Futbolista, ¿qué hay más allá del balón?

El retiro para un futbolista llega a los 40 años y su tiempo para generar riqueza es muy corto; emprender se vuelve una opción más atractiva para ser productivos después de salir del juego.
futbol  (Foto: Getty)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Qué hay más allá de la cancha para un futbolista profesional? Ellos como otros deportistas de alto rendimiento se enfrentan con una realidad: la llegada temprana de su retiro. Frente a una carrera corta, la opción de iniciar un negocio entra como relevo en el segundo tiempo.

El tiempo que tiene el deportista profesional para desempeñarse en su actividad es muy breve, y el tiempo productivo que aún le queda por delante es de por lo menos 30 años.

Un futbolista que se mantiene lejos de los vicios, cuida su salud y es reconocido, puede alcanzar una edad máxima de retiro a los 38 años si debuta en ligas profesionales a los 18”, comentó el experto en mercadotecnia deportiva de la Universidad del Valle de México, Jorge Alberto Badillo .

Por el tiempo que dedican a sus entrenamientos es difícil que puedan tener otra preparación. En promedio, los futbolistas tienen máximo la preparatoria terminada y estudiar o prepararse lo ven como una interrupción a su carrera deportiva, comentó el consultor de Imagen Deportiva y coach Eric Olavarrieta.

Sin embargo su formación como deportistas les permite desarrollar capacidades similares a las de un emprendedor: resistencia psicológica, grado de compromiso, fijarse metas diarias, ser competitivo, trabajar en equipo, controlar la presión, tomar riesgos, ser persistente y automotivarse, detalló el coach.

Las escuelas particulares que han detectado potencial deportivo entre sus alumnos empiezan a incluir clases ejecutivas en fines de semana o por las tardes para no afectar sus entrenamientos. Otras instituciones han pensado en ofrecer diplomados y cursos para despertar el espíritu emprendedor en los jugadores activos.

Los sectores más comunes que han llamado la atención de los futbolistas para emprender son el de alimentos y bebidas (restaurantes), el de entretenimiento (bares), salud y bienestar (perfumería y spas) y escuelas de futbol.

“Optar por abrir un restaurante les permite a los jugadores seguir conviviendo con sus aficionados, reunirse con amigos y charlar sobre sus experiencias futbolísticas”, comentó José Alberto Badillo.

Éste es el caso del ex futbolista Luis García, actualmente cronista deportivo en TV Azteca, quien arrancó un restaurante de mariscos en la colonia Roma llamado Stampa de Mar. Cuauhtémoc Blanco, jugador activo del Puebla, también apostó por la comida del mar con La Palapa del 10, un restaurante ubicado en la misma colonia.

Rafael Márquez, capitán de la selección mexicana de fútbol, lanzó su fragancia que lleva las iníciales RM. Y el mediocampista Gerardo Torrado abrió el centro deportivo GT6 Torrado Soccer en Irapuato, Guanajuato.

Otros se han dedicado a ser comentaristas de deportes en radio y televisión o columnistas en revistas y periódicos,compartiendo sus conocimientos y experiencias sobre el deporte que practicaron por lo menos 15 años; incluso existen casos de quienes se han convertido en escritores.

“Cultivar su formación académica dependerá de cada alumno o jugador. Muchos de ellos estudian la carrera de director técnico en los últimos años que permanecen activos en el terreno de juego”, para permanecer en la industria del balompié, dijo Jorge Alberto Badillo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El tema quizá a algunos no les importe demasiado, pues sus sueldos van desde 8,000 pesos mensuales hasta 120,000 pesos, dependiendo su nivel de juego y el equipo en el que se encuentren, aseguró Badillo.

Sin embargo, las decisiones que tomen con el dinero que generen durante su vida productiva en la cancha serán decisivas para la calidad de vida que quieran tener después.

Ahora ve
Esta fotógrafa quiere romper el estereotipo de los hombres árabes
No te pierdas
×