Empresas que rompieron moldes. Los disruptores de la revista Expansión

Proteak, Sports World, Hoteles City Express y Volaris tienen algo en común: han encontrado la clave para innovar en sus sectores. El primer paso es tomar riesgos.
Héctor Bonilla esperaría dos décadas para obtener ganancias, pero la búsqueda de inversionistas cambió su historia.
Éxito  Héctor Bonilla esperaría dos décadas para obtener ganancias, pero la búsqueda de inversionistas cambió su historia.  (Foto: Gudinni)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

En México, los ejemplos exitosos de innovación empresarial son escasos. Desde hace décadas, las mayores firmas nacionales son compañías energéticas, constructoras o cementeras que tienen cerca de 50 años de historia. En contraste, los emprendimientos no suelen convertirse en negocios grandes e institucionales, y menos aún, llegan a cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Sin embargo, aunque el país está lejos de los mayores ejemplos de disrupción de otras latitudes, como Silicon Valley, la más reciente edición de la revista Expansión presenta a cuatro empresas que han sabido crear modelos disruptivos de negocio para el mercado en el que vivimos, con población joven, clases medias emergentes y un nivel adquisitivo promedio.

Este es el caso de Proteak, que nació como un plan de ahorro para la vejez cuando Héctor Bonilla ideó producir madera de teca y esperar hasta dos décadas para ver ganancias. Pero después de buscar inversionistas, la empresa se transformó por completo. Actualmente, invierte en investigación para acelerar el crecimiento de la teca y busca conquistar el mercado de producción de MDF en México.

Otro ejemplo es Sports World cuyo creador, Héctor Troncoso, abrió la primera sucursal en 1996, en un un mercado virgen y sin profesionalizar. Desde entonces, ha logrado llevar el concepto de los gimnasios un paso más allá, ofreciendo una experiencia Premium.

Portada
Los disruptores  Portada  (Foto: Gudinni)

También hay empresas que han sabido innovar en una actividad tradicional, como lo hicieron Hoteles City Express y Volaris. La primera, halló un nicho en los más de 50 millones de viajeros de negocio que buscan hotel cada año en las principales ciudades y zonas industriales del país, a quienes les ofrece un modelo de hospedaje barato y estandarizado. Con 109 establecimientos, la firma es ya una de las más rentables del sector. Volaris, por su parte, importó de Europa el modelo de aerolíneas low cost. La compañía reduce lo más posible los costos operativos para ofrecer vuelos más baratos.

Hoy, todas estas empresas tienen la confianza de los inversionistas y son firmas sólidas en la BMV.

“La innovación disruptiva no es hacer un cambio o mejora en un proceso. Es cuando haces un nuevo modelo de negocio”, explica Manuel Hinojosa, director de Innovación de KPMG. “Estas empresas aportan crecimiento, diversidad y una nueva oferta, incluso, nuevas tecnologías y mecanismos”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Expansión presenta estas y otras historias de innovación a la mexicana.

También en esta edición de Expansión encontrarás:

  • Grupo Aje quiere dejar atrás su error de pensar en Big.
  • Fibra Uno reinventa el modelo del que fue pionero en México.
  • Invertir en medio de la tormenta.
  • La fórmula Ronaldinho de los Gallos Blancos de Querétaro.

Esta edición ya esta a venta en Sanborns y Starbucks, así como en otros establecimientos cerrados. También puedes descargar la versión digital en App Store y Google Play.

Ahora ve
Por error, HBO transmite episodio seis de la nueva temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×