¿También hay problemas raciales en los Grammy?

Un miembro del bloque de votantes asegura que este sigue siendo “demasiado blanco y viejo”; el rapero negro Kendrick Lamar aspira este año a ganar el premio a mejor álbum del año.
Kendrick Lamar  Con 11 nominaciones al Grammy, el rapero está a una de alcanzar el récord de 12 que ostenta Michael Jackson. /  (Foto: Getty)
(Reuters) -

Uno de los votantes de los Grammy dijo que "el bloque de votantes sigue siendo demasiado blanco, demasiado viejo y demasiado masculino".

Un productor dice que cree que hay diversidad y evolución.

En una época en la que el tema de la raza ha cobrado gran prominencia, To Pimp a Butterfly, el álbum nominado al Grammy de Kendrick Lamar, presume su negritud como una seña de honor.

Lamar no ha sufrido por su honestidad brutal. Con 11 nominaciones al Grammy, el rapero está a una de alcanzar el récord de 12 que ostenta Michael Jackson. To Pimp a Butterfly incluso podría ganar el premio al álbum del año, el más prestigioso de los Grammy.

Pero, en un año en el que otra ceremonia de premiación ha recibido críticas por su falta de diversidad, ¿Lamar será la regla o la excepción?

Como ocurre en el mundo del cine, desde hace mucho se acusa al sector de la música de no hacerle justicia a los artistas de color. La revista Billboard publicó un artículo titulado Confessions of a Grammy voter: Industry heavyweights share their predictions — and gripes (Confesiones de un votante de los Grammy: Los peces gordos del sector hablan de sus predicciones… y sus quejas), en el que un productor y compositor anónimo de R&B y pop, de treinta y tantos años, se quejó de que "el bloque de votantes sigue siendo demasiado blanco, demasiado viejo y demasiado masculino".

Agregó: "Creo que hay una diferencia considerable respecto (a lo que ocurría) hace tres o cuatro años: los votantes se han diversificado en cuanto a minorías, mujeres y jóvenes… pero aún hay mucho camino por andar".

'Hay un poco de injusticia'

Hace poco se habló de si los artistas blancos como Adele y Sam Smith están sobrevaluados porque cantan canciones muy conmovedoras mientras que los cantantes negros de R&B cuentan con menos apoyo de las disqueras.

Jazmine Sullivan, cantante de R&B nominada al Grammy, dijo a The Associated Press que está consciente de que se especula que la raza puede haber sido factor para no haber alcanzado el mismo nivel que Adele a pesar de las similitudes.

"Supongo que me da gusto que la gente me reconozca de cierta forma y noto que hay un poco de injusticia en la forma en la que se recibe a los intérpretes negros de soul", dijo Sullivan. "Pero, al mismo tiempo, trato de no centrarme tanto en lo negativo".

Harvey Mason Jr. es un cantautor que ha ganado seis Grammy y que ha colaborado con superestrellas musicales tales como Elton John, Britney Spears, Justin Bieber y Mary J. Blige. Este año está nominado por su trabajo en la banda sonora de la cinta Pitch Perfect 2.

Mason dijo a CNN que la Academia de la Grabación, institución que otorga los Grammy, tiene una membresía abundante y diversa y que se está poniendo al día en términos de satisfacer los gustos de los aficionados.

Mason dice que Lamar es ejemplo de ello. Considera que el rapero adoptó un enfoque estilo Quincy Jones en su proyecto más reciente, ya que cuenta con diferentes artistas invitados y una producción muy rica.

"(Kendrick Lamar) encontró la forma de crear música original y eso es lo que le ha ayudado a llamar la atención", dijo Mason. "Lo cierto es que viene de un género (hip-hop) al que suele pasarse por alto, pero él ha elevado el estándar".

'Todos tienen intereses en la música estadounidense'

Los analistas se han manifestado tanto a favor como en contra.

Durante la carrera hacia los Grammy de 2015, Raquel Cepeda, de la revista Rolling Stone, señaló que "además de que todos los nominados a mejor artista nuevo han sido blancos (desde que Sheryl Crowe derrotó a Counting Crows en 1995), ¡también los nominados a disco del año son blancos! Además, —inhalen— una tercera parte de los nominados a mejor disco de rap también son blancos".

"Una cosa es vivir en otro mundo y otra es ser racista", prosiguió Cepeda. "No obstante, cuando algo empieza a dar señas de ser las dos cosas es cuando las teorías empiezan a surgir. Esta es una: El mundo de la música reclutó a Kidz Bop para que impulsara a Macklemore con el fin de frustrar al artista de hip-hop proletario del año, Kendrick Lamar. ¿En qué planeta están pensando los votantes con los conocimientos más básicos sobre cultura del hip-hop y el rap cuando piensan en que Macklemore le ganó a Lamar el premio al mejor artista nuevo (en 2014)?".

Por otro lado, Jesse Sendejas Jr., del sitio Houston Press, escribió hace poco que históricamente, "en gran medida, los mayores honores de la música han servido para reconocer las aportaciones de los artistas diversos de formas en las que al parecer los Óscar todavía no pueden".

"No ha habido un solo año en la historia de los Grammy en el que una persona de color no haya ganado una estatuilla", escribió Sendejas. "Eso se debe a que todos tienen intereses en la música estadounidense, cosa que no puede decirse del cine estadounidense".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Es evidente que la opinión está en manos de quien la da. Duke Ellington dijo alguna vez: "Sencillamente hay dos clases de música: la buena música y la otra". No importa si a veces parece que el rango de los votantes de los Grammy es limitado, dijo Mason, siempre y cuando la música siga conmoviendo al público.

"A la mayoría de la gente no le importa quién canta qué", dijo Mason. "No hay 'música negra' ni 'música blanca'. Si creas una buena obra de arte, la gente la escuchará".

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×