Floyd Mayweather, el `Rey Midas´ de Las Vegas

El boxeador asegura que sus puños son una fuente de ganancias para decenas de personas; desde que firmó peleas en Las Vegas, la industria del juego en la ciudad del pecado ha crecido 6.6%.
floyd mayweather box  (Foto: Getty)
LAS VEGAS (Reuters) -

Como el personaje de cuento que todo lo que toca lo convierte en oro, Floyd Mayweather se ha convertido en el Rey Midas de Las Vegas: una fuente constante de ganancias que le garantiza el perdón de sus extravagancias y sus múltiples encontronazos con la ley.

El boxeador animará de nuevo la Meca del Juego con la pelea más grande jamás concertada, cuando el 2 de mayo enfrente a su némesis Manny Pacquiao con tres títulos de peso welter en disputa.

De una bolsa garantizada de 300 millones de dólares (mdd), que podría ascender más de acuerdo con la venta del PPV televisivo, el estadounidense tiene una tajada garantizada del 60%, y el filipino el resto.

"Estoy en la cima. Soy la cara del boxeo y estoy dedicado a mi oficio. Yo soy el 'Money' y hago ganar montones de dinero a mucha gente", dijo Mayweather en una de las muchas declaraciones que ha hecho previo a este combate.

La pelea de septiembre de 2013, en la cual venció al mexicano Saúl 'Canelo' Álvarez, batió récords en el PPV (televisión por pago) doméstico (150 millones) y la boletería en vivo (poco más de 20 millones).

Estas cifras seguro pasarán al olvido cuando se contabilice lo recaudado por el combate Mayweather-Pacquiao.

Mayweather, salvador de la Sin City

Mayweather decidió cambiarse el apodo de 'Pretty Boy' por el de 'Money' cuando dejó de ver el boxeo como un medio de ganarse la vida y empezó a mirarlo desde la perspectiva de un negocio rentable, ha dicho en entrevistas.

Hace casi 20 años, Mayweather sentó sus reales en Las Vegas, y desde entonces -problemas más, problemas menos-, se ha convertido en un ícono de la Ciudad del Pecado.

Las Vegas estuvo al borde de la quiebra hace cinco años. Especulaciones en el sector inmobiliario inflaron los precios y crearon una burbuja artificial, que al reventar dejó una economía arruinada, miles de bancarrotas privadas y buen número de suicidios.

Una de las mayores válvulas de escape de la ciudad para salir de esta crisis fue Mayweather. Desde que 'Money' firmó su contrato con el canal de TV de paga en Estados Unidos Showtime por seis peleas multimillonarias, la industria del juego en Las Vegas ha crecido un 6.6% en comparación con el 2012.

No por gusto, y a petición de los principales empresarios y autoridades locales, un juez de Las Vegas le aplazó a Mayweather el ingreso en la cárcel -para cumplir 90 días de prisión por violencia doméstica-, a fin de que pudiera pelear el 5 de mayo de 2012 contra el puertorriqueño Miguel Cotto.

El precio de una habitación sencilla el fin de semana en el MGM Grand es de 1,600 dólares el viernes o el sábado por la noche, más de 13 veces que la tasa del domingo. De las 150,544 habitaciones hoteleras de la ciudad, sólo hay disponible un 5%, a precidos exorbitantes, según el motor de búsqueda Vegas.com

Las aerolíneas han intercambiado aviones más pequeños por otros más grandes, y miles de viajeros arriban a diario al Aeropuerto Internacional McCarran en busca de su pedacito de glamour en este megacombate.

La arena del MGM Grand estará repleta en sus 16,800 capacidades, y algunos de esos privilegiados habrán pagado poco más de 300,000 dólares por un boleto cerca del ring.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Todo esto ha generado un hombre que encarna el "Sueño Americano". Un chico pobre, nacido en un hogar disfuncional, con padres drogadictos, que un día se propuso llegar a ser millonario. Lo ha logrado, y con creces.

"Cuando tenía 12 años, un día llegué del gimnasio y mis padres estaban peleando. Me tiré en la cama y pensé: 'voy a ser el hombre más rico del mundo', y desde entonces he perseguido ese sueño", declaró en uno de los  promocionales para su pelea contra 'Canelo' Álvarez.

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×