Abbasi, el hotel más hermoso de Medio Oriente

En el Abassi no abundan las amenidades modernas; no tiene un gimnasio de última ni cafeteras para capuchino en las habitaciones (aunque su wifi es increíble), pero esto le da más encanto.
¿El más bello de Irán?  El hotel más antiguo también podría ser el más bello del país, si no es que de la región. El Abassi, que abrió sus puertas en el siglo XVIII, representa al auténtico diseño persa.  (Foto: Cortesía de Fariborz Alagheband)
Amir Daftari
(CNN) -

Si hojeas cualquier revista de viajes en estos tiempos, es muy probable que te topes con un artículo en el que se promueva a Irán como el próximo gran destino.

Lo que ha causado el incremento en el interés en esta república islámica es el estira y afloja geopolítico, en forma de un acuerdo nuclear con las potencias mundiales, con el que se puso fin a una serie de viejas sanciones.

Lee: 34 bellas razones para visitar Irán

Aunque el país trata de modernizar su sector turístico para prepararse para el incremento de visitantes (llegaron 5.2 millones de personas en 2016 y se esperan más para 2017), sus ofertas más tradicionales siguen teniendo potencial para fascinar y no hay ninguna como el Hotel Abassi, un establecimiento opulento aunque desgastado, situado en la ciudad antigua de Isfahán.

Es un sitio sin igual.

Exclusividad
Exclusividad  Las suites Qayar y Safávida del Abbasi (en la foto) son las habitaciones más representativas.  (Foto: Sajjad Memari/Creative Commons)

Isfahán tiene su buena cuota de maravillas históricas (y algunas son sitios patrimonio de la humanidad de la Unesco), pero en muchos sentidos, el Abassi se ha vuelto una atracción turística por mérito propio.

Lee: 15 nuevos hoteles para visitar en 2017

El edificio se construyó hace 300 años, durante el reinado del sultán Hussein, de la dinastía safávida. Se usó originalmente como parador para los mercaderes que transitaban por la antigua Ruta de la Seda.

Singular y bellamente persa

El complejo ofrecía refugio no solo a los comerciantes, sino también a los camellos y a los caballos con los que transportaban sus mercancías.

OPINIÓN: ¿Cómo lograr viajar en 2017?

Los años, las décadas y los siglos siguientes hicieron sentir su peso en el antiguo caravasar (que durante principios del siglo XX se usó como cuartel militar) y empezó a deteriorarse.

Detalles
Detalles  Hasta los techos del Abassi se merecen una foto en Instagram.  (Foto: Amir Daftari)

En la década de 1950, el arqueólogo francés André Godard, quien se encontraba trabajando en Irán, se impuso la misión de luchar por restaurarlo. Poco después, el Abassi se volvió lo que es hoy: un hotel de cuatro estrellas, imbuido de un pasado antiguo.

Lee: ¿A dónde prefieren viajar los mexicanos?

En el Abassi no abundan las amenidades modernas. No tiene un gimnasio de última ni cafeteras para capuchino en las habitaciones (aunque su wifi es increíble), pero esto le da más encanto.

En un mundo globalizado, dominado por las franquicias, el Abbasi es único. En este hotel todo gira alrededor de la atmósfera. Es más, es singularmente persa.

Verdes esmeralda

"Exhortaría a cualquier persona que viaje a Irán a hospedarse aquí porque es una experiencia única en la vida", dice Jamal Zandi, gerente general del hotel.

Lee: La opulencia en el hotel Emirates Palace de Abu Dabi

Y de verdad que no exagera.

Historia
Historia  El Abassi fue alguna vez un parador para los comerciantes de la Ruta de la Seda.  (Foto: CNN)

Los corredores están bordeados con auténticas pinturas en miniatura; el techo del lobby está finamente detallado y el área de comedores está adornada con hermosos espejos, candelabros resplandecientes y murales coloridos que suelen estar relacionados con las nociones románticas de "Oriente".

Gracias a la abundancia de verdes esmeralda, azules jazmín y dorados profundos, es inevitable que los visitantes saquen sus cámaras en cuanto entran.

Lee: Los 11 mejores hoteles del mundo en medio de la nada

El hotel tiene alrededor de 225 habitaciones, entre ellas 23 suites; se divide en dos alas: la nueva y la antigua. Las habitaciones del ala nueva se construyeron en la década de 1970 y son un poco simplonas. Al parecer, la recreación de la apariencia y la atmósfera original del hotel no fue prioridad cuando se construyeron y son descoloridas e insulsas.

Los huéspedes que logren hospedarse en el ala antigua, particularmente en las suites Qayar y Safávida, se llevarán una gran sorpresa. Estas habitaciones se restauraron espléndidamente y están decoradas con un estilo tradicional elegante y nada recargado.

Lee: El mejor hotel de Abu Dabi, en medio del desierto

La tarifa por noche es de unos 350 dólares (alrededor de 7,000 pesos), así que es relativamente costoso.

Un oasis en la ciudad

Lo que hace particularmente especial al Abassi es su patio al aire libre.

Se trata de un hermoso jardín persa, muy bien cuidado y adornado con fuentecillas, avenidas bordeadas por arroyos, jardineras con flores brillantes y membrillos cargados de frutos.

Lee: ¿Trabajo y diversión? Hoteles de negocios inteligentes

Los visitantes pasan el rato bebiendo té, leyendo o simplemente escondiéndose del ajetreo de la ciudad en este oasis.

Variedad
Variedad  El Hotel Abassi tiene seis restaurantes, incluidos una cafetería, una casa de té tradicional y un salón para desayunos.  (Foto: Cortesía hotel Abassi)

El restaurante del patio es famoso por su ash-e reshteh, una especie de sopa de fideos espesos con toda clase de leguminosas y especias, típicamente iraní.

"Muchos iraníes creen que una visita al Abassi para probar la sopa es parte esencial del viaje a Isfahán", explica Arian Aghamardi, huésped frecuente del hotel. "No hay nada mejor para calentarte en un día frío".
El equipo de CNN visitó el hotel en invierno, pero el jardín estaba verde y hermoso. Solo puede ser más espectacular en primavera.

Lee: 20 destinos de viaje que no debes perderte

Está claro que los tiempos están cambiando en Irán y que entran nuevos hoteles en escena.

Aunque el gobierno estadounidense aún aplica sanciones a este país (cosa que probablemente siga igual con el nuevo presidente, Donald Trump), las cadenas hoteleras de otros países ya están empezando a instalarse.

El grupo francés Accor fue el pionero en 2016. Otras siguen su ejemplo, tales como la cadena emiratí Rotana y la española Meliá. Se espera que para 2018, haya seis marcas internacionales en Irán.

Lee: Los 10 mejores viajes por carretera del mundo

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Sin embargo, cualquier persona que visite Isfahán se perdería de algo fantástico si cuando menos no va al Abassi a echar un vistazo.

Les garantizamos que será uno de los mejores recuerdos de cualquier estancia en Irán.

Ahora ve
Donald Trump reaviva con Marshawn Lynch su polémica con la NFL
No te pierdas
×