Un banco ético 100% mexicano se prepara para iniciar operaciones

Amanat, de la mano de asesores externos, ha reunido a una veintena de empresarios para invertir en el proyecto bancario. Prevé empezar sus operaciones en 2019.
Pablo Aboumrad (derecha) y Joan Antoni Melé (izquierda) se reunirán a inicios del próximo año para continuar con la selección de personal para el banco.
En busca de inversionistas  Pablo Aboumrad (derecha) y Joan Antoni Melé (izquierda) se reunirán a inicios del próximo año para continuar con la selección de personal para el banco.  (Foto: Adrián Estañol)
Adrián Estañol
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El financiamiento a la guerra de Vietnam por parte de algunos bancos, a finales de los años 60, hizo que cuatro personas descontentas iniciaran un proyecto de banca ética en Holanda. Así nació Triodos, una fundación que se convirtió en entidad financiera y que se centra en dar crédito al sector cultural, ecológico y social para desarrollar una economía equitativa ajena a la especulación.

Esta idea de banca ética —que pone primero a las personas y al planeta y luego a las ganancias— puede llegar a México a finales de 2019.

“Hemos visitado a empresarios importantes, no puedo decir nombres, y nos han dicho que nos van a ayudar y que van a poner capital en este proyecto”, señaló Joan Antoni Melé, uno de los fundadores de Triodos en España a inicios de 2000. “En México les gustaría arrancar en tres años, ojalá ya en forma bancaria”, agregó este banquero con más de 30 años de experiencia.

El banco ético mexicano es un proyecto de la consultora Amanat, que requiere de un capital de entre 500 y 1,000 millones de dólares para poder fondear los préstamos a largo plazo. De momento, ha reunido a casi 20 personas interesadas en invertir o en operar el proyecto, y continuará con esta selección de personas e inversionistas a principios del año entrante.

“La idea es que, a través de Amanat, se impulse la creación de un banco nuevo ético en México que replique lo de Triodos. Queremos que con esta entidad se apoyen a todos estos proyectos que ya conocemos con el trabajo de campo y consultoría. Tenemos un pipeline interesante”, dijo Pablo Aboumrad, productor de Amanat, la firma de estrategia y gestión socioambiental que buscó a Joan Melé para desarrollar el plan.

Sectores éticos

Los proyectos que estos directivos quieren impulsar están diversos sectores, como energía renovable, turismo sostenible, cultura y educación, de acuerdo con Aboumrad.

“La riqueza esta bastante mal distribuida en México, pero hay bastante desarrollo en todos los sectores: cultural, energías renovables, turismo sostenible. Ya contactamos a gente que tiene esos proyectos y que no los puede hacer porque necesita financiamiento”, explicó Melé.

El banco mexicano ofrecerá los servicios de créditos y depósitos a personas y empresarios, como cualquier otra entidad bancaria, pero buscará ser un compañero financiero que acompañe y difunda las historias de éxito de sus acreditados.

“Haremos negocio: es que es un banco, también ganaremos dinero. Pero no miles de millones. No es el banco de los pobres. Los pobres y los ricos tienen la consciencia de que quieren un mundo mejor”, precisó Melé, quien estaba dentro de un banco tradicional y, en lugar de optar por su prejubilación, se lanzó a fundar Triodos en España. “En España, la gente que ha apoyado la idea es la clase rica, y lo mismo va a pasar aquí en México”, agregó.

Hace dos años, Melé salió de la operación de Triodos para asesorar en el desarrollo de la banca ética en América Latina. Hasta el momento, el concepto ha llegado a Chile, donde ya inició operaciones, y Argentina.

Ahora ve
Las cinco frases más indignantes que pronunció Donald Trump en Arizona
No te pierdas
×