Las empresas del IPC disminuyen su deuda por temor a Trump

Como una medida de previsión, por la volatilidad cambiaria que provocaría el que Trump ganara las elecciones en Estados Unidos, los corporativos mexicanos adelantan el pago de deuda.
Temor  La posibilidad de que Trump gane las elecciones podría disparar la volatilidad en el tipo de cambio.  (Foto: Reuters)
Rosalía Lara
Ana Valle
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Si el candidato del partido republicano, Donald Trump ganara las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el peso podría disparar su precio frente al dólar, lo que presionaría a la alza la deuda de las compañías mexicanas en dólares. Ante ello, algunas empresas optaron por realizar pagos adelantados de sus deuda, indicó Héctor Romero, director general de Signum Research.

Romero explicó que tradicionalmente las empresas de México son conservadoras en términos de deuda y de apalancamiento debido a las crisis que se han tenido. Sin embargo, después del 2009, ante un entorno de bajas tasas de interés hubo una emisión importante de deuda en dólares.

En el segundo trimestre del 2016, la deuda total con costo de las 30 empresas (excluyendo grupos financieros, empresas sin base de comparación y las que no han reportado) que conforman el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) disminuyó 9.8%, frente al mismo trimestre del 2015.

“En ocho años las empresas han duplicado su apalancamiento, lo que es natural en un entorno de bajas tasas de interés; pero ante la depreciación de la moneda, las empresas tendrían que estar mucho más conservadoras y lo que hemos visto es un esfuerzo notable para empezar a prepagar o incrementar el pago de deuda”, dijo Romero.

El apalancamiento de las empresas se mide por el efectivo que proveniente de las operaciones que necesitan para pagar el total de la deuda neta, que en términos contables es la razón de deuda neta a flujo de operación (EBITDA).

Si bien hace ocho años las empresas generaban el flujo en la misma proporción que la deuda que adquirían, ahora su deuda es el doble del flujo que generan.

Entre abril y junio de este año, el peso se depreció 18% frente al mismo periodo de un año antes, y se ubicó arriba de los 18.5 pesos por dólar.

La moneda está subvaluada y debería ubicarse debajo de las 17 unidades por billete verde, pero en el mercado persiste un clima de mucho nerviosismo, dijo Héctor Romero.

“En todo ese entorno de gran incertidumbre y aunque el peso esté subvaluado, lo que están haciendo las empresas es prepagar gradualmente su deuda para prepararse un poquito para el peor de los escenarios”, dijo Romero en referencia a un posible triunfo en la candidatura a la presidencia de Trump en noviembre próximo.

Para Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank México, la posibilidad de que gane Trump las elecciones en noviembre, podría conjugarse con otros factores como alzas en tasas de interés y una recesión en Europa derivado de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, lo que podría llevar al dólar incluso por encima de los 20 pesos.

"Hay una elevadísima e inusual incertidumbre por tipo de cambio debido a factores externos. Para las empresas, prevenirse es una decisión natural y evidente tomando en cuenta ello. Pueden comenzar a cambiar tasas variables por fijas, si no tienen una cobertura natural en dólares, pueden cambiar su deuda a pesos o prepagar", dijo Correa.

Prevenidas

Las compañías con la mayor reducción en el nivel de deuda en el segundo trimestre del 2016 fueron: Volaris, con una baja de 43.4%; Grupo Carso, con 18.9%; y Genomma Lab, con 16.4%.

José María Flores, analista de Ve por Más, comentó que Volaris registró una generación de flujo de efectivo de 564 millones de pesos en el trimestre pasado, y que si bien la aerolínea no lo menciona, ese efectivo se tuvo que aprovechar para el pago de deuda.

Para Grupo Carso, la disminución de su deuda es reflejo del vencimiento a corto plazo que enfrentó el año pasado por más de 2,000 millones de pesos.

En su reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la firma detalló que uno de los riesgos a los que se enfrenta, tanto en el mercado de deuda como el de capitales, es la terminación del Tratado de Libre Comercio entre México y EU.

Para el caso de Genomma Lab, un analista que pidió no ser citado dijo que la empresa pagó deuda con lo que obtuvieron de la venta de Marzam y que esperaban hacer frente a los vencimientos que tienen en puerta con la generación de flujo, si es que no obtienen tasas atractivas para refinanciarla.

“Se acercan unos vencimientos en sus certificados bursátiles y yo les llegué a preguntar si tenían pensado refinanciar la deuda, porque los vencimientos parecían relevantes y me dijeron que lo harían solo si consiguieran una tasa similar a la que obtuvieron en ese momento, pero lo veo complicado”, señaló el analista.

Adquisiciones presionan a Arca Continental y Lala

Hasta el tercer trimestre del año pasado, Arca Continental no tenía deuda en dólares, pero obtuvo un crédito por 900 millones de dólares para solventar la adquisición de la firma peruana Lindley.

Esto hizo que en el comparativo anual, durante el segundo trimestre de 2016, Arca incrementara su nivel de deuda en 100%. No obstante, al igual que otras firmas, también ha comenzado a prepagar su deuda en dólares.

La empresa solicitó un crédito por 900 millones de dólares, del cual ha hecho prepagos por 200 millones mediante la emisión de un bono en soles peruanos y con efectivo generado en el trimestre, explicó José Antonio Cebeira, analista de bebidas de Actinver.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El apalancamiento en dólares ya ha afectado su nivel de utilidad neta en trimestres pasados e incluso al cierre de junio, cuando registró una caída de 9.2%, sobre todo por el pago de intereses en dólares. No obstante, Cebeira espera que en adelante el impacto comience a desvanecerse conforme la empresa siga cubriendo el crédito.

En el caso de Lala, la empresa también incrementó su nivel de deuda en 297%. El caso fue similar, ya que el incremento deriva de la reciente adquisición de Laguna Dairy en Estados Unidos y los mayores gastos en mantenimiento que ha realizado la compañía derivado de lo anterior, agregó Cebeira.

Ahora ve
Los humanos no son los únicos que luchan contra el cáncer de mama
No te pierdas
×