Delta, United y General Motors viven una pesadilla en Venezuela

Firmas estadounidenses optaron por abandonar sus negocios en la nación sudamericana, hundida en una crisis política y económica.
La automotriz cerró sus operaciones en mayo después de que las autoridades incautaran su planta.
En crisis  La automotriz cerró sus operaciones en mayo después de que las autoridades incautaran su planta.  (Foto: AFPTV/AFP/Marcos Guedez)
PATRICK GILLESPIE
CARACAS (CNNMoney) -

Las empresas estadounidenses no han logrado salir suficientemente rápido de Venezuela.

La votación del domingo le permitirá al presidente Nicolás Maduro consolidar el poder, eliminar a sus oponentes políticos y reescribir la Constitución como mejor le parezca, según analistas.

Violencia y muerte marcaron la elección de la Constituyente en Venezuela

El país ha sufrido casi cuatro años de crisis económica. La moneda de Venezuela, y las ganancias de las compañías, han caído vertiginosamente. Cada vez más empresas estadounidenses el dicen adiós a Venezuela.

La aerolínea Delta anunció hace un par de días que suspendía sus vuelos a Caracas a partir de septiembre debido a la inestabilidad del país. El último vuelo de United Airlines a Venezuela despegó a principios de julio.

General Motors cerró su operación en mayo después de que las autoridades incautaran su planta. Ford suspendió operaciones en diciembre e informó que volvería en abril, pero un vocero de la empresa no pudo aclarar si la planta había vuelto a sus funciones.

La situación en Venezuela es caótica y fluida, así que es difícil determinar quién hace negocios allí todavía. Las compañías que siguen han tenido que enfrentarse a los efectos de los múltiples problemas del país.

Pepsi todavía se vende en tiendas y restaurantes de Venezuela, pero la marca dejó su negocio en este mercado en octubre de 2015, perdiendo unos 1,400 millones de dólares. Así que aunque todavía se encuentra en la nación, ya no cuenta las ventas generadas.

(En un correo enviado por PepsiCo a Expansión, la firma detalla que sus operaciones de bebidas y alimentos en Venezuela se mantienen hoy día.)

Lo mismo pasa con General Mills: los venezolanos comen Cheerios, pero la marca de cereales no se molesta por reclamar las ganancias en Caracas.

Bridgestone dejó Venezuela el año pasado. Colgate, Kimberly Clark y Mondelez también cortaron vínculos en los años recientes.

Los restaurantes McDonald's son operados por la franquicia Arcos Dorados, pero no cuentan en las ganancias de McDonald's. En enero de 2015, los McDonald's en Venezuela se quedaron temporalmente sin papas fritas. El año pasado tuvieron que suspender temporalmente la producción de Big Mac, pues no podía proveer el pan.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La Coca-Cola se vende bajo una entidad corporativa diferente, la embotelladora mexicana Coca-Cola FEMSA. En 2016, suspendieron su operación debido a una escasez de azúcar.

American Airlines todavía vuela hacia el país desde Miami. Pero esta aerolínea, junto con Delta, United y otras estadounidenses tratan de recuperar los 3,800 millones de dólares en ganancias que fueron incautados por el gobierno, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo.

Ahora ve
Hallan gigantesca área de contaminación oceánica del tamaño de México
No te pierdas
×