EU analiza pegarle a Venezuela donde más le duele: el petróleo

Tras la polémica elección de la Asamblea Constituyente, Washington baraja sanciones contra el país sudamericano, incluida la suspensión de crudo estadounidense.
¿Estados Unidos debería pegarle al sector petrolero de Venezuela?
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Estados Unidos considera sanciones contra el sector petrolero de Venezuela, incluyendo una posible prohibición a la venta de crudo y productos refinados estadounidenses, dijeron dos altos funcionarios a CNN.

La más dura de las sanciones, el embargo, a los envíos de petróleo venezolano a Estados Unidos, no está sobre la mesa por el momento, dijo una de las fuentes.

Las medidas podrían ser anunciadas este lunes, un día después de la controvertida votación de una Asamblea Constituyente que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y otros críticos dicen que transformará al gobierno de Nicolás Maduro en una dictadura.

Lee: México desconoce la elección de Asamblea Constituyente en Venezuela

Después de imponer sanciones a 13 oficiales militares ligados al presidente venezolano la semana pasada, el republicano amenazó también con una "acción económica fuerte y rápida" si Maduro continuaba con la elección.

Los funcionarios dijeron que Estados Unidos espera para anunciar las posibles medidas a fin de evitar la apariencia de que intentaba influir en la votación, algo de lo que Maduro ha acusado a Estados Unidos.

La petrolera estatal PDVSA ha importado este año 87,000 barriles por día (bpd) de productos refinados estadounidenses para compensar su maltrecha red de refinación, que en 2017 ha operado a menos de la mitad de su capacidad debido a la falta de crudos, frecuentes cortes y carencia de repuestos, de acuerdo con la agencia Reuters.

Cerca de la mitad de esas importaciones son nafta pesada (compuesto líquido) que PDVSA compra para diluir su producción de crudo extrapesado y hacerlo apto para la exportación. Los proveedores usuales del producto son intermediarios y petroleras que tienen una estrecha relación con PDVSA, incluida la gigante energética rusa Rosneft .

PDVSA también compra regularmente crudo liviano estadounidense para su procesamiento en su refinería Isla en Curazao y para formular una mezcla de Crudo Diluido (DCO) exportable que se envía desde la isla caribeña a clientes en Estados Unidos y Asia.

Recomendamos: Venezuela, la potencia sudamericana que se extinguió

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

PDVSA ha comprado este año 19,000 bpd de crudo estadounidense para entrega en Curazao, menos que los 30,000 bpd importados el año pasado, debido a retrasos en los pagos, según datos de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA), indicó Reuters.

Analistas y fuentes consultados por la agencia consideran que si Estados Unidos impone una reducción de 100,000 barriles diarios de crudo y productos importados, PDVSA seguiría siendo capaz de importar de Rotterdam o de cualquier otro mercado dinámico, aunque tenga que pagar más.

Violencia y muerte marcaron la elección de la Constituyente en Venezuela
Ahora ve
La Ciudad de México recibirá la visita de Godzilla
No te pierdas
×