WeWork, un paso hacia la construcción de una red mundial de empresarios

La empresa crea espacios comunales para oficinas: alquila edificios y los transforma en lugares colaborativos; antes de diseñarlos realiza una investigación para conocer la vida cotidiana y laboral.
Lugar de trabajo  WeWork inicia operaciones en Shanghái.  (Foto: WeWork/Cortesía)
Por SARA ASHLEY O’BRIEN
NUEVA YORK (CNNMoney) -

WeWork acaba de dar un paso más hacia la construcción de una red mundial de empresarios.

La empresa se ha dado a conocer como una meca del espacio comunal para oficinas: alquila edificios y los transforma en espacios de trabajo colaborativos para empresarios.

Cada vez que WeWork entra en un país nuevo, tiene que hacer una investigación a fondo para diseñar los espacios.

Lee: 10 tips de diseño interior para tener una tienda rentable

Durante los pasados seis meses, la empresa ha estado trabajando para entender las diferencias culturales en la vida cotidiana y laboral de la gente en China. Eso incluye entender a fondo todo, por ejemplo: la forma de consumir el café y si se acostumbra tomar la siesta.

"En Estados Unidos, la gente suele tomar café por la mañana", dijo Miguel MacKelvey, cofundador de WeWork.

"En China, muchas personas toman café por la tarde. Es más una experiencia social que un combustible fundamental".

Los chinos -dice- toman menos café y es más probable que elijan una dosis menor, así que WeWork ofrece expreso de Seesaw Coffee, una marca local.
McKelvey también descubrió otro hábito en las oficinas en China: los empleados toman siestas en su escritorio.

"Nuestra conclusión inmediata fue que eso no debe ser muy cómodo. Deberíamos tener una sala para siestas", dijo McKelvey. Sin embargo, después de hablar con la gente local, decidieron no hacerlo porque la gran mayoría no la usaría.

"En su cultura está muy arraigada la costumbre de dormir en el escritorio. Sería menos aceptable que se fueran a la sala para siestas", agregó. "Algunas personas llevan almohadas… almohadas para escritorio".

Lee: El mobiliario vintage cambiará su rostro en 2016

WeWork también modificó los mensajes y la señalización existente en las oficinas para exhortar a la gente a jugar más, para que sepan que está bien jugar ping-pong.

"La gente de San Francisco y Nueva York puede sentirse cómoda con eso. Allá podría ser menos aceptado", dijo. "Parte de nuestro esfuerzo se enfoca en atraer a la gente a salir un poco".

Para las empresas que se expanden globalmente, examinar la cultura local y moldear la operación en consecuencia es un paso importante.

Cuando Uber se expandió a Lahore, Pakistán, implementó una opción de pago en efectivo para los usuarios. La función de pago en efectivo no es común en ciudades en las que hay tarjetas de crédito.

Mira este video: Así son las oficinas de Google en México

La demanda para entrar en ese ámbito ha sido "increíblemente fuerte" hasta ahora, de acuerdo con Ole Ruch, director gerente de WeWork y supervisor de la expansión en la zona Asia-Pacífico.

Ruch agregó que el 70% de los espacios nuevos en Shanghái, que tienen capacidad para unas 500 personas, ya está apartado.
Ruch explicó que muchos de los inquilinos no viven en la ciudad y que los empresarios de otros países usan WeWork como "zona de aterrizaje" para entrar a mercados nuevos.

A las empresas también les interesa mudarse a esos espacios para aprovechar la comunidad que fomenta, de acuerdo con Ruch.
WeWork, que ha recaudado 1,400 millones de dólares (unos 25,200 millones de pesos) y está valuada en 16,000 millones de dólares (unos 288,000 millones de pesos), señaló que su presencia en China no puede hacer más que crecer de ahora en adelante.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Una sede es solo el principio", agregó McKelvey. "Seguimos siendo un pez pequeño en medio de una población gigante".

Sus planes son abrir dos espacios más en Shanghái, así como iniciar operaciones en Seúl, Corea del Sur, Hong Kong, y Sídney, Australia.

Ahora ve
Toto Riina, un sanguinario padrino de la Cosa Nostra, muere a los 87 años
No te pierdas
×