13 consejos que te ayudarán a conseguir una ronda de capital emprendedor

Los inversionistas se fijan en todo: desde cómo presentas a tu equipo hasta qué palabras utilizas para referirte a la competencia. ¡Cuidado!
Capital semilla.  Es el tipo de ronda que suelen levantar los emprendedores en la etapa temprana de su negocio.  (Foto: iStock by Getty Images)
Jimena Tolama /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Levantar capital emprendedor para tu negocio no es fácil, no es rápido, requiere de paciencia, pero también de preparación, mucha preparación.

Normalmente el proceso toma alrededor de tres a seis meses y durante este periodo los emprendedores con proyectos en etapas tempranas deben hacer su tarea y mantenerse en comunicación constante con los potenciales inversionistas, considera el managing partner de Capital Invent, Antonio Osio, un fondo que invierte en proyectos 100% digitales.

La claridad en los objetivos, las proyecciones financieras, causar buena impresión y considerar a los miembros del equipo podrían parecer obviedades, pero son los ‘talones de Aquiles’ que pueden poner en riesgo el ‘sí’ al capital deseado, agrega la inversionista mexicana Jana Boltvinik, también integrante del fondo.

Además cuando los emprendedores acuden a pedir capital pueden improvisar, pero es mejor tener lista una presentación de no más de 20 diapositivas, con información clave, corta y breve que resuma el pasado, presente y futuro de la empresa.

“Si no la tienes, los inversionistas pueden llegar a pensar que ni siquiera estás listo para pedir fondos. Evita la confusión”, dice Osio. Por ello, basados en su experiencia, ambos inversionistas te comparten 13 requisitos para pulir tu petición:

1. Investiga a tus potenciales inversionistas

No selecciones a un fondo de capital emprendedor al azar. Tienes que saber a quién le estás tocando la puerta. Antonio Osio te recomienda hacer una lista de qué fondos te interesan, según lo que necesitas.

“Investiga su historia, sus miembros, su rango de capital y en qué parte te podrían aportar más valor, no solo monetario. “Esto les caerá bien, porque sabrán que sabes de ellos”, dice Osio.

2. ¿Es tu primera vez ‘pitcheando’?

Si es el caso, no vayas primero con tus inversionistas ideales. “Déjalos casi al final de tu lista, así vas puliendo tu discurso y tienes más posibilidades de convencimiento”, recomienda Boltvinik.

3. Define cuánto quieres ceder

Lo más valioso que tiene un emprendedor es su equity, por lo que no lo debe regalar pero tampoco darlo muy caro.

“Cuando vas por una ronda de capital semilla -monto de hasta 500,000 dólares y que suelen dar a empresas en etapa temprana- no se debe dar a cambio más del 20% de la compañía”, recomiendan.

Y ¡ojo! Si son dos o más fundadores, debe existir un contrato en papel que determine qué porcentaje de la empresa le pertenece a cada uno y así evitar malentendidos y probables separaciones.

4. La primera impresión sí cuenta

No nos referimos a tu presentación personal. Se trata de que presentes la información de tu empresa de manera ordenada y que tu propuesta de valor y de mercado queden definidos. Esto es importante, aunque no definitorio.

5. No dejes al equipo en el rincón

En ocasiones quienes presentan el proyecto suelen dejar al resto de los integrantes del equipo en la última diapositiva, junto con los datos de contacto. Error.

Jana Boltvinik sugiere que la segunda slide esté dedicada al equipo, sobre todo si la empresa se encuentra en etapas tempranas: “en estos tres años de operación nos hemos dado cuenta que el ‘sí’ también depende de la capacidad de ejecución de los miembros y su trayectoria”.

Los inversionistas tomarán en cuenta desde el principio no solo el panorama de la empresa, sino la historia, logros y fracasos de cada uno de los integrantes.

6. Ten tu modelo de negocio bien armado

En tu presentación dedica una o dos slides a tu propuesta de valor. “Si en unas cuantas palabras no queda claro qué haces y lo que quieres lograr, debes replantearla”, sugiere Boltvinik, ya que esto define el rumbo de tu empresa y los potenciales socios en el futuro.

Capital Invent, que actualmente tiene 15 empresas en su portafolio, invierte en emprendedores orientados por su misión. “Aquí es donde se nota la pasión. Si quieres transformar una industria o cambiar la vida de alguien, cuando presenten su empresa deben sentirse emocionados”, agrega Osio.

7. Sintetiza tu modelo financiero

No hagas proyecciones de aquí a Neptuno, pero sí a la Luna. “Que sea de tres a cinco años, donde el inversionista vea cuánto dinero se puede perder y cuándo se llega al punto de equilibrio”, dice Boltvinik.

Además, este elemento es una clara radiografía de cuánto conocimiento tiene el emprendedor sobre su propio proyecto. “Más que números te dice qué tan bien estructurado está el negocio, dónde voy a ganar dinero pero también dónde lo voy a gastar”, agrega Osio. Asesórate con un contador y de los miembros de tu equipo.

8. Mapea a la competencia

Considera que por lo menos en la presentación exista un slide dedicado a tus competidores. Enséñales cómo está el proyecto en el mapa competitivo, sugieren los expertos.

Y no hables mal. “Hay una línea muy delgada entre criticar y hablar mal de ellos. No quedes mal tú”, dice Osio.

9. Las condiciones

No olvides que al final esto es un negocio de largo plazo, riesgoso y basado en ganancias de capital.

“La valuación a la que esté levantando capital debe tener equilibrio”, explica Osio, quien ha trabajado con fondos internacionales en Dubai como Legatum Group, y con ángeles inversionistas como Fabrice Grinda y Jose Marin –de los más activos de Estados Unidos-.

Esto significa que el monto y porcentaje de equity deben ser atractivos para el emprendedor a fin de que no ceda parte importante de la empresa, pero también para el fondo, ya que debe entregar rendimientos.

Si no sabes cuánto vale tu empresa, también pide ayuda. Muchas veces los mismos fondos te ayudan a fijar el precio y condiciones de la ronda. Pero no descuides el equilibrio.

10. Nunca digas ‘no sé’

Si los inversionistas te preguntan un dato y no lo sabes, es mejor ser honesto y decir ‘no había pensado en eso’ o ‘no lo tengo a la mano, pero investigo y te lo envío por correo’ a inventar, considera Jana Boltvinik. Si haces esto causarás buena impresión.

11. Sé transparente

Después del pitch, no viene la calma. Vienen meses clave en los que el fondo decidirá si invierte o no en tu proyecto, y para ello te estará llamando constantemente.

“Mantén comunicación con ellos pero sin agobiarlos. Ten lista toda información que te pidan y no te tardes más de tres días”, dice Osio. Recuerda que los fondos reciben a más emprendedores, así que contéstales rápido para mantenerte en su mente.

Los inversionistas de Capital Invent también sugieren que des a conocer si están en pláticas con otros fondos... y tampoco hables mal de ellos. El ecosistema emprendedor es muy pequeño y da muchas vueltas.

12. No descuides el negocio

Trabajar en un levantamiento de capital absorbe mucho tiempo y energía, pero tu negocio debe seguir vivo y mejor cada día para que los inversionistas tengan más incentivos para darte los recursos.

Blinda tus operaciones diarias para que el negocio no se caiga mientras estás concentrado en esto.

13. No quemes los puentes

Si un fondo te dice que no, no te desesperes. Al contrario, trata de pedir retroalimentación y razones por las que te están negando el capital y regresar en un futuro. “Esto habla bien del emprendedor”, dice Boltvinik.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Osio agrega que si un fondo no invierte, no quiere decir que el negocio sea malo. “Quizá es algo demasiado innovador que los inversionistas puede que no lo vean”.

La recomendación está en no cerrar el canal de comunicación porque el fondo te puede ser útil en otra etapa de inversión.

Ahora ve
La obesidad infantil se multiplicó por 10 en los últimos 40 años
No te pierdas
×