¿Un robot me puede quitar mi empleo?

La automatización es una tendencia que reducirá la mano de obra, pero que incrementará los salarios en industrias como la automotriz.
El sueldo de un técnico en robótica es entre cinco y siete veces mayor que el de un operador de línea.
Mayor especialización  El sueldo de un técnico en robótica es entre cinco y siete veces mayor que el de un operador de línea.  (Foto: Cortesía Audi)
Ivet Rodríguez
AGUASCALIENTES (Expansión) -

Un brazo robótico suelda una carrocería con la precisión de un reloj suizo. El aparato trabaja dos turnos por día, seis días a la semana, con una eficiencia impecable, sin tiempos muertos, ni siquiera una pausa para tomar café.

Es el futuro en la manufactura.

Hace unos 20 años que las armadoras automatizaron la soldadura de los vehículos. Antes, este proceso requería mucha mano de obra: ejércitos de soldadores unían las piezas para dar forma a la carrocería. Ahora, en la planta de Nissan conocida como Aguascalientes 2, esto lo hacen 190 brazos robóticos a un ritmo de 3,190 puntos de soldadura por vehículo.

El internet de las cosas (la interconexión digital de objetos cotidianos) y los sistemas ciberfísicos (que permiten la interacción entre objetos y la utilización de la información disponible en el mundo virtual para aprender y evolucionar) transformarán la dinámica productiva actual.

“Veremos cada vez más dispositivos autónomos realizando tareas manuales, por ejemplo de ensamble. Actividades que ahora requieren a 10 técnicos, podrían quedar completamente automatizadas”, dice Óscar Albin, presidente de la Industria Nacional de Autopartes, que agrupa a los fabricantes de componentes que operan en México.

Esto no significará más desempleo, sino mayor especialización de la mano de obra.

"El factor humano nunca se va a eliminar. Una máquina, por ahora, no es capaz de tomar decisiones complejas”, afirma Sergio Casillas, director de este complejo de Nissan. “Tenemos muchos equipos, pero requerimos quien los programe, les dé mantenimiento”, añade.

Las personas pasarán del ‘hacer’ al ‘supervisar’. Esto podría significar mejores sueldos: un técnico en robótica ganará entre cinco y siete veces más que un operador de línea.

Por ejemplo, en el área de soldadura de la planta de Nissan ahora trabajan 367 personas, pero su labor es distinta a la de los brazos robóticos. Es un trabajo de supervisión: arrancan las máquinas, monitorean los procesos y dan mantenimiento a los equipos. “La operación es más eficiente de este modo”, dice Casillas.

Vehículos autodirigidos y drones

A ratos, el ruido cesa en el piso de producción de la fábrica. “Es por la ausencia de montacargas”, dice el guía del recorrido. En su lugar, plataformas autodirigidas (AGV’s, por sus siglas en inglés) transportan las carrocerías recién ensambladas al área de pintura. Luego las llevan a la línea de ensamble junto con los componentes, como volante, faros, limpiaparabrisas, facias.

Hay 120 AGV’s en esta planta, distribuidos entre las naves de soldadura y de ensamble. Estos aparatos hacen su trabajo en silencio. No hay necesidad de pitar para anunciar el paso, pues se comunican entre ellos mediante sensores. Son capaces de coordinarse y seguir su trayectoria en orden y silencio.

Audi, por su parte, ya realiza pruebas piloto con drones para alimentar a las líneas de ensamble de componentes pequeños, como alerones. Estos se programan para sobrevolar las áreas productivas de forma autónoma, a una velocidad de 40 km/h, dice Alfonso Ditner, presidente de Audi México.

Los beneficios de la automatización

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La automatización requiere un aumento de la inversión de cerca de 35% por parte de las empresas, según un estudio de The Boston Consulting Group. Sin embargo, el desembolso se recupera en los tres a cinco años siguientes, por la suma de los ahorros generados: hasta 30% menos en el tiempo del suministro de los componentes y otro 30% de reducción en el costo logístico al interior de una planta armadora, afirma el estudio.

Para Nissan, el uso de robots, prensas y vehículos autodirigidos reduce el nivel de inventario y agiliza el proceso de ensamble. De la línea salen 32 vehículos cada hora. “Es una de las operaciones más rápidas que tenemos en América Latina”, dice Casillas.

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×