallo de hoy confirma que las fábricas canadienses de madera son subvencionadas por su gobierno y se benefician de las políticas de precios de la madera”, dijo Cameron Krauss, presidente legal de la U.S. Lumber Coalition, en un comunicado.

Te puede interesar: ¿Qué implica renegociar el TLCAN como propone Trump?

Resolute, la firma maderera canadiense, negó que esté subvencionada. Los funcionarios canadienses calificaron las acusaciones de subsidios como “infundadas y sin bases”.

La medida se produjo después de que no se logró ningún avance en las conversaciones de Estados Unidos sobre los aranceles de los productos lácteos canadienses. Canadá ha estado gravando desde hace mucho tiempo los productos lácteos de Estados Unidos. Algunas exportaciones de leche de Estados Unidos, dependiendo del contenido de grasa, enfrentan aranceles tan altos como 292%, según el Departamento de Agricultura de Canadá.

Los aranceles canadienses sobre la leche fueron eximidas en el TLCAN, una de las pocas áreas del comercio donde todavía existen aranceles importantes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Eso podría cambiar cuando Canadá, México y Estados Unidos comiencen a renegociar el TLCAN, un acuerdo comercial que está bajo presión en la era Trump.

Paula Newton contribuyó al reportaje de este artículo.

Ahora ve
El Model S de Tesla dejó más que sorprendido a este hombre de 97 años
No te pierdas
×