La industria refresquera, sin impacto inmediato por el #EfectoTrump:KPMG

El sector cerró el año con ventas por 18,824 millones de litros de gaseosas, un incremento de 3.8% con respecto al anterior.
Activos  Al cierre del tercer trimestre de 2016, los activos fijos de la industria sumaron 2, 700 millones de dólares.  (Foto: iStock by Getty Images)
Sheila Sánchez
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La industria refresquera mexicana será una de las menos afectadas en el país por el contexto económico actual y por la incertidumbre que han generado las medidas políticas que ha tomado el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este jueves la firma de análisis KPMG.

"Creemos que seguirá creciendo (el consumo) sobre todo por ser un producto necesario para el consumidor que se adapta y continúa consumiendo. Créemos que sí crecerá este año en ausencia de una crisis mayor", dijo Oscar Silva, socio del área Global Strategy Group de KPMG.

La industria cerró el 2016 con un volumen de ventas de alrededor de 18,824 millones de litros de refresco, un incremento de 3.8% con respecto al anterior, de acuerdo con un estudio que presentó la firma sobre la industria.

Además, es una de las industrias con mayor fuente de inversión en el país. Por ejemplo, el incremento en activos fijos creció en promedio 22% de 2012 a 2016, por encima del 12.8% de la inversión extranjera directa. Al cierre del tecer trimestre de 2016, los activos fijos de la industria sumaron 2, 700 millones de dólares.

Lee: Empresas refresqueras ven oportunidad de crecer con el IEPS

"Eso habla de un enfoque y planeación en la industria del interés de invertir en el país. Los activos fijos van desde terrenos, equipo embotellador, de computo, entre otros", dijo Lorenzo Gómez, gerente del área Global Strategy Grouo de KPMG, en conferencia de prensa.

La firma aseguró que es un buen momento para que las refresqueras diversifiquen sus productos, al desarrollar nuevos nichos que les permita tener ingresos adicionales y no trasladar al consumidor el impacto del aumento de precios en sus insumos.

Los mexicanos los prefieren grandes

Para KPMG, el consumidor ha presentado nuevos patrones en el consumo de bebidas azucaradas, debido al Impuesto Especial Sobre Producción Especial (IEPS) de un peso por litro, que impuso el gobierno desde 2014.

Uno de estos patrones fue el consumo de bebidas en presentaciones de mayor volumen o retornables, para compensar el incremento del precio derivado del IEPS. Por ejemplo, la demanda de refrescos grandes (1,001-2,000 ml) creció 13.7% de 2014 a 2016 y los de presentación extra grandes (más de 2,000 ml) aumentó 7.4% durante el mismo periodo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Otras categorías que incrementaron fueron las de agua embotellada, en 2.5%; el agua saborizada, con un crecimiento del 5%; y las bebidas energizantes con un crecimiento del 14.5%, en los dos años anteriores.

A pesar de las medidas implementadas por el gobierno con el IEPS, etiquetados y la prohibición de la venta de refresco en escuela primarias del país, la industria presentó una tasa de crecimiento compuesta anual de 4% de 2014 a 2016.

Ahora ve
Estos son los estrenos con los que Netflix va a cerrar el año
No te pierdas
×