La inflación se come $32 de un salario mínimo en solo cuatro meses

La acelerada alza de precios ya ha tenido efectos en el poder adquisitivo, un salario mínimo ha perdido 32 pesos de capacidad de compra en solo cuatro meses.
Las personas que ganan hasta un salario mínimo han perdido casi 32 pesos de poder adquisitivo de enero a abril.
Alcanza para menos  Las personas que ganan hasta un salario mínimo han perdido casi 32 pesos de poder adquisitivo de enero a abril.  (Foto: Cuartoscuro)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Para los hogares mexicanos resulta cada vez más difícil mantener el consumo de bienes básicos como tortilla, leche o huevo, esto porque los efectos inflacionarios del alza en los precios de la gasolina y la depreciación del peso, han pegado en su capacidad de compra.

Un salario mínimo ha perdido 31.67 pesos de valor adquisitivo de enero a abril, el equivalente a poco más de dos kilos de tortilla, dos litros de leche o cinco viajes en Metrobús. En México, 7.45 millones de trabajadores ganan hasta un salario mínimo, es decir 2,441 pesos al mes, sin embargo, al considerar la inflación el poder de compra es de solo 2,410 pesos.

Te recomendamos: La realidad inflacionaria choca con el discurso de Carstens

La pérdida de poder adquisitivo está en todos los niveles de ingreso. Los trabajadores que ganan hasta tres salarios mínimos, esto es, 7,324 pesos mensuales, solo tienen un poder adquisitivo real de 7,251 pesos.

Los precios de la gasolina subieron hasta 25% en algunas regiones del país a inicios de enero y esto se ha contagiado a varios precios de la economía. Además, los productores ya han trasladado el aumento en costos que han visto derivado de la depreciación de 37% que acumuló el peso de mediados de 2014 al cierre de 2016

Al cierre de abril, la inflación se aceleró 5.82%, la más alta desde mayo de 2009 y fuera de la meta del Banco de México de 3% +/- un punto porcentual, es decir, hasta 4%.

“Afecta el nivel de vida y la capacidad de consumo. Al aumentar los precios por arriba del objetivo del banco central, siendo que los salarios crecen conforme a la expectativa de inflación que se tenía el año pasado, las familias tienen un menor nivel de vida del que anticipaban”, dijo a Expansión el investigador Gerardo Esquivel.

En este contexto, CI Banco dice en un reporte que, aunque la tendecia alcista de la inflación continuará unos meses más, quizá superando el 6.0% anual, empezará a bajar a partir de agosto o septiembre y estima que para el segundo trimestre de 2018, la inflación vuelva a registrar niveles menores al 4.0%.

Te puede interesar: La tregua para el peso mexicano, a punto de terminar

Mientras tanto, el 40% de la población ocupada no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral, de acuerdo con datos de la organización México ¿cómo vamos? con base en el Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza del Coneval del último trimestre de 2016.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Lo que se esperaría es que eventualmente hacia finales de año (la inflación) empiece a reducirse, sin embargo esto requiere: uno, la acción decidida del banco central y dos, mandar señales de que está consciente de este fenómeno y que hará algo para corregirla si la tendencia no se ajusta pronto", agregó Esquivel.

Si alza de precios continúa a lo largo del año, la variable del consumo de toda la economía mexicana se verá afectada, dado que los mexicanos ven reducido su poder de compra.

Ahora ve
Tláhuac, la muestra de la violencia criminal que llegó a la Ciudad de México
No te pierdas
×