Las petroleras deben invertir 350,000 mdd para competir en energía limpia

Las firmas energéticas tradicionales deberían destinar recursos en energía eólica y solar para conservar su cuota de mercado, estima Wood Mackenzie.
Inversión  Las grandes petroleras deben gastar 350,000 millones de dólares en energía eólica y solar de 2017 y 2035, según estimaciones.  (Foto: iStock by Getty Images)
Por: MATT EGAN
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Las grandes petroleras podrían estar ignorando el rápido crecimiento de la energía solar y eólica bajo su propio riesgo.

Puede que el mundo aún satisfaga la mayoría de sus necesidades energéticas a partir de combustibles fósiles como el petróleo y el carbón, pero los gobiernos han comenzado a reducir el uso del carbono. Y los consumidores están cambiando a opciones más limpias como los paneles solares y los autos eléctricos de Tesla.

Lee: El ascenso de Tesla plantea un problema flagrante para la industria petrolera.

Las empresas tradicionales de energía necesitan actuar con rapidez o corren el riesgo de quedarse rezagadas cuando el apetito mundial por el petróleo finalmente alcance su punto máximo.

“La energía eólica y solar están a punto de transformar radicalmente los mercados de energía”, escribieron analistas de la consultora de petróleo y gas Wood Mackenzie en un informe esta semana, calificándolo de “el mayor cambio en dirección estratégica en una generación”.

Las grandes petroleras deben gastar 350,000 millones de dólares en energía eólica y solar entre ahora y 2035 para que su participación en el mercado de energía renovable coincida con el 12% que actualmente poseen en petróleo y el gas, estima Wood MacKenzie.

“El cambio a la energía alternativa está en progreso”, señaló el informe. “La transición está obligando a la industria del petróleo y el gas a reconsiderar su futuro”.

Recomendamos: Energía solar, la apuesta de un emprendedor en India.

Hasta este punto, grandes compañías petroleras como ExxonMobil y Chevron han evitado invertir fuertemente en energías renovables. Los críticos han señalado los altos costos de la energía solar y eólica y la dependencia hacia generosos subsidios gubernamentales que podrían desaparecer.

Pero los costos de la energía renovable han comenzado a bajar, una tendencia que muchos esperan que se acelere gracias a los miles de millones de dólares que son destinados a las nuevas tecnologías. Los costos en energía solar se han reducido a la mitad en los últimos cinco años. El crecimiento está respaldado por la impresionante creación de empleo: los puestos en el sector solar se expandieron el año pasado 17 veces más rápido que la economía total de Estados Unidos.

Lee: Chevron y Exxon, ¿Prueba de que el sector petrolero en EU está aumentando?

Todo esto significa que ahora podrían existir argumentos de negocio para que las grandes petroleras se diversifiquen hacia formas más limpias de energía, aunque no sea por otra razón más que para proteger su propio futuro.

“Las oportunidades de crecimiento en energías renovables no pueden ser ignoradas”, escribió Wood Mackenzie, y agregó que: “Las energías renovables representan una amenaza para las operaciones de petróleo y gas tradicionales”.

Por supuesto, tomará mucho tiempo para que la energía renovable pueda representar una porción significativa de la producción total de las compañías energéticas. Y la temporalidad de la demanda futura de petróleo es notoriamente difícil de predecir.

Lee: CFE se ampara contra las reglas para energías renovables.

Sin embargo, está claro que las inversiones en combustibles fósiles ya no son tan atractivas como lo fueron alguna vez. Los precios del petróleo y del gas natural se mantienen deprimidos debido a los grave sobreoferta, lo cual obliga a las grandes empresas energéticas posponer los proyectos a largo plazo y costosos como la perforación en aguas profundas.

Parte del problema es que los gobiernos han comenzado a reducir las emisiones de carbono en medio de una mayor conciencia sobre el calentamiento global. Aunque Estados Unidos decidió retirarse del acuerdo climático de París, la mayoría de las naciones y muchos líderes empresariales siguen comprometidos con el objetivo de impulsar energía más limpia.

Es por eso que Wood Mackenzie ha comenzado a pronosticar un escenario “restringido en carbono” en el que la demanda de petróleo alcanzará su máximo antes de 2030 y “entrará en un lento declive” a medida que el sentimiento de los inversionistas hacia el carbono “se endurece”.

En ese escenario pesimista para los combustibles fósiles, la firma estima que la energía solar y eólica podrían representar casi una cuarta parte del mercado mundial de energía para 2035. En este escenario, Wood Mackenzie opina que la energía renovable podría generar casi tres veces más ingresos para 2035 que todo el esquisto estadounidense.

Lee: ¿Por qué el petróleo cae tras la salida de EU del acuerdo climático de París?

Las grandes petroleras parecen estar escuchando. Muchas compañías energéticas han hecho cambios hacia el gas natural, que es visto como un combustible fósil más limpio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las compañías petroleras europeas se están moviendo más agresivamente hacia las energías renovables, como la noruega Statoil, que ha invertido en energía eólica aguas adentro, y la francesa Total, que ha adquirido compañías solares.

Si las predicciones de Wood Mackenzie son ciertas, se necesitará hacer mucho y pronto si las compañías petroleras quieren asegurarse de no quedar rezagadas en un mundo energético más limpio.

Ahora ve
¿Por qué estos gatos se han vuelto guardianes de una tumba en Colombia?
No te pierdas
×