¿Por qué Ford concentra la producción de autos compactos en México?

La automotriz estadounidense mantendrá la producción de SUV y pickups en Estados Unidos, pero traerá el resto a México.
Ford concentrará la producción de pickups y camionetas en Estados Unidos y moverá el ensamble de autos compactos a México.
Movimientos estratégicos  Ford concentrará la producción de pickups y camionetas en Estados Unidos y moverá el ensamble de autos compactos a México.  (Foto: Ivet Rodríguez)
Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Ford anunció que en los siguientes dos años trasladará la producción de los modelos compactos Focus y C-Max a México, una decisión que apunta a buscar la mayor rentabilidad en sus operaciones, pues producir autos pequeños en el país es más competitivo que hacerlo en Estados Unidos.

“Tras la crisis financiera de 2008 y 2009 —que menguó las ventas y afectó las finanzas de las tres armadoras estadounidenses—, aprendimos a ser más críticos con cada decisión de gasto y de inversión, a asegurarnos de maximizar los resultados de cada centavo que invertimos y gastamos. Las decisiones de inversión siempre apuntan a la eficiencia. Buscamos el lugar más competitivo para fabricar cada modelo”, dijo a Expansión Gabriel López, presidente y director general de Ford de México, durante una entrevista realizada tras el anuncio de inversión para la nueva planta de la firma en San Luis Potosí.

Según el directivo, conviene producir vehículos pequeños o medianos en mercados de bajo costo. “Este tipo de autos ofrecen menores márgenes que los modelos más grandes, pues hay mayor competencia. No todas las armadoras fabricamos camionetas SUV y mucho menos pickups, pero todas hacemos autos compactos. Para poder competir en este último segmento, hay que castigar un poco el precio de los autos”, dijo López.

Recomendamos: El CEO de Ford: la nueva planta es un éxito para México

Es por eso que bajar el costo de fabricación se ha vuelto cada vez más crítico para poder mantener la competitividad y para que el negocio sea sostenible desde el punto de vista financiero.

Para lograrlo, Ford hizo algunos movimientos en su tablero productivo: a principios de 2014, trasladó la producción de sus pickups F-650 y F-750 de México a Estados Unidos. También invirtió en Estados Unidos para ensamblar todos los SUV, como los modelos Escape, Edge y Explorer, así como el Navigator, que vende bajo la marca Lincoln. En México dejó el ensamble de modelos compactos: el Fusion, el Fiesta y el Lincoln MKZ.

A principios de 2015, la firma del óvalo azul decidió construir una nueva planta en San Luis Potosí para migrar la producción de su compacto Focus.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“La corporación consideró alternativas en el sur de Estados Unidos, Argentina, Brasil y Asia. Vimos qué tan eficiente era la inversión en cada lugar. Pero al sumar la ventaja logística, un costo competitivo de mano de obra, disponibilidad de componentes y tratados internacionales que permiten exportar los vehículos libres de aranceles, obtienes un vehículo altamente competitivo. Esas fueron las razones para venir a México”, dijo López.

En el índice global de costos de manufactura de Boston Consulting Group, México es nueve puntos más competitivo que Estados Unidos, 24 puntos más que Canadá y 32 más que Brasil. Este bajo costo resulta de la combinación de mano de obra barata, importaciones libres de arancel, bajo costo del gas natural, disponibilidad de proveeduría y buena conectividad.

Ahora ve
Momentos de terror y caos tras ataque terrorista en Barcelona
No te pierdas
×