Lala no solo vive de leche

La compra de empresas en Centroamérica ayuda a Grupo Lala a vender más con otros productos y subir en bolsa.
Bien valorada  Desde que salió a Bolsa, los inversionistas han mostrado su confianza en la empresa.  (Foto: Ilustración: Skinpop)
Sheila Sánchez Fermín /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Lo que comenzó en 1949 como una productora de leche local llamada Pasteurizadora Laguna, en Torreón, Coahuila —dentro de la zona denominada Comarca Lagunera—, hoy es una compañía multinacional con operaciones en México, Guatemala y Nicaragua. Ahora, Grupo Lala se prepara para crecer por toda la región y “ser la empresa preferida de lácteos en América”, dice su CEO, Scot Rank, vía correo electrónico.

“2015 fue un año en el que Lala logró prepararse para hacer frente al futuro, manteniendo la consolidación de resultados sólidos en el presente. Durante este año, la implementación de diferentes estrategias comerciales y de negocio (...) nos permitieron crecer las ventas y las utilidades”, afirma el ejecutivo.

En los últimos tres años, Grupo Lala, presidido por Eduardo Tricio y dirigido por Rank, ha invertido cerca de 150 millones de dólares (mdd) en Centroamérica. La compañía, que comenzó la expansión de sus operaciones en 2008 con la compra de la empresa Foremost en Guatemala, ha incursionado agresivamente en Nicaragua desde hace un par de años.

En ese país adquirió Eskimo a finales de 2014, una firma de productos lácteos con distribución en El Salvador, Honduras y Costa Rica. Además, el año pasado invirtió 50 mdd en la inauguración de una planta de producción de leche y derivados lácteos en San Benito, también en Nicaragua. Y a inicios de este año compró La Perfecta, fundada en 1959 y que manufactura y comercializa leche, derivados lácteos y jugos en la región centroamericana.

Según Rank, el plan es “ampliar y consolidar la operación en Centroamérica” y “buscar adquisiciones y oportunidades de alianzas, (...) que permitan potencializar y acelerar el crecimiento”. “Esta estrategia está centrada en América, en empresas con negocios de productos lácteos y sustitutos lácteos que puedan contribuir en escala y talento”, explica el ejecutivo.

Estas adquisiciones, junto con la estrategia de diversificar su portafolio y de aumentar su capacidad de producción en México y en Nicaragua han provocado que Lala incremente el precio de su acción de 29 pesos —desde que se enlistó en la Bolsa Mexicana de Valores en 2013— a los cerca de 45 pesos actuales.

“Están comprando pequeñas empresas con un alto potencial de mejora de crecimiento, que a largo plazo generan mucha más rentabilidad y una mayor capacidad de maniobra. Éstos han sido los catalizadores para la mejora del precio de la acción”, dice José Cerbeira, analista de Actinver.

En México, Lala también aplicó una estrategia de eficiencia y concentración de sus plantas, que convirtió en dos complejos industriales, uno en Torreón, Coahuila, y otro en Irapuato, Guanajuato, con la idea de tener mayor eficiencia en costos. En febrero, la compañía anunció una inversión de 350 millones de pesos (mdp) para la construcción de su primera planta en Ciudad Obregón, Sonora, que tendrá una capacidad de generar 200,000 litros de leche al día. Y acaba de anunciar, a finales de mayo, otros 125 mdp para la ampliación de su fábrica de productos pasteurizados de Guadalajara, Jalisco, y para el desarrollo de tres nuevos centros de distribución en la región.

El aumento de su producción y el avance en estas eficiencias le han merecido aplausos por parte de los expertos. “Recientemente, aumentamos nuestra recomendación de Lala a compra (de sus acciones) para reflejar los mayores ahorros por la optimización de plantas”, detalla un reporte de mayo de Banamex.

La importancia de aliarse

Uno de los resultados de estas adquisiciones es la creación de un portafolio de productos bastante amplio, a través de marcas como Nutrileche, Mileche, Los Volcanes, Parmalat y las gelatinas ART.

La empresa es líder en el país en la venta de leche blanca, por encima de Alpura y Liconsa, con 45.8% del mercado, según cifras de 2015 de la consultora Euromonitor. Sin embargo, el mercado de la leche es ya muy maduro y apenas crece en el país. “En México, la categoría de leche fluida decrece 2.5% promedio anual, mientras que los derivados aumentan”, detalla René Fonseca, director general de la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec).

De ahí la estrategia de la empresa de incursionar con otros productos como la línea de quesos o las nuevas presentaciones de yogures de sabores. “Traeremos nuevos productos, nuevos empaques, una ejecución mejorada en el punto de venta y algunas soluciones innovadoras”, comenta Rank sobre la estrategia de la firma para crecer en México.

Otro motivo para diversificarse es la competencia, cada vez más fuerte, sobre todo desde que Coca-Cola FEMSA —con una enorme red de distribución y venta— compró la marca de lácteos y congelados Santa Clara en México, en 2012.

“Lala viene con toda la agresividad, y es porque Coca-Cola se está metiendo en el negocio de la leche. Si Lala no da estos pasos tan agresivos y tan firmes, tendría un grave problema de distribución. Ése es el verdadero reto en el continente latinoamericano”, comenta Manuel Valencia, director de la carrera de Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey.

Lala todavía tiene en caja un presupuesto de más de 400 mdd para seguir comprando pequeñas compañías. La batalla por el liderazgo en la región no ha hecho más que empezar.

Este reportaje se publicó originalmente en la edición de 'Las 500' de Expansión, que salió a la venta el 15 de junio.
Puedes adquirir la versión digital de Las 500 empresas más importantes de México 2016 en App Store y Google Play.
También está disponible el ranking interactivo en el que puedes consultar una base de datos de 13 indicadores de Las 500 en un histórico de 2006 a 2015, adquiérela en nuestra tienda.

Ahora ve
A un mes del sismo del 19 de septiembre, la herida sigue abierta
No te pierdas
×