La gasolina es dos centavos más barata. ¿Pudo haber subido?

La 'liberalización' comienza, pero el gobierno aún juega un papel importante a través de sus políticas de estímulos fiscales. Sin esa influencia, el precio debería ser mayor.
Hacienda modificará el precio máximo de los combustibles de forma diaria a partir del 21 de febrero.
Una nueva etapa.  Hacienda modificará el precio máximo de los combustibles de forma diaria a partir del 21 de febrero.  (Foto: Shutterstock)
CIUDAD DE MÉXICO -

El gobierno mantuvo en vilo a empresarios, consumidores e interesados en conocer el nuevo precio de las gasolinas hasta cerca de las 5 de la tarde de este viernes, cuando al fin publicó que los combustibles costarán dos centavos menos hasta el 21 de febrero, cuando entrará en vigor la nueva fórmula.

¿Cómo determinó Hacienda que la gasolina debía bajar dos centavos?

El estímulo fiscal es similar a un subsidio que se resta de la cuota fija de IEPS, de 4.16 pesos, que Hacienda cobra por cada litro, y que la dependencia puede modificar a discreción, como lo ha hecho durante este año. Eso hace que el precio de la gasolina al consumidor sea más barato de lo que debería. Ahora, al reducir este estímulo, el gobierno recauda más IEPS, pues le resta menos al impuesto, con lo que sigue controlando en cierto modo los precios de la gasolina.

Por ejemplo, según los parámetros internacionales, el litro de gasolina Magna debería haber pasado de 16.93 pesos a 16.23 pesos en promedio nacional entre el 1 y 17 de febrero, según cálculos de Expansión, que toman en cuenta tanto el tipo de cambio peso-dólar diario como el precio de la Magna en la Costa Este de Estados Unidos, el mercado de referencia que toma Hacienda, y que fue a la baja.

Pero el gobierno ha decidido mantener los estímulos para que el valor para el consumidor mexicano esté en 15.97 pesos por litro.

El aumento de la tasa de interés, la economía mexicana y el efecto ‘gasolinazo’

Además, el nuevo precio de 15.97 pesos por litro, que estará vigente hasta el 21 de febrero, muestra una reducción en el estímulo desde 1.773 pesos a 1.305 pesos por litro, así que Hacienda cobrará un mayor Impuesto Especial a la Producción de Servicios (IEPS).

“La buena noticia, más que el cambio hacia a la baja, es que las autoridades están mostrando consistencia a la metodología y consistencia con lo que pasa en el mercado internacional”, considera la analista de petróleo y refinación de Wood Mackenzie, Ixchel Castro.

La especialista espera que sigan cayendo los precios internacionales en las siguientes semanas, aunque advierte que puede darse un alza hacia el verano, cuando tienden a subir los precios.

El Gobierno también pudo haber optado por dejar intacto el estímulo fiscal de 1.773 pesos por litro, y pasar el ahorro al consumidor, con lo que la gasolina habría bajado casi 50 centavos.

¿Pero los precios variarán a diario, como lo había establecido el calendario presentado a finales de diciembre por Hacienda y la Comisión Reguladora de Energía (CRE)?

El gobierno defiende que sí, pues en teoría avisará cada día del nuevo precio a seguir a partir del 21 de febrero, aunque aplicará una nueva fórmula hacia el 24 de este mes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La nueva fórmula de la dependencia parece también dirigida a amortiguar los cambios a futuro, por lo que no queda claro si al final someterá al consumidor a las fuerzas del mercado o a las decisiones de la autoridad hacendaria.

“La falta de transparencia es lo que llama la atención, más que si se beneficia o no al consumidor (…) Crean mucha inseguridad, porque no son ni transparentes ni previsibles sus decisiones”, opina la especialista del sector Miriam Grunstein.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×