Baselworld 2017: Los relojeros desentierran el pasado para salvar el futuro

A pesar de experimentar sus rachas sombrías, la industria relojera mira optimista hacia el futuro.
Bulgari Octo Finissimo Automatique  "Si usted no piensa en Bulgari como una empresa de relojes seria, piense de nuevo": Jack Forster.  (Foto: BVULGARI)
Cara Barrett

Nota del editor: Esto es parte de una serie dedicada a la última edición del salón mundial de la relojería y joyería, Baselworld 2017. Cara Barrett es redactora de la revista digital Hodinkee, especializada en relojes.

(CNN) – Cada año, cuando la nieve de los Alpes suizos comienza a derretirse, más de 120,000 personas visitan un pequeño pueblo llamado Basilea, convocados por la mayor feria mundial de relojería y joyería.

Coleccionistas, periodistas, vendedores y amantes de los relojes antiguos, todos acuden a la feria Baselworld.

Lee: El misterio y el arte de los 'relojes secretos'

Todos concentrados en una superficie de 1.5 millones de pies cuadrados llena de lujosas boutiques efímeras (donde no se puede comprar nada) que exhiben los últimos modelos.

A pesar de que esta edición es ligeramente menos bulliciosa que las de años anteriores, había mucho que ver y sinfín de tendencias que examinar.

Lo vintage está de moda

Las piezas de inspiración vintage estaban por todas partes.

Omega, TAG Heuer y Seiko (para nombrar sólo un puñado), lanzaron notables relojes con detalles de sus predecesores vintage.

Lee: Los relojes más geniales que han adornado la pantalla grande

Uno particularmente interesante fue el Longines Heritage 1945, un modelo inspirado en el reloj personal del fundador de Hodinkee, Benjamin Clymer.

Longines Heritage 1945
Modelo  Longines Heritage 1945  (Foto: LONGINES)

La segunda colección de inspiración vintage más notable es creación de Omega, que lanzó una trilogía de ‘remakes’ de relojes que debutaron originalmente en 1957.

El conjunto incluye un Railmaster, un Speedmaster y un Seamaster, y los coleccionistas se apiñaban alrededor del stand de Omega desde el momento en que se abrieron las puertas de la feria.

Lidiando con una caída en las ventas

Al igual que en la feria relojera SIHH de enero, estaba claro que las marcas estaban resintiendo una disminución de las ventas.

Lee: Un reloj inteligente que se carga con calor corporal

En consecuencia, muchos de los relojes que vimos tenían precios más bajos y ofrecían una estupenda relación calidad-precio.

Grand Seiko SBGW253
Modelo  Grand Seiko SBGW253  (Foto: GRAND SEIKO)

Una estrella en particular fue el Grand Seiko SBGW253 de acero, que cuenta con un calibre 9S64 y un aspecto de la vieja escuela por 5,700 dólares.

NOMOS Glashütte, siempre el favorito de los minimalistas, añadió el Club Campus a su línea. Disponible en 36 mm y 38 mm, el reloj cuenta con un dial inusual con números romanos y árabes y destellos de color brillante.

Se vende por aproximadamente 1,500 dólares, dependiendo del modelo.

Lee: Gear S3, muestra de que también existen smartwatches elegantes

A pesar de experimentar sus rachas sombrías, la industria relojera mira optimista hacia el futuro.

Ahora ve
El gobierno venezolano celebra victoria en los comicios regionales
No te pierdas
×