Túnel Emisor Oriente triplica costo en una década… y sigue inconcluso

El megadrenaje que evitará inundaciones en la Ciudad de México y el Estado de México lleva cerca de una década en desarrollo y su costo se ha elevado significativamente.
Avance lento.  A casi una década de iniciada la obra, la excavación del túnel tiene un avance de 26%, pero ya se concluyeron las 15 lumbreras a lo largo de los 62 kilómetros que medirá el drenaje profundo.  (Foto: Anylú Hinojosa-Peña)
Ana Valle
HIDALGO (Expansión) -

Hace casi una década, las inundaciones por la lluvia en el Valle de México alertaron sobre la necesidad de un cuarto sistema de drenaje. El Túnel Emisor Oriente (TEO) comenzó su construcción en 2008 como obra de emergencia. Nueve años más tarde, la inversión de la obra supera los 41,000 millones de pesos y apenas tiene un avance físico del 60%.

De acuerdo con Transparencia Presupuestaria, el TEO ha recibido recursos públicos para su construcción desde el 2008, y el último año en que dedicaran una partida presupuestal al proyecto será en 2018 por 34,000 millones de pesos.

La inversión total del proyecto, de acuerdo a cifras oficiales, ascenderá a 41,598 millones de pesos, tres veces más a lo presupuestado. Cuando se adjudicó la obra se consideraba una inversión de 11,035 millones de pesos.

“Originalmente este contrato no tenía un proyecto (ejecutivo) y el primer convenio es producto de esto, lo que quiere decir que cuando se contrató no estaba dimensionado perfectamente el alcance real y lo que se iba a encontrar con la perforación”, dijo Roberto Ramírez, director general de Conagua, dependencia a cargo de la obra.

Lee: Dos obras que evitaran que la Ciudad de México se inunde, según Conagua.

La obra fue adjudicada de forma directa y sin licitación al consorcio Commisa, conformado por las empresas Carso, ICA (y algunas de sus subsidiarias), y Lombardo Construcciones. Adrián Lombardo, director general del proyecto, no duda que debió hacerse así la obra, pues tan solo hacer un proyecto ejecutivo para un túnel de esta magnitud demoraría cerca de una década, y otra adicional en su construcción.

En 2018 se tiene estimado obtengan cerca de 5,083 millones para la conclusión de las obras, de acuerdo con Transparencia. El drenaje estará terminado y entrará en operación a finales del siguiente año, dijo Ramírez durante un recorrido a la obra. Sin embargo, el avance físico que reporta Transparencia Presupuestal es de 59.91% en total.

La inversión del proyecto ha sufrido tres modificaciones desde 2008, relacionadas con costos adicionales por la realización del proyecto ejecutivo y las pruebas geológicas a lo largo de los 62 kilómetros de la obra, entre otros.

El sistema arranca en el Río de los Remedios y concluye en Hidalgo, en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de Atotonilco, la más grande de Latinoamérica. Solo esta PTAR tiene capacidad para tratar el 12% del agua residual que se genera en el país.

Lee: Mancera pide 10,000 mdp para infraestructura contra inundaciones.

Con al TEO, se incrementará en 70% la capacidad de desalojo de aguas negras y pluviales del Valle de México, cuando opere en su totalidad durante la temporada de lluvias de 2019, explicó Francisco Muñiz, director de Drenaje y Saneamiento de Conagua.

El túnel puede durar hasta 40 años. de acuerdo con funcionarios de Conagua, pero el portal de Transparencia destaca que el tiempo de vida del proyecto es de 26 años, y en cada uno se requerirán cerca de 6,000 millones de pesos para mantenimiento y operación.

Ahora ve
Cinco lesiones escalofriantes en el deporte
No te pierdas
×