Brenda Méndez: la ingeniera que quería trabajar en Marketing y acabó en la mina

La joven de 31 años, que cuando estudiaba pensaba dedicarse al marketing, lidera un equipo de 200 personas y un contrato minero de 16 mdd para Siemens.
Brenda Méndez, un liderazgo conciliador en Siemens
Por: PURI LUCENA
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Brenda Méndez, gerente de Contratos de Servicio y Mantenimiento de Siemens, siempre tuvo miedo a estudiar Ingeniería: a las matemáticas y a la física. Cuando empezó la carrera, lo hizo con el objetivo de encontrar una posición en la parte de marketing, ya que quería ser ingeniera, pero enfocada en la parte de estadísticas de mercado. No pensó que pocos años más tarde, a los 27, ganaría el proyecto de servicio más grande para una minera por parte de Siemens: mina Peñasquito.

Nunca trabajó en el área de marketing. Su primer trabajo fue en Clorox, en el área de producción y mantenimiento. De ahí pasó a Siemens. “Llegué (al sector) por casualidad, pero me vieron cualidades en la parte de ingeniería desde un inicio. Estuve en la parte de producción y mantenimiento. Primero tuve a cargo a seis personas, ahora tengo 200, 90% hombres".

Méndez es responsable de una cartera de proyectos por valor de 16 millones de dólares. Su equipo permite que sus clientes se encarguen de su core business, ya que Siemens hace todo el servicio periférico, como mantenimiento de equipos eléctricos, todos los días del año. Para ello tienen un pool de personal dentro del equipo del cliente, para detectar y atender fallas y averías.

Un trabajo que desde hace cuatro años la lleva a que pase una semana en su oficina de la Ciudad de México y otra en campo, en los proyectos de los clientes. “Yo directamente atiendo minería, estoy enfocada en el área de Zacatecas, así que estoy una semana allá y otra en la Ciudad de México”.

Ver también: Siemens duplica su negocio energético.

Para Méndez, los primeros momentos en su cargo fueron difíciles. No tanto por ser mujer en un segmento muy masculinizado, sino por su juventud, ya que comenzó en el puesto a los 27. Tuvo un entrenamiento de tres meses en Europa, con algunos contratos similares. En México, no sólo tendría que adaptarse al mercado, también a las necesidades del cliente.

“El recibimiento fue difícil, era muy joven y tenía gente a cargo. Sin embargo, tengo un liderazgo fuerte y eso ha logrado el buen entendimiento. Y, a final del día, aunque veían que era joven, vieron que yo sabía de los equipos, porque traía un background de cuatros años en industrias de manufactura y un training avanzado en mantenimiento”, recuerda.

La ejecutiva es consciente de la poca presencia femenina en su área laboral. Por eso, hace “campaña” para que en los procesos de reclutamiento haya un mayor número de mujeres.

Yo también trato de impulsarlas para que logren el mismo camino. Las empresas también están cambiando y están impulsando que haya más mujeres en minería y automotriz. Eso ha hecho que ellas también se vayan posicionado a aspirar a este tipo de puestos.
Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hace menos de diez años, Méndez no se imaginaba que iba a acabar trabajando en manufactura. Ahora, a mediano plazo, le gustaría regresar a esa área, pero con una dirección. Y tal vez, no sólo de México, sino de Latinoamérica.

Edad: 31
Estudios: Ingeniería Industrial en el TEc de Monterrey, campus Estado de México

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con varios pendientes
No te pierdas
×