¿Beneficiará al imperio Trump la reforma fiscal?

La opacidad en las declaraciones de sus empresas, ponen al presidente de EU y a su familia bajo sospecha de beneficiarse a costa del nuevo plan de impuestos.
Negocios  Las empresas de Donald Trump incluyen campos de golf, hoteles, desarrollo inmobiliario.  (Foto: iStock)
JEANNE SAHADI
(CNNMoney) -

El presidente Trump dice que los planes para la reforma fiscal presentada esta semana a los altos legisladores republicanos no lo beneficiarán en nada.

“Estoy haciendo lo correcto, y no es bueno para mí. Créanme”, dijo Trump durante un discurso en Indianápolis el miércoles.

El presidente nunca ha hecho públicas sus declaraciones de impuestos. Así que resulta imposible decir exactamente cómo le afectará el plan de impuestos. Además, los detalles de la reforma fiscal aún tienen que ser escritos en el Capitolio.

Lee: La gran reducción de impuestos de Trump… para los ricos

Pero hay todas las razones para creer que Trump y sus hijos podrían beneficiarse de cuatro disposiciones. Otras, como la derogación de varias deducciones, podrían dañarlos.

1. Una tasa más baja para los ingresos de negocios

La reforma fiscal podría disminuir la tasa impositiva máxima al “ingreso comercial de las empresas pequeñas y familiares en un 25%”. Actualmente pagan una tasa máxima del 39.6% sobre los ingresos gravables superiores a 418,400 dólares o 470,700 dólares si están casados.

Estos negocios llamados ‘de paso’ incluyen todo, desde tiendas en las calles principales a firmas de contabilidad, prácticas médicas y sociedades de inversión privada.

También incluyen mucho del vasto portafolio financiero de la familia Trump: desde campos de golf, hoteles y desarrollo inmobiliario, hasta productos y negocios de la marca Trump.

Lee: Trump dice que propietarios de la NFL temen a sus jugadores

Las empresas ‘de paso’ no son gravadas bajo el Código corporativo. En cambio, sus ganancias fluyen hacia los propietarios, socios y accionistas, que después reportan y pagan impuestos sobre ellas a través de sus propias declaraciones.

2. Derogación del impuesto a las propiedades inmobiliarias

El impuesto a las propiedades inmobiliarias afecta a muy pocos estadounidenses. El Centro de Políticas Fiscales estima que este año solo 11,310 propiedades tendrán que realizar una declaración, y únicamente 5,460 de ellas terminarán pagando un impuesto federal tomando en cuenta las deducciones y créditos.

¿Por qué? Porque solo esas propiedades que tienen un valor superior a los 5.49 millones de dólares este año (10.98 millones de dólares para las personas casadas) tienen que presentar su declaración. Y tan solo la mitad de ellas son fiscalizables después de tomar en cuenta las deducciones y créditos.

Dado lo acaudalada que es la familia Trump, sin duda podrían beneficiarse de la derogación pedida.

Lo que no está claro es si los legisladores también podrían elegir eliminar una muy buena oportunidad para los herederos llamada “paso hacia arriba”. Esto básicamente permite que la gente herede cualquier bien libre de impuestos con ganancias en capital sin gravar. Así es como funciona: digamos que compraste acciones en una compañía hace años por 50 dólares cada una.

Lee: El 1% de los estadounidenses controlan 38.6% de la riqueza del país

Nunca las vendiste y se las heredaste a tus hijos. Cuando mueras, las acciones cotizarán a 150 cada una, una ganancia de 100 dólares por cada una. Esa ganancia no será gravable para siempre pues cuando tus hijos las hereden, obtendrán un “paso arriba” en sus ganancias de capital a una base de 150 dólares, lo que significa que el único impuesto que deberán será sobre 150 si en algún momento eligen vender las acciones.

3. Condonaciones más generosas a las inversiones de capital

El plan podría permitir que los negocios eliminen completa e inmediatamente los costos de sus inversiones de capital que no sean estructuras, por cinco años. Esto es más generoso que las reglas actuales, pero probablemente no beneficie a los inversionistas del sector inmobiliario que compran edificios (estructuras), dijo Steven Rosenthal, abogado fiscal y alto miembro del Centro de Políticas Fiscales.

Pero Trump y sus hijos podrían beneficiarse de la propuesta en la medida en que cuentan con negocios no inmobiliarios que adquieren equipo y otras inversiones deducibles.

4. Derogación del impuesto mínimo alternativo (AMT, por sus siglas en inglés)

Las personas que declaran sus impuestos supuestamente deben pagar el que sea más alto: su cuenta fiscal bajo las reglas del Código fiscal regular, o bajo las reglas de la AMT, que no permite varias exenciones.

Normalmente, la gente muy adinerada como Trump no es sujeto de la AMT pues su responsabilidad fiscal termina siendo más alta bajo el código regular. Pero en el caso de Trump, según lo poco que se sabe de sus impuestos, ha tenido que pagar 31 millones de dólares adicionales a su declaración de 2005 debido al AMT. Esto probablemente se deba a la enorme pérdida operativa neta (916 millones de dólares) que reportó en 1995 y que pudo cargar de año en año. El AMT no permite algunas pérdidas operativas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

OPINIÓN: Para Trump, todo está funcionando de maravilla

No se sabe si Trump aún carga con esa enorme pérdida. Pero de ser así, la derogación del AMT podría reducir aún más su carga fiscal, dijo Rosenthal. En 2005, por ejemplo, solo hubiera tenido que pagar 5.3 millones de dólares de no haber sido por el AMT.

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×