Emprendedores piden a Trump no desaparecer Obamacare

Durante el gobierno de Barack Obama, varias personas pudieron crear su propio negocio. Las propuestas de Donald Trump provoca que su libertar laboral se tambalee
Emprendedores  preocupados por la revocación del Obamacare.  (Foto: iStock)
TAMI LUHBY
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Donald Trump puede decir que la ley sanitaria conocida como Obamacare destruye empleos. Pero algunos empresarios aseguran que no podrían haber emprendido sus negocios sin ella.

La legislación Obamacare, dijeron a CNNMoney, los ha liberado de depender de empleadores o patrones para tener un seguro de salud. Ahora ellos pueden perseguir su propio sueño americano y trabajar para sí mismos mientras reciben cobertura a través de los mercados de seguros médicos.

La promesa del presidente electo de revocar Obamacare el próximo año ha dejado a estos microempresarios temerosos ante la idea de que tendrán que desmantelar todo por lo que han trabajado y regresar al sector corporativo sólo para permanecer asegurados y protegidos.

El gobierno de Obama también está reforzando el papel de Obamacare con la actividad empresarial mientras busca promover la importancia de la ley de reforma de salud entre los estadounidenses.

"Escuchamos a los consumidores que valoran las protecciones que trae (la Ley de Asistencia Asequible), pero también sobre la libertad económica que la cobertura les ha dado", dijo Andy Slavitt, administrador en los Centros para los Servicios de Medicare y Medicaid, que supervisan Obamacare.

CNNMoney entrevistó a cinco empresarios que están preocupados por el futuro:

Lee: 8 estrategias para que las pymes hagan frente al 'efecto Trump'

Carren Morris


Carren Morris pasó 16 años escalando la escalera corporativa en la industria del calzado deportivo, pero desde hacía tiempo deseaba comenzar una empresa de consultoría para el sector minorista.

Tuvo que posponer su sueño cuando fue diagnosticada con cáncer de colon etapa 3 en 2009. La residente de Los Ángeles no pensó que alguna vez trabajaría por su cuenta porque las compañías aseguradoras no querrían cubrir su condición preexistente.

Obamacare le dio la oportunidad de convertirse en empresaria. La primavera pasada, Morris dejó su trabajo en Puma, donde supervisaba el negocio punto-com, para fundar su firma. Se inscribió en un plan de seguro médico Blue Shield con una prima mensual de 467 dólares y sin deducible.

La promesa de Trump de derogar la ley Obamacare ha dejado a Morris preocupada de tener que volver al mundo corporativo sólo para contar con un seguro médico. Ahora está libre de cáncer, pero todavía necesita pruebas y análisis de sangre periódicos para asegurarse de que el cáncer no regrese.

Aunque Trump ha dicho que aquellas personas con condiciones pre-existentes seguirían siendo elegibles para obtener cobertura, la incertidumbre es demasiada para Morris.

"Mi temor es que la derogación de Donald Trump de la ley Affordable Healthcare Act aplaste mis sueños de tener mi propia compañía", dijo Morris, de 39 años.

Donald Ferguson


La prosperidad de Estados Unidos sufrirá si Trump deroga Obamacare, dijo Donald Ferguson, un ejecutivo de tecnología. Pues la reforma sanitaria ha estimulado más startups y la innovación técnica, que apoyan el crecimiento económico, explicó.

Después de trabajar para IBM, Microsoft, Dell y Computer Associates por más de tres décadas, Ferguson lanzó el año pasado seeka.tv, que ofrece contenido independiente de TV e Internet. Casado y con dos hijas, dijo que nunca habría dado el salto si no hubiera podido obtener cobertura para su familia en el mercado de seguros.

"La capacidad de asumir riesgos es lo que ha hecho grande a Estados Unidos", señaló el empresario de 56 años y residente de South Salem, Nueva York. Anular Obamacare "impedirá que la gente asuma riesgos, habrá menos startups y emprendedores si no se ofrece un sustituto convincente".

Emma Torbert


Acabar con Obamacare podría acabar también con los empleos de The Cloverleaf Farm, una empresa a las afueras de Davis, California.

Emma Torbert podría tener que dejar su trabajo en la granja de frutas orgánica, donde cultiva duraznos, nectarinas, fresas, higos y melones. Ella fundó Cloverleaf hace seis años mientras trabajaba en investigación agrícola en la Universidad de California, Davis. El año pasado, saltó de lleno a la granja trabajando jornada completa y se inscribió en Obamacare.

Antes de Obamacare, había solicitado un seguro individual, pero se le denegó debido a un error en su historial médico. Así que, aunque está sana, a Torbert, de 36 años, le preocupa no obtener cobertura si se desmantela la ley de atención médica. Y ella no quiere correr el riesgo de no estar asegurada, especialmente cuando maneja equipo agrícola pesado.

"Una de las primeras cosas en las que pensé fue: ‘Si se anula Obamacare, ¿cómo sigo adelante sin seguro médico?’" Dependiendo de cómo reemplace Trump la ley Obamacare, Torbert, su socio y su empleado podrían tener que buscarse otros trabajos que proporcionen cobertura médica, pues todos están en el sistema Obamacare.

Jefferson Roberts


La elección de Donald Trump puede significar el fin del taller de reparación de computadoras que Jefferson Roberts abrió hace ocho años en Smyrna, Tennessee.
Roberts es diabético y no puede arriesgarse a no tener seguro médico. Un mes de insulina cuesta 1,100 dólares.

Sabiendo que Obama planeaba reformar el sistema de salud, dejó su trabajo. Rechazado por las aseguradoras en el mercado individual, tuvo la "suerte" de entrar en el grupo de alto riesgo de su estado para aquellos con condiciones preexistentes.

Cuando el mercado de seguros se abrió en 2014, se inscribió a "un seguro aún mejor a un precio mucho más razonable, con subsidios. Por fin pude descansar tranquilo, sabiendo que tenía una buena cobertura".

Ahora, depende de su seguro Obamacare para seguir con vida. La decisión de Trump de revocar la ley de reforma de salud lo ha dejado entre la espada y la pared. No quiere cerrar su taller (al que dedica 72 horas a la semana) y tener que buscar un trabajo con prestaciones. Pero dice que no puede arriesgarse a que los planes de Trump lo dejen sin cobertura.

"Cuando el presidente Obama fue elegido, finalmente vi que podría tener la oportunidad de dirigir mi propio negocio", dijo Roberts, de 50 años, quien durante años trabajó para los departamentos de TI de empresas. "Tendría que abandonarlo para salvarme, estoy sano y me gustaría seguir sano".

Stefani Dawn


Gracias a Obamacare Stefani Dawn y su marido, Rick Momsen, han iniciado sus propias empresas de consultoría, y gracias también al sistema han reducido sus gastos mensuales.

Gracias a los subsidios federales, las primas mensuales de su plan en Obamacare son menores a las que pagaban por su cobertura de empleador, aunque el deducible es mayor. Su póliza cuesta 150 dólares al mes, la mitad del precio del plan que tenía Momsen.

Eso les ha permitido destinar más fondos en sus negocios, ella ofrece asesoría en el sector de la educación superior y él se especializa en mapas y sistemas de información.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A Dawn, sobreviviente de cáncer de seno que tiene un trastorno autoinmune, le preocupa que aún si Trump mantiene la cobertura para aquellos con condiciones pre-existentes, ésta será más cara.

"No ayuda si tenemos que pagar 1,000 dólares o más cuando estamos tratando de levantar un negocio e invertirle dinero", comentó Dawn, de 46 años, una ex administradora universitaria que vive en Ogden, Utah, con su esposo y un hijo.

Ahora ve
Aston Martin quiere llevar el lujo de sus autos al sector inmobiliario
No te pierdas
×