El ‘Slim financiero’ sale de las sombras

Conoce en esta primera entrega la historia del mexicano más influyente de Wall Street.

El desconocido que defiende a Argentina

1
David Martinez  El regiomontano es comparado con el empresario Carlos Slim, por su habilidad para saber cuándo invertir en instituciones en crisis y cuándo vender.  (Foto: Ilustración: Vincente Martí)

Nota del editor: La segunda parte de este reportaje de la revista Expansión, correspondiente a su edición del 26 de abril del 2013, fue publicada en CNNExpansión el martes 21 de mayo. Consúltala aquí.

David Martínez Guzmán, el mexicano más influyente de Wall Street, invierte miles de millones de dólares en reestructuras de deuda de empresas y países, pero pocos saben exactamente quién es, pues ha evitado los reflectores. Sin embargo, en los últimos meses dio entrevistas a dos diarios y escribió un artículo para el Financial Times donde defiende a Argentina en su batalla legal contra los llamados 'fondos buitre'. ¿Por qué su defensa? Una esperada decision judicial podría descarrilar su negocio en ese país.

Martínez, dueño del fondo Fintech Advisory, es un hombre discreto. A pesar de haber invertido miles de millones de dólares en empresas y países latinoamericanos en las últimas dos décadas, para muchos, este regiomontano de casi 56 años sigue siendo un desconocido. Las inversiones Fintech se extienden desde Nueva York hasta la Patagonia. Con frecuencia se reúne con mandatarios, secretarios de Estado, banqueros y empresarios, pero pocos saben cómo es. En internet sólo circula una foto suya. De hecho, contrató a una empresa para ocultar sus registros de dominios, publica la revista Expansión en su edición del 26 de abril de 2013.

Compró un dúplex en uno de los edificios más caros de Nueva York y se rumora que adquirió una pintura de Jackson Pollock en 140 millones de dólares (mdd). The New York Times y Bloomberg Markets escribieron sobre él, pero a ninguno le dio entrevista.

Por eso sorprendió cuando a fines de noviembre de 2012 y en menos de 48 horas, concedió entrevistas a dos diarios de Buenos Aires. Luego, en marzo de 2013, continuó su campaña con una columna en la edición del Financial Times en Estados Unidos.

"He participado en casi todas las reestructuras de deuda soberana de los últimos 25 años", escribió Martínez en su columna titulada: Los jueces de EU están poniendo en peligro las finanzas internacionales.

El negocio de comprar deuda de empresas y países en crisis le permitió a Martínez ganar miles de millones de dólares desde que fundó Fintech Advisory con un préstamo de su abuela en 1987. Siempre lo hizo en un silencio extremo.

Martínez: su negocio es la crisis

2
vitro  (Foto: Cortesía Vitro)

David Martínez se dedica a comprar deuda de empresas o países en suspensión de pagos desde hace por lo menos 26 años, cuando creó su fondo Fintech Advisory, tras pasar por el área de Mercados Emergentes del banco estadounidense Citi. Por lo general, el mexicano adquiere en el mercado secundario los títulos de deuda que bancos y fondos de ahorro compraron directamente de las empresas o países en problemas. Muchos terminan vendiendo sus bonos (o pagarés) ante la incertidumbre de no saber cuánto y cuándo cobrarán. Los entregan por un monto menor a su valor nominal.

Así, por ejemplo, Martínez termina comprando deuda con un valor nominal de 100 millones de dólares (mdd) en sólo 50 mdd. Incluso si cobra sólo 60 centavos por cada dólar, aún obtiene una ganancia de 10 mdd.

"Sabe cuándo comprar deuda barata cuando se la ofrecen por centavos. Sabe ver tendencias antes que nadie", dice José Gonzales, director de la consultora ECG Asset Management a la edición del 26 de abril de la revista Expansión, y que en algún momento negoció con el fondo del mexicano.

En la comunidad financiera hay quienes comparan a Martínez con Carlos Slim, por su habilidad para saber cuándo invertir en instituciones en crisis y cuándo vender.

En los últimos 11 años, el regiomontano compró bonos de deuda del conglomerado industrial Cydsa, de Tomás González Sada, y de Vitro, la vidriera de Adrián Sada González, cuando ambas enfrentaban problemas para pagar sus deudas. En el caso de Vitro, la participación de Martínez aseguró la supervivencia de la empresa.

El inversionista ayudó a que Vitro siguiera operando en Estados Unidos, el segundo mercado más importante para la vidriera.

Durante casi dos años, los abogados de Vitro pelearon, sin éxito, para que la justicia estadounidense reconociera su concurso mercantil voluntario, que especificaba cuánto pagaría la firma y en qué tiempo. Sin la aprobación, habría tenido que pagar de golpe 729 mdd.

Ésa era la deuda que reclamaba un grupo de acreedores inconformes liderados por los fondos Elliott Management y Aurelius Capital Management, de los más litigiosos del mundo. Cuando los abogados de la vidriera habían agotado casi todas las vías legales para lograr que se aprobara el concurso mercantil, Martínez intervino.

El cazador de dinero

3
dolar escaleras  (Foto: Getty)

David Martínez, cuya tatarabuela paterna fue hermana del bisabuelo paterno de Adrián Sada, director general de Vitro, acordó comprar la deuda de los fondos Elliott, Aurelius y los demás acreedores. La condición: que cancelaran todas las demandas que tenían contra Vitro. A cambio, Martínez alcanzó un acuerdo para obtener un 20% de participación en Vitro y un bono de deuda por 235 millones de dólares (mdd). (El acuerdo debe ser aprobado por los accionistas de la empresa y los reguladores).

"La participación de Fintech fue crucial para que pudiéramos establecer las bases del acuerdo alcanzado", dijo Claudio del Valle, director general de Reestructura de Vitro, en un comunicado.

Cuatro años antes, en 2009, Martínez jugó un papel clave para que la justicia mexicana aprobara el concurso mercantil de Vitro.

En diciembre de ese año, el regiomontano le compró a Vitro siete terrenos por 75 mdd. Pero, según el juez estadounidense Harlin Hale, que rechazó reconocer el concurso de la vidriera en Estados Unidos, como en papel las propiedades pertenecían a las subsidiarias de Vitro, la transacción se contabilizó como deuda que la matriz le debía a sus filiales.

Con esta operación, las subsidiarias se convirtieron en acreedoras de Vitro y, como tales, tenían derecho bajo la ley mexicana a votar a favor del plan de reestructura de la compañía.

"A pesar de que los acreedores con 74.67% de los créditos reconocidos de deuda votaron a favor del plan, más del 50% de los votos fueron de subsidiarias de Vitro", escribió Hale en un dictamen legal.

"Es muy fácil crear una carga superior de deuda a través de triangulaciones de deuda", dice un miembro de una de las familias más ricas de Monterrey, quien conoce a David Martínez desde hace años.

La reunión con Néstor Kirchner

4

Guillermo Nielsen conoció a David Martínez en Dubai en septiembre de 2003. El ex secretario de Finanzas de Argentina participó en la reunión anual de las juntas de gobierno del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Nielsen iba a Medio Oriente a tratar de limpiar la imagen de Argentina frente a la comunidad económica internacional. El país seguía siendo el paria de los mercados internacionales, ya que dos años antes, en 2001, había declarado la suspensión de pagos de deuda soberana más grande de la historia.

Por eso, adelantó en Dubai detalles del plan de reestructura que el gobierno del entonces presidente de Argentina, Néstor Kirchner, proponía para pagar parte de su deuda de 900,000 millones de dólares (mdd).

"Argentina en ese momento pasó a ser el centro del mundo financiero. Nunca había habido un default tan grande", dice Nielsen.

Aunque Guillermo Nielsen nunca había escuchado hablar de David Martínez, dos empresarios argentinos le recomendaron reunirse con él. El regiomontano ya tenía fama de experto en reestructuras de deuda soberana. El encuentro fue en el World Trade Center de Dubai. Nielsen explicó a Martínez lo que el gobierno argentino pensaba hacer con su deuda soberana.

"No me impresionó como un tipo capaz de pensar las cosas en profundidad. No estuvo a la altura de las recomendaciones que me habían hecho", recuerda el ex secretario.

Aun así, Nielsen volvió a reunirse con David Martínez entre seis y 10 ocasiones más. Algunas veces en Nueva York y otras en Londres, donde el mexicano tiene oficinas y vive parte del año. Los encuentros ayudaron al mexicano a entender mejor la situación financiera y económica de Argentina.

Por su parte, Guillermo Nielsen quedó impresionado por el estilo de negociación de Martínez. Finalmente, entendió por qué le habían insistido en que se reuniera con él.

"Es un tipo brillante. Un gran seductor. Su estilo de negociación es el de un tipo racional, con argumentos convincentes y objetivos", dice Nielsen.

El ‘amigo’ de Argentina

5
firma  Durante la reunión entre David Martínez con Néstor Kirchner, ambos hablaron de las posibilidades de inversión en algunos negocios. Luego del encuentro, el financiero compró 40% de las acciones de Cablevisión, de Grupo Clarín. /  (Foto: Getty)

La relación entre David Martínez y el gobierno de Néstor Kirchner se fue haciendo más fuerte. En 2006, el mexicano se reunió con el entonces presidente argentino. El encuentro fue en el consulado argentino en Nueva York, que queda muy cerca de las oficinas de Fintech Advisory en la Quinta Avenida. "Fue una charla muy formal. Hablamos de las posibilidades de inversión en algunos negocios", recuerda Alberto Fernández, jefe de Gabinete de Kirchner y uno de los cinco asistentes a la reunión, a la edición del 26 de abril de 2013 a la revista Expansión.

Víctor Bugge, fotógrafo de la presidencia argentina, estuvo en la reunión. Tomó la única foto de Martínez que circula en internet. El inversionista regiomontano, de pelo oscuro y algunas canas, cejas pronunciadas, nariz redondeada y tez morena clara, aparece estrechando la mano de Kirchner. Al fondo de la imagen, los observa Jorge Brito, presidente del banco argentino Macro, quien organizó la reunión.

Bugge, Fernández y Brito confirmaron que quien aparece en la fotografía es Martínez. (Expansión buscó en varias ocasiones al financiero para confirmar este y otros datos, pero todas las veces declinó dar declaraciones.)

"Si no recuerdo mal, fue la primera vez que se juntaron Néstor y David Martínez", dice Fernández.

Cinco días después del encuentro, Martínez compró 40% de las acciones de Cablevisión, el sistema de televisión por cable de Grupo Clarín, la empresa de medios más importante de Argentina. Al año siguiente, invirtió en la empresa energética argentina Genneia.

En 2011 asistió a la inauguración de un parque eólico de Genneia en Rawson, en Chubut, en la Patagonia.

En un video de la inauguración, grabado por la presidencia argentina, un hombre de traje gris, camisa azul cielo y corbata azul marino aplaude en la primera fila el discurso de Cristina Fernández de Kirchner, quien sucedió a su esposo como presidente de Argentina en 2007.

Carlos Serrano, gerente de Relaciones Institucionales de Genneia, y Nielsen confirmaron que ese hombre es Martínez, ahora con muchas más canas que cabellos oscuros y una barba y bigote ralos y tirando a grises.

No se conocen imágenes similares de Martínez en México, a pesar de la curiosidad que genera en círculos empresariales y financieros. Tampoco se sabe que haya tenido inversiones en empresas mexicanas de las que no fuera acreedor. Argentina parece ser el país donde diversificó su portafolio de inversiones y explora nuevos sectores.